Lo nuevo - Mapa del sitio - Calendario
Acuerdos Comerciales - Proceso del ALCA
Temas Comerciales
English - français - português
Búsqueda
 

ORGANIZACIÓN MUNDIAL
DEL COMERCIO

WT/DS269/AB/R*
WT/DS286/AB/R

12 de septiembre de 2005

(05-3938)

Original: Inglés

COMUNIDADES EUROPEAS - CLASIFICACIÓN
ADUANERA DE LOS TROZOS DE POLLO
DESHUESADOS CONGELADOS

AB-2005-5

Informe del Órgano de Apelación


Índice

I. Introducción

II. Apelación de las Comunidades Europeas

A. Alegaciones de error formuladas por las Comunidades Europeas - Apelante 

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

a) Sentido corriente 
b) Contexto 
c) Práctica ulteriormente seguida 
d) Objeto y fin 

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena 

a) Circunstancias de la celebración 
b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas 

B. Argumentos del Brasil - Apelado 

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena 

a) Sentido corriente
b) Contexto 
c) Práctica ulteriormente seguida 
d) Objeto y fin 

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena 

a) Circunstancias de la celebración 
b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas 

C. Argumentos de Tailandia - Apelado

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena 

a) Sentido corriente 
b) Contexto 
c) Práctica ulteriormente seguida
d) Objeto y fin 

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena 

a) Circunstancias de la celebración 
b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas 

III. Otras apelaciones del Brasil y Tailandia 

A. Alegaciones de error formuladas por el Brasil - Otro apelante 

1. Mandato

a) Medidas comprendidas en el mandato 
b) Productos comprendidos en el mandato

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena 

B. Alegaciones de error formuladas por Tailandia - Otro apelante 

1. Mandato

a) Medidas comprendidas en el mandato 
b) Productos comprendidos en el mandato 

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

C. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado 

1. Mandato 

a) Medidas comprendidas en el mandato 
b) Productos comprendidos en el mandato 

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz de los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena

IV. Argumentos de los terceros participantes 

A. China 

B. Estados Unidos 

V. Cuestiones planteadas en esta apelación

VI. Introducción 

VII. Mandato 

A. Medidas comprendidas en el mandato 

B. Productos comprendidos en el mandato 

VIII. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena 

A. Sentido corriente del término "salados" en la partida 02.10 de la Lista de las CE 

1. Análisis del sentido corriente y el "contexto fáctico" del término "salados" 

2. La alegación de las Comunidades Europeas basada en el artículo 11 del ESD

3. Conclusión acerca del sentido corriente

B. "Contexto"

1. ¿Qué constituye contexto para la interpretación del término "salados" de la partida 02.10 de la Lista de las CE?

2. Sentido del término "salados", de la partida 02.10 de la Lista de las CE, considerado en su contexto

a) Los demás términos de la partida 02.10, distintos de "salados
b) La estructura del capítulo 2 de la Lista de las CE y el Sistema Armonizado y sus Notas pertinentes 

3. La Regla 3 de las Reglas generales para la interpretación del Sistema Armonizado 

4. Conclusión acerca del "contexto" 

IX. Objeto y fin 

A. Objeto y fin del tratado o de una determinada disposición del tratado  

B. ¿Se basó el Grupo Especial como principio de interpretación en el criterio de la "expansión del comercio"? 

C. Un criterio basado en la "conservación", ¿socava la seguridad y previsibilidad de las concesiones arancelarias? 

D. ¿Estaba destinada la partida 02.10 a incluir carne de aves congelada (salada)? 

X. Práctica ulteriormente seguida 

A. ¿Qué puede considerarse una práctica? 

B. ¿Cómo consta el acuerdo de las partes que no han seguido una práctica?

C. ¿Existió en este caso "coherencia" de la práctica de clasificación aduanera? 

D. Conclusión 

XI. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena

A. Introducción

B. El concepto de las "circunstancias de la celebración de un tratado"

1. El concepto de "circunstancias" 

2. Pertinencia de las circunstancias para la interpretación 

3. "Circunstancias" ¿en qué momento?

4. ¿Qué tipo de conocimiento se requiere? 

5. ¿Los actos o instrumentos de quién pueden ser considerados "circunstancias"?

6. ¿Qué tipos de hechos, actos e instrumentos?

C.  Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas

1. Reglamento (CE) Nº 535/94 

2. Las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en los asuntos Dinter y Gausepohl 

D. Conclusión 

XII. Constataciones y conclusiones 

ANEXO I Notificación de la apelación de las Comunidades Europeas de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 del ESD 

ANEXO II Notificación de otra apelación del Brasil de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 y el artículo 17 del ESD, y de conformidad con el párrafo 1 de la Regla 23 de los Procedimientos de trabajo para
el examen en apelación

ANEXO III Notificación de otra apelación de Tailandia de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 y el artículo 17 del ESD, y de conformidad con el párrafo 1 de la Regla 23 de los Procedimientos de trabajo para el examen en apelación 

ANEXO IV Capítulo 2 del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías 


CUADRO DE ASUNTOS CITADOS EN EL PRESENTE INFORME

Título abreviado

Título completo y referencia

Argentina - Calzado (CE)

Informe del Órgano de Apelación, Argentina - Medidas de salvaguardia impuestas a las importaciones de calzado, WT/DS121/AB/R, adoptado el 12 de enero de 2000

Argentina - Calzado (CE)

Informe del Grupo Especial, Argentina - Medidas de salvaguardia impuestas a las importaciones de calzado, WT/DS121/R, adoptado el 12 de enero de 2000, modificado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS121/AB/R

Argentina - Textiles y prendas de vestir

Informe del Órgano de Apelación, Argentina - Medidas que afectan a las importaciones de calzado, textiles, prendas de vestir y otros artículos, WT/DS56/AB/R y Corr.1, adoptado el 22 de abril de 1998

Brasil - Aeronaves

Informe del Órgano de Apelación, Brasil - Programa de financiación de las exportaciones para aeronaves, WT/DS46/AB/R, adoptado el 20 de agosto de 1999

Brasil - Coco desecado

Informe del Órgano de Apelación, Brasil - Medidas que afectan al coco desecado, WT/DS226/AB/R, adoptado el 20 de marzo de 1997

Canadá - Período de protección mediante patente

Informe del Grupo Especial, Canadá - Período de protección mediante patente, WT/DS170/R, adoptado el 12 de octubre de 2000, confirmado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS170/AB/R

Canadá - Productos lácteos

Informe del Órgano de Apelación, Canadá - Medidas que afectan a la importación de leche y a las exportaciones de productos lácteos, WT/DS103/AB/R, WT/DS113/AB/R, adoptado el 27 de octubre de 1999

CE - Accesorios de tubería

Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Derechos antidumping sobre los accesorios de tubería de fundición maleable procedentes del Brasil, WT/DS219/AB/R, adoptado el 18 de agosto de 2003

CE - Banano III

Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Régimen para la importación, venta y distribución de bananos, WT/DS27/AB/R, adoptado el 25 de septiembre de 1997

CE - Equipo informático

Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Clasificación aduanera de determinado equipo informático, WT/DS62/AB/R, WT/DS67/AB/R, WT/DS68/AB/R, adoptado el 22 de junio de 1998

CE - Hormonas

Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Medidas que afectan a la carne y los productos cárnicos (hormonas), WT/DS26/AB/R, WT/DS48/AB/R, adoptado el 13 de febrero de 1998

CE - Subvenciones a la exportación de azúcar

Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Subvenciones a la exportación de azúcar, WT/DS265/AB/R, WT/DS266/AB/R, WT/DS283/AB/R, adoptado el 19 de mayo de 2005

CE - Trozos de pollo (Brasil)

Informe del Grupo Especial, Comunidades Europeas - Clasificación aduanera de los trozos de pollo deshuesados congelados, Reclamación del Brasil, WT/DS269/R, 30 de mayo de 2005

CE - Trozos de pollo (Tailandia)

Informe del Grupo Especial, Comunidades Europeas - Clasificación aduanera de los trozos de pollo deshuesados congelados, Reclamación de Tailandia, WT/DS286/R, 30 de mayo de 2005

Chile - Sistema de bandas de precios

Informe del Órgano de Apelación, Chile - Sistema de bandas de precios y medidas de salvaguardia aplicados a determinados productos agrícolas, WT/DS207/AB/R, adoptado el 23 de octubre de 2002

Corea - Productos lácteos

Informe del Órgano de Apelación, Corea - Medida de salvaguardia definitiva impuesta a las importaciones de determinados productos lácteos, WT/DS98/AB/R, adoptado el 12 de enero de 2000

Estados Unidos - Acero al carbono

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Derechos compensatorios sobre determinados productos planos de acero al carbono resistente a la corrosión procedentes de Alemania, WT/DS213/AB/R, adoptado el 19 de diciembre de 2002

Estados Unidos - EVE

Informe del Grupo Especial, Estados Unidos - Trato fiscal aplicado a las "empresas de ventas en el extranjero", WT/DS108/R, adoptado el 20 de marzo de 2000, modificado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS108/AB/R

Estados Unidos - Gasolina

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Pautas para la gasolina reformulada y convencional, WT/DS2/AB/R, adoptado el 20 de mayo de 1996

Estados Unidos - Juegos de azar

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medidas que afectan al suministro transfronterizo de servicios de juegos de azar y apuestas, WT/DS285/AB/R, adoptado el 20 de abril de 2005

Estados Unidos - Ley de compensación (Enmienda Byrd)

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Ley de compensación por continuación del dumping o mantenimiento de las subvenciones de 2000, WT/DS217/AB/R, WT/DS234/AB/R, adoptado el 27 de enero de 2003

Estados Unidos - Ley de compensación (Enmienda Byrd) (CE)
(párrafo 6 del artículo 22 - Estados Unidos)

Decisión del Árbitro, Estados Unidos - Ley de compensación por continuación del dumping o mantenimiento de las subvenciones de 2000, Reclamación inicial de las Comunidades Europeas - Recurso de los Estados Unidos al arbitraje previsto en el párrafo 6 del artículo 22 del ESD, WT/DS217/ARB/EEC, 31 de agosto de 2004

Estados Unidos - Madera blanda IV

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Determinación definitiva en materia de derechos compensatorios con respecto a determinada madera blanda procedente del Canadá, WT/DS257/AB/R, adoptado el 17 de febrero de 2004

Estados Unidos - Salvaguardias sobre el acero

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medidas de salvaguardia definitivas sobre las importaciones de determinados productos de acero, WT/DS248/AB/R, WT/DS249/AB/R, WT/DS251/AB/R, WT/DS252/AB/R, WT/DS253/AB/R, WT/DS254/AB/R, WT/DS258/AB/R, WT/DS259/AB/R, adoptado el 10 de diciembre de 2003

Estados Unidos - Tubos

Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medida de salvaguardia definitiva contra las importaciones de tubos al carbono soldados de sección circular procedentes de Corea, WT/DS202/AB/R, adoptado el 8 de marzo de 2002

Guatemala - Cemento I

Informe del Órgano de Apelación, Guatemala - Investigación antidumping sobre el cemento Portland procedente de México, WT/DS60/AB/R, adoptado el 25 de noviembre de 1998

Japón - Bebidas alcohólicas II

Informe del Órgano de Apelación, Japón - Impuestos sobre las bebidas alcohólicas, WT/DS8/AB/R, WT/DS10/AB/R, WT/DS11/AB/R, adoptado el 1º de noviembre de 1996

México - Telecomunicaciones

Informe del Grupo Especial, México - Medidas que afectan a los servicios de telecomunicaciones, WT/DS204/R, adoptado el 1º de junio de 2004

República Dominicana - Importación y venta de cigarrillos

Informe del Órgano de Apelación, República Dominicana - Medidas que afectan a la importación y venta interna de cigarrillos, WT/DS302/AB/R, adoptado el 19 de mayo de 2005

República Dominicana - Importación y venta de cigarrillos

Informe del Grupo Especial, República Dominicana - Medidas que afectan a la importación y venta interna de cigarrillos, WT/DS302/R, adoptado el 19 de mayo de 2005, modificado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS302/AB/R

CUADRO DE ABREVIATURAS UTILIZADAS EN EL PRESENTE INFORME

Abreviatura

Definición

Acuerdo sobre la OMC

Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio

CDI

Comisión de Derecho Internacional

Convención de Viena

Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados , hecha en Viena el 23 de mayo de 1969, documento de las Naciones Unidas A/CONF.39/27, 1155 United States Treaty Series, página 331

Decisión 2003/97/CE

Decisión de la Comisión, de 31 de enero de 2003, por lo que se refiere a la validez de algunas informaciones arancelarias vinculantes (IAV) emitidas por República Federal de Alemania [notificada con el número C(2003) 77] (2003/97/EC)

ESD

Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias

GATT de 1994

Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994

IAV

Información arancelaria vinculante

Informes del Grupo Especial Informe del Grupo Especial, CE - Trozos de pollo (Brasil)
Informe del Grupo Especial, CE - Trozos de pollo (Tailandia)
Lista de las CE

Lista LXXX de las Comunidades Europeas

OMA

Organización Mundial de Aduanas

OMC

Organización Mundial del Comercio

OSD

Órgano de Solución de Diferencias

Procedimientos de Trabajo

Procedimientos de trabajo para el examen en apelación , WT/AB/WP/5, 4 de enero de 2005

Reglamento (CE) Nº 1223/2002

Reglamento (CE) Nº 1223/2002 de la Comisión, de 8 de julio de 2002, relativo a la clasificación de ciertas mercancías en la Nomenclatura Combinada, y correcciones de errores

Reglamento (CE) Nº 1789/2003

Reglamento (CE) Nº 1789/2003 de la Comisión de 11 de septiembre de 2003 por el que se modifica el anexo I del Reglamento (CEE) Nº 2658/87 del Consejo relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común

Reglamento (CE) Nº 1871/2003

Reglamento (CE) Nº 1871/2003 de la Comisión, de 23 de octubre de 2003, por el que se modifica el anexo I del Reglamento (CEE) Nº 2658/87 del Consejo relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común

Reglamento (CE) Nº 2344/2003

Reglamento (CE) Nº 2344/2003 de la Comisión, de 30 de diciembre de 2003, por el que se modifica el anexo I del Reglamento (CEE) Nº 2658/87 del Consejo relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común

Reglamento (CE)
Nº 535/94

Reglamento (CE) Nº 535/94 de la Comisión de 9 de marzo de 1994 por el que se modifica el Anexo I del Reglamento (CEE) Nº 2658/87 del Consejo, relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común

Reglamento (CEE) Nº 2658/87

Reglamento (CEE) Nº 2658/87 del Consejo de 23 de julio de 1987 relativo a la nomenclatura arancelaria y estadística y al arancel aduanero común

Reglas generales

Organización Mundial de Aduanas, Reglas generales para la interpretación del Sistema Armonizado

Sentencia dictada en el asunto Dinter

Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, Sentencia, Dinter contra Hauptzollamt Köln-Deutz, Asunto 175/82, Recopilación de Jurisprudencia [1983] página 969

Sentencia dictada en el asunto Gausepohl

Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, Sentencia, Gausepohl-Fleisch GmbH contra Oberfinanzdirektion Hamburg, Asunto C-33/92, Recopilación de Jurisprudencia [1993] página I-3047

Sistema Armonizado

Organización Mundial de Aduanas, Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías

TJCE

Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO
ÓRGANO DE APELACIÓN

Comunidades Europeas - Clasificación aduanera de los trozos de pollo deshuesados congelados

Comunidades Europeas, Apelante/Apelado
Brasil,
Apelante/Apelado
Tailandia,
Apelante/Apelado

China, Tercero Participante
Estados Unidos, Tercero Participante

AB-2005-5

Actuantes:

Sacerdoti, Presidente de la Sección
Baptista, Miembro
Ganesan, Miembro

I. Introducción

1. Las Comunidades Europeas, en calidad de apelante, y el Brasil y Tailandia, en calidad de otros apelantes, apelan cada uno contra determinadas cuestiones de derecho e interpretaciones jurídicas formuladas en los informes del Grupo Especial sobre el asunto Comunidades Europeas - Clasificación aduanera de los trozos de pollo deshuesados congelados (los "informes del Grupo Especial").1 El Grupo Especial fue establecido para que examinara las reclamaciones del Brasil y de Tailandia con respecto a determinadas medidas de las Comunidades Europeas, pertinentes a la clasificación de los trozos de pollo salados deshuesados congelados a efectos del trato arancelario.2

2. El Brasil y Tailandia alegaron ante el Grupo Especial que el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 de la Comisión ("Reglamento (CE) Nº 1223/2002") y la Decisión de la Comisión 2003/97/CE ("Decisión 2003/97/CE") daban lugar a un trato arancelario para los trozos de pollo salados deshuesados congelados que es menos favorable que el previsto en la Lista LXXX de las Comunidades Europeas (la "Lista de las CE"), en infracción de lo dispuesto en el apartado a) y/o en el apartado b) del párrafo 1 del artículo II del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (el "GATT de 1994").3 Más concretamente, el Brasil y Tailandia alegaron que, mediante las medidas impugnadas, "las Comunidades Europeas modificaron su clasificación aduanera de tal modo que esos productos, que anteriormente estaban clasificados en la subpartida 0210.90.20 y estaban sujetos a un arancel del 15,4 por ciento ad valorem están ahora clasificados en la subpartida 0207.41.10 y están sujetos a un arancel de 102,4 euros por 100 kg netos, además de poder ser objeto de las medidas de salvaguardia especial previstas en el artículo 5 del Acuerdo sobre la Agricultura".4

3. El Brasil y Tailandia también alegaron ante el Grupo Especial que, aunque el Reglamento (CE) Nº 1871/2003 de la Comisión ("Reglamento (CE) Nº 1871/2003") y el Reglamento (CE) Nº 2344/2003 de la Comisión ("Reglamento (CE) Nº 2344/2003") no se mencionaron específicamente en sus solicitudes de establecimiento de un grupo especial5, deben considerarse parte de las medidas impugnadas porque están "estrechamente relacionados" con éstas y se basan en el mismo principio de la conservación a largo plazo, que se expone en las medidas impugnadas.6 El Brasil y Tailandia también alegaron que los productos específicos en cuestión eran los "trozos de pollo salados deshuesados congelados que han sido impregnados de sal en profundidad y de manera homogénea en todas sus partes, con un contenido total de sal en peso no inferior al 1,2 por ciento", y que el mandato no se limitaba a los productos con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento.7

4. En los informes del Grupo Especial, distribuidos a los Miembros de la Organización Mundial del Comercio (la "OMC") el 30 de mayo de 2005, el Grupo Especial determinó que el Reglamento (CE) Nº 1871/2003 y el Reglamento (CE) Nº 2344/2003 quedaban fuera de su mandato.8 El Grupo Especial llegó además a la conclusión de que los productos específicos en cuestión en esta diferencia eran los "trozos de pollo deshuesados congelados impregnados de sal con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento", según las medidas incluidas en el mandato.9

5. A continuación, el Grupo Especial procedió a examinar si las medidas en litigio -el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 y la Decisión 2003/97/CE- tenían como resultado la imposición a los productos en cuestión de derechos y condiciones que exceden de los previstos en la Lista de las CE. Las partes estuvieron de acuerdo en que los derechos de importación percibidos sobre los productos en cuestión, al ser clasificados en la partida 02.07, excedían del 15,4 por ciento ad valorem, que es el tipo del derecho consolidado para los productos comprendidos en la partida 02.10. Habida cuenta de esta concordancia de opiniones, el Grupo Especial llegó a la conclusión de que, si determinara que "los productos en cuestión están comprendidos en la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE, y no en la concesión contenida en la partida 02.07, no cabe duda de que el trato concedido a esos productos de conformidad con las medidas en litigio es menos favorable que el previsto en la Lista de las CE".10

6. Ante el Grupo Especial, el Brasil y Tailandia alegaron que los productos en cuestión no estaban comprendidos en la partida 02.07, sino en la partida 02.10, mientras que las Comunidades Europeas alegaron lo contrario. Tanto el Brasil como Tailandia basaron sus posiciones en el sentido del término "salados" que figura en la partida 02.10 y sostuvieron que el concepto de "conservación a largo plazo" no está incluido en el sentido de "salados" en el marco de esa partida. Por el contrario, las Comunidades Europeas alegaron que los productos en cuestión no eran "salados" porque, para poder acogerse a la partida 02.10 (mediante la salazón), el producto debe haber sido "impregnad[o] en profundidad y de manera homogénea con una cantidad de sal suficiente para asegurar su conservación a largo plazo".11 El Grupo Especial constató que la cuestión decisiva al interpretar la Lista de las CE es "si el término 'salados' de la concesión contenida en la partida 02.10 abarca los productos en cuestión, lo cual, a su vez, requiere que determinemos si esa concesión comprende el requisito de que la salazón se realice con fines de conservación y, más concretamente, de conservación a largo plazo".12

7. Tras un análisis de conformidad con los artículos 31 y 32 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados (la "Convención de Viena")13 del término "salados" que figura en la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE, el Grupo Especial llegó a las siguientes conclusiones:

a) el "sentido corriente" del término "salados" es: sazonar, agregar sal, condimentar con sal, tratar, curar o conservar.14 Por lo tanto, en la gama de significados que componen el sentido corriente del término "salado" no hay nada que indique que el pollo al que se ha agregado sal no queda incluido en la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE15;

b) el contexto fáctico indica que el sentido corriente del término "salados" es que se ha alterado la naturaleza de un producto mediante la adición de sal.16 Por lo tanto, el sentido corriente del término "salados" en la partida 02.10 no dirime la cuestión de si los productos en cuestión quedan incluidos en esta concesión17;

c) el "contexto" del término "salados" -a saber, los términos de la partida 02.10, la estructura y las demás partes de la Lista de las CE, así como los términos y la estructura, las Notas explicativas y las Reglas generales para la interpretación del Sistema Armonizado (las "Reglas generales")- no aclara el "sentido corriente" de dicho término en la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE aunque tiende a indicar que la partida no se caracteriza necesariamente por el concepto de conservación a largo plazo18;

d) la práctica coherente de las Comunidades Europeas de clasificar los productos en cuestión en la partida 02.10 durante el período comprendido entre 1996 y 2000 constituye una "práctica ulteriormente seguida"19, e indica que los "productos en cuestión están comprendidos en la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE"20;

e) habida cuenta de la falta de certidumbre resultante de la aplicación del criterio de la conservación a largo plazo, una interpretación del término "salados" de la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE que abarque este criterio podría socavar el "objeto y fin" de seguridad y previsibilidad de las relaciones comerciales que es esencial en el Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio (el "Acuerdo sobre la OMC") y el GATT de 199421; y

f) los aspectos pertinentes de los "medios de interpretación complementarios", y más concretamente, el Reglamento (CE) Nº 535/94 de la Comisión ("Reglamento (CE) Nº 535/94"), indican que la carne que ha sido objeto de un salado impregnado en profundidad y de manera homogénea y tiene un contenido mínimo de sal del 1,2 por ciento en peso reúne las condiciones para ser considerada carne "salada" abarcada por la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE.22 Los medios de interpretación complementarios previstos en el artículo 32 de la Convención de Viena confirman las conclusiones preliminares a las que llegó el Grupo Especial de conformidad con el artículo 31 de la Convención de Viena.23

8. Tras evaluar las alegaciones de las partes e interpretar el término "salados" de conformidad con las reglas de interpretación codificadas en la Convención de Viena, el Grupo Especial constató, a la luz de las conclusiones mencionadas supra, lo siguiente:

a) los trozos de pollo deshuesados congelados que han sido impregnados de sal, con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento (los productos en cuestión) están abarcados por la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE;

b) el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 y la Decisión 2003/97/CE de la Comisión Europea tienen como resultado la imposición a los productos en cuestión de derechos de aduana que son superiores a los previstos con respecto a la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE; y

c) en consecuencia, las Comunidades Europeas han actuado de forma incompatible con las prescripciones de los apartados a) y b) del párrafo 1 del artículo II del GATT de 1994 y, por ende, han anulado o menoscabado ventajas resultantes para el Brasil y para Tailandia.24

9. Por lo tanto, el Grupo Especial recomendó al Órgano de Solución de Diferencias (el "OSD") que pidiera a las Comunidades Europeas que pusieran el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 y la Decisión 2003/97/CE de la Comisión Europea en conformidad con sus obligaciones en virtud del GATT de 1994.25

10. El 13 de junio de 2005, las Comunidades Europeas notificaron al OSD su intención de apelar contra determinadas cuestiones de derecho tratadas en los informes del Grupo Especial y determinadas interpretaciones jurídicas formuladas por éste, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 del Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (el "ESD"), y presentaron un anuncio de apelación26 de conformidad con la Regla 20 de los Procedimientos de trabajo para el examen en apelación (los "Procedimientos de Trabajo").27 El 20 de junio de 2005, las Comunidades Europeas presentaron una comunicación del apelante.28 El 27 de junio de 2005, tanto el Brasil como Tailandia notificaron al OSD su intención de apelar contra determinadas cuestiones de derecho tratadas en los informes del Grupo Especial y determinadas interpretaciones jurídicas formuladas por éste, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 del ESD, y presentaron sendos anuncios de otra apelación29 con arreglo al párrafo 1 de la Regla 23 de los Procedimientos de Trabajo. El 28 de junio de 2005, el Brasil y Tailandia presentaron sendas comunicaciones en calidad de otro apelante.30 El 8 de julio de 2005, las Comunidades Europeas, el Brasil y Tailandia presentaron sendas comunicaciones del apelado.31 Ese mismo día, China y los Estados Unidos presentaron sendas comunicaciones en calidad de terceros participantes.32

11. Mediante carta de fecha 30 de junio de 2005, Tailandia, de conformidad con el párrafo 5 de la Regla 18 de los Procedimientos de Trabajo, pidió a la Sección del Órgano de Apelación que entiende en la apelación (la "Sección") autorización para corregir tres "errores materiales" en su comunicación en calidad de otro apelante. El 4 de julio de 2005, la Sección, de conformidad con el párrafo 5 de la Regla 18 de los Procedimientos de Trabajo, invitó a todos los participantes y terceros participantes a formular observaciones sobre la petición de Tailandia. Ninguno de los participantes ni de los terceros participantes formuló observaciones sobre la petición de Tailandia. El 6 de julio de 2005, la Sección autorizó a Tailandia a corregir los tres errores materiales en su comunicación en calidad de otro apelante.

12. El 13 de julio de 2005, la Sección que entiende en la apelación recibió un escrito amicus curiae de la Association of Poultry Processors and Poultry Trade in the European Union Countries (Asociación de la Industria de Procesadores Avícolas y de Comercio de Importación y Exportación Avícola en los países de la Unión Europea) (avec).33 La Sección no considera necesario tener en cuenta ese escrito para resolver las cuestiones planteadas en esta apelación.

13. La audiencia en esta apelación se celebró los días 25 y 26 de julio de 2005. Los participantes y los terceros participantes presentaron argumentos orales y respondieron a las preguntas formuladas por los Miembros de la Sección que entendía en la apelación.

II. Apelación de las Comunidades Europeas  

A. Alegaciones de error formuladas por las Comunidades Europeas - Apelante

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

14. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial incurrió en error al interpretar la partida 02.10 de la Lista de las CE en lo que respecta a distintos elementos del artículo 31 de la Convención de Viena. Concretamente, las Comunidades Europeas alegan que el Grupo Especial incurrió en error al examinar los siguientes elementos: el "sentido corriente" del término "salados" que figura en la partida 02.10; el "contexto" de ese término; el "objeto y fin" del Acuerdo sobre la OMC y del GATT de 1994; y la supuesta "práctica ulteriormente seguida" por las partes en cuanto a la clasificación en la partida 02.10.

a) Sentido corriente

15. Las Comunidades Europeas están de acuerdo con el Grupo Especial en que las definiciones que dan los diccionarios del término "salado" incluyen el concepto de conservación pero no se limitan a él. Las Comunidades Europeas también sostienen que es "del resto de la partida 02.10 y de la estructura del capítulo 2"34 del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías de la Organización Mundial de Aduanas ("OMA") (el "Sistema Armonizado") de donde el término "salados", que figura en esa partida, deriva su sentido referente a un procedimiento de conservación.

16. Las Comunidades Europeas discrepan del examen que hizo el Grupo Especial de lo que éste denomina el "contexto fáctico para el examen del sentido corriente".35 Las Comunidades Europeas sostienen que el análisis de ese "contexto fáctico" no es pertinente para la cuestión jurídica del sentido del término "salados" y que dicho análisis no está respaldado por la Convención de Viena ni por las fuentes académicas a que se remite el Grupo Especial.36 Además, varias de las conclusiones del Grupo Especial en cuanto al "contexto fáctico" resultan erróneas, desde el punto de vista jurídico, a la luz de un análisis del contexto del término "salados".

17. Las Comunidades Europeas alegan además que algunas de las conclusiones del Grupo Especial en su análisis del "sentido corriente" del término "salados" equivalen a "una distorsión flagrante de los hechos" y, por lo tanto, son incompatibles con las obligaciones que corresponden al Grupo Especial en virtud del artículo 11 del ESD.37 En primer lugar, las Comunidades Europeas se refieren a la constatación del Grupo Especial de que "parece que incluso pequeñas cantidades de sal pueden tener un efecto conservante".38 Al hacer esta afirmación el Grupo Especial "tergivers[ó] de manera importante las pruebas técnicas facilitadas" por el experto de las Comunidades Europeas.39 El Grupo Especial declaró que "un 3 por ciento de sal puede evitar la putrefacción, aunque sólo durante unos días", mientras que lo que había dicho el experto de las Comunidades Europeas era que cuando el producto está crudo y refrigerado un 3 por ciento de sal es demasiado bajo para evitar la putrefacción durante más de unos días.40

18. En segundo lugar, las Comunidades Europeas impugnan la constatación del Grupo Especial de que determinados productos comprendidos en la partida 02.10, como el jamón de Parma, el prosciutto y el jamón serrano requieren mayor conservación después de la salazón. Las Comunidades Europeas aducen que no es el contenido de sal de estos productos lo que hace que se necesiten medios adicionales de conservación y que estos medios adicionales de conservación no se necesitan. Para apoyar su argumento las Comunidades Europeas se remiten a algunas declaraciones realizadas por su experto.41 En tercer lugar, las Comunidades Europeas impugnan la constatación del Grupo Especial según la cual las Comunidades Europeas reconocieron que los productos incluidos en la partida 02.10 de la Lista de las CE "pueden necesitar otros medios de conservación, además de la adición de sal" y que este reconocimiento "respald[a] ... la opinión de que un producto conservado con sal durante períodos relativamente breves no queda necesariamente excluido" de la partida 02.10.42 Las Comunidades Europeas aducen que no hicieron tal reconocimiento sino que únicamente señalaron que la conservación mediante la salazón no suponía que la carne no se pudiera "conservar más por otros medios".43 A juicio de las Comunidades Europeas, no existe una relación lógica entre esta observación suya y la conclusión que deduce de ella el Grupo Especial.

b) Contexto

19. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial incurrió en error al interpretar el término "salados" cuando examinaba el término en su contexto. En primer lugar, por lo que respecta a los términos "salados o en salmuera, secos o ahumados" que figuran en la partida 02.10, el Grupo Especial constató erróneamente que el término "en salmuera" excluye la idea de conservación. El Grupo Especial constató que la "salmuera" es "agua que contiene sal".44 A juicio de las Comunidades Europeas, las palabras "salar" y "salados" -que el Grupo Especial había citado previamente de manera correcta- "dejan bastante claro" que la acción de poner un producto en salmuera tiene la finalidad de conservar el producto.45 Para apoyar su argumento las Comunidades Europeas se remiten también a la partida 08.12 del Sistema Armonizado, que dice que la salmuera es una "sustancia para dicha conservación".46

20. En segundo lugar, las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial incurrió en error al no haber tenido en cuenta lo que, según las Comunidades Europeas, son las "características distintivas exclusivas" de los términos "salados o en salmuera, secos o ahumados" que figuran en la partida 02.10. El Grupo Especial no dio explicación alguna para su conclusión de que los significados que dan los diccionarios de estos términos "son más amplios que los relativos a la conservación".47 Los términos "secos" y "ahumados" pueden tener distintos sentidos en diferentes contextos pero, con respecto a la carne y los alimentos, las definiciones de los diccionarios apuntan a medios de conservación. El Grupo Especial no identificó el "concepto intrínseco común a todos los términos" mencionados en la partida 02.1048; los cuatro términos que figuran en la partida 02.10 incluyen el concepto de conservación, mientras que sólo dos de ellos se refieren al concepto de preparación. Además, el Grupo Especial tampoco tuvo en cuenta el hecho de que los cuatro procedimientos mencionados en la partida 02.10 son los únicos que se aplican habitualmente para la conservación de la carne y que las carnes del grupo que abarca la partida 02.10 son las únicas carnes que tienen en común esta característica.49 Las Comunidades Europeas señalan además que la carne que ha sido "sometida a procedimientos" (es decir, "preparada") se "clasifica generalmente" en el capítulo 16 del Sistema Armonizado; esto demuestra que debe haber "algo especial" en los productos comprendidos en la partida 02.10. Las Comunidades Europeas aducen que esta característica especial se refiere a los procedimientos aplicados en la partida 02.10, esto es, procedimientos que dan como resultado la conservación de la carne.

21. En tercer lugar, las Comunidades Europeas impugnan lo que a su juicio es la "omisión del Grupo Especial al no tener en cuenta [las] características distintivas de la partida 02.10 en el capítulo 2".50 Según las Comunidades Europeas, las partidas en ese capítulo forman dos categorías, según que la carne haya sido sometida o no a los procedimientos enumerados en la partida 02.10. Si se han aplicado esos procedimientos los productos están comprendidos en la partida 02.10, que por sí sola constituye la segunda categoría dentro del capítulo 2. Si no se han aplicado esos procedimientos, los productos están comprendidos en una de las partidas 02.01 a 02.08, que forman la primera categoría dentro del capítulo 2. Las Comunidades Europeas también señalan que las partidas 02.01 a 02.08 se refieren a la refrigeración de la carne, y que la partida 02.10 no contiene ninguna referencia a la refrigeración. Según las Comunidades Europeas, esto significa que para los productos enumerados en la partida 02.10 "la cuestión de la refrigeración no es una consideración importante".51

22. Las Comunidades Europeas también se remiten a la Nota explicativa del capítulo 252, que habla de carne "fresca" "espolvoread[a] con sal para conservarl[a] [temporalmente] durante el transporte". Según las Comunidades Europeas, la utilización de la palabra "temporalmente" en la Nota explicativa se "opone implícitamente" a la salazón permanente, con el resultado de que la partida 02.10 no abarca las carnes que se conservan temporalmente con sal durante el transporte.53 La Nota también explica claramente que la mera presencia de algo de sal no hace que un producto sea "salado" a los efectos de la partida 02.10. La Nota sugiere además que no todo cambio en las características de un producto, causado por la salazón, significa que el producto esté comprendido en la partida 02.1054; antes bien, la partida 02.10 se refiere al resultado conseguido mediante la conservación. Las Comunidades Europeas también aducen que la constatación del Grupo Especial de que el término "salados" no requiere necesariamente que la salazón sea suficiente para la conservación es "jurídicamente irrelevante"55; esto es así porque la Nota explicativa deja en claro que el hecho de que podría aplicarse una técnica de conservación distinta de las enumeradas en la partida 02.10 no modifica la clasificación de ese producto.

23. Además, las Comunidades Europeas aducen que el Grupo Especial no tuvo debidamente en cuenta el "fundamento histórico" de la partida 02.10.56 En primer lugar, las Comunidades Europeas consideran que el enfoque del Grupo Especial es erróneo porque empezó por examinar la historia de la negociación del Sistema Armonizado y no los términos de ese instrumento. El Grupo Especial también "pasó por alto importantes elementos" de la historia del Sistema Armonizado que "claramente apoyan la idea de la conservación como el fundamento de la partida 02.10".57

24. Las Comunidades Europeas discrepan del Grupo Especial en que el Proyecto de Nomenclatura de Ginebra de 193758 y la Nomenclatura de Bruselas de 195959 tienen una "pertinencia limitada" debido a las modificaciones de la estructura del comercio y la tecnología desde la adopción de esos instrumentos.60 El Grupo Especial no tuvo en cuenta la introducción de la refrigeración en los países desarrollados como un cambio tecnológico importante. Dado que anteriormente no existía refrigeración, el comercio de productos como la carne salada, seca o ahumada "no habría sido posible salvo que [estos productos] hubieran sido conservados".61 Además, cuando se introdujo la Nomenclatura de Bruselas las palabras "[c]ocidas o simplemente preparadas de otro modo" se transfirieron de la partida pertinente del Proyecto de Nomenclatura de Ginebra al capítulo 16 de la Nomenclatura de Bruselas, lo que sugiere que "tiene que haber existido una decisión positiva de mantener las carnes ... saladas en una categoría distinta", es decir, una categoría caracterizada por la conservación.62 Según las Comunidades Europeas, cuando se introdujo el Sistema Armonizado no había ninguna indicación de que los redactores tuvieran intención de modificar el alcance de la partida relativa a la "carne salada, seca o ahumada".

c) Práctica ulteriormente seguida

25. Las Comunidades Europeas alegan que el Grupo Especial incurrió en error al interpretar y aplicar el concepto de "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena. El Grupo Especial actuó erróneamente al "considerar que la 'práctica' unilateral de una parte podía haber influido en [la interpretación de] un texto acordado a nivel multilateral y analiz[ó] erróneamente la existencia de una 'práctica' a nivel de las CE y a nivel multilateral".63 Las Comunidades Europeas apelan contra la conclusión del Grupo Especial de que las distintas decisiones de clasificación de algunas autoridades portuarias dentro de las Comunidades Europeas en el período comprendido entre 1996 y 2002 constituyen "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 a efectos de interpretar la partida 02.10 de la Lista de las CE.

i) Práctica "concordante" y "común"

26. Las Comunidades Europeas impugnan la aplicación realizada por el Grupo Especial de la jurisprudencia pertinente del Órgano de Apelación con respecto al párrafo 3 b) del artículo 31. Esa jurisprudencia hace hincapié en que, para establecer las intenciones comunes de las partes, la práctica ulteriormente seguida debe conllevar una serie "concordante, común y coherente" de actos o declaraciones que determine un modelo discernible que lleve implícito el acuerdo de las partes acerca de la interpretación del tratado.64 Las Comunidades Europeas sostienen que una cuestión jurídica fundamental sometida al Órgano de Apelación en este procedimiento es si los actos unilaterales de un Miembro de la OMC ante los que no han reaccionado otros Miembros pueden ser considerados "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 para interpretar las normas de la OMC. Dichos actos, a juicio de las Comunidades Europeas, no representan una expresión concordante y común del entendimiento del derecho por las partes.65

27. A este respecto, las Comunidades Europeas sostienen que un comentario de la Comisión de Derecho Internacional (la "CDI") en que se basó el Grupo Especial apoya en realidad el punto de vista de las Comunidades Europeas. La declaración pertinente de la CDI indica que no todos los signatarios deben haber seguido una práctica concreta para demostrar que todos los Miembros han aceptado esa práctica.66 Las Comunidades Europeas aducen que esta declaración implica que el párrafo 3 b) del artículo 31 no exige necesariamente, en todas las circunstancias, que todas las partes en un tratado hayan seguido activamente una práctica; sin embargo, la declaración no respalda la tesis "directamente contraria" de que bastará la práctica de una sola parte.67 De conformidad con el derecho internacional público, el tipo y grado de práctica necesarios para que conste el "acuerdo de las partes acerca de la interpretación del tratado" debe determinarse según las circunstancias de cada caso.68 A tal fin, las Comunidades Europeas se basan en el comentario de la CDI según el cual "el valor de la práctica ulteriormente seguida varía en consecuencia ya que indica la interpretación común de las partes en cuanto al sentido de los términos"69, un punto de vista recogido también por otros comentaristas.70

28. Las Comunidades Europeas se remiten al informe del Órgano de Apelación sobre el asunto Estados Unidos - Juegos de azar para demostrar la importancia que atribuye el Órgano de Apelación a que la práctica ulteriormente seguida sea "concordante" y "común".71 Observan que los Miembros de la OMC han convenido en un procedimiento específico para adoptar interpretaciones de las normas de la OMC, a saber, el párrafo 2 del artículo IX del Acuerdo sobre la OMC. Según las Comunidades Europeas, esta disposición justifica una aplicación restringida del párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena, como lo ilustra la constatación del Órgano de Apelación en el asunto Japón - Bebidas alcohólicas II; en esa diferencia el Órgano de Apelación constató que los informes adoptados de grupos especiales del GATT y de la OMC no pueden ser considerados "práctica ulteriormente seguida".72 El párrafo 2 del artículo IX del Acuerdo sobre la OMC también supone que cualquier práctica que sea considerada para la interpretación de los acuerdos comerciales multilaterales debe adoptar la forma de actos manifiestos que son presentados explícitamente para que sean examinados por todos los Miembros de la OMC y adoptados por una amplia mayoría de dichos Miembros.73 Para respaldar su opinión las Comunidades Europeas observan que el Órgano de Apelación y los grupos especiales han negado hasta ahora constantemente la condición de "práctica ulteriormente seguida" a todos los ejemplos de actos multilaterales y unilaterales invocados por las partes como práctica ulteriormente seguida.74

29. Además, las Comunidades Europeas alegan que el Grupo Especial, al interpretar y aplicar el párrafo 3 b) del artículo 31, no tuvo en cuenta el contexto específico de las Listas de los Miembros de la OMC y el Sistema Armonizado. Las Comunidades Europeas no están de acuerdo con el Grupo Especial en que, dado que las Listas son particulares para cada Miembro, una Lista debería interpretarse exclusivamente de conformidad con la práctica ulteriormente seguida de un Miembro específico (salvo objeción de las demás partes). Este argumento es contrario a la intención de los Miembros de que las Listas sigan el Sistema Armonizado si no hay ninguna indicación clara en sentido contrario. El término "salados" figura en la partida 02.10 de la Lista de todos los Miembros de la OMC y por lo tanto no debería definirse unilateralmente. Las Comunidades Europeas sostienen que la constatación del Grupo Especial socavaría la previsibilidad y estabilidad de las Listas multilaterales y la aplicación del Sistema Armonizado porque éste confiere la facultad exclusiva de interpretar la nomenclatura al Comité y al Consejo del Sistema Armonizado.75 Las Comunidades Europeas subrayan que las Listas de los Miembros de la OMC forman "parte integrante" del GATT de 1994, que reflejan los derechos y obligaciones de los Miembros importadores y exportadores y que no existe diferencia entre las Listas y otras obligaciones contraídas en el marco de la OMC.76 Por consiguiente, no debe preferirse la práctica de un determinado Miembro frente a la de cualquier otro Miembro.

30. Las Comunidades Europeas señalan también que en el asunto CE - Equipo informático el Órgano de Apelación rechazó la idea de las "expectativas legítimas" en el contexto de la clasificación aduanera, así como el argumento de que los actos unilaterales de Miembros de la OMC, y la falta de respuesta a ellos, sean pertinentes para interpretar las normas de la OMC.77

ii) "Coherencia" de la práctica

31. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial aplicó erróneamente el concepto de la "coherencia" de la supuesta práctica ulteriormente seguida; la constatación del Grupo Especial de que la supuesta práctica es "coherente" se basa en errores con respecto al objeto y al alcance "geográfico" y "sistémico" de esta práctica, así como a su duración.78 Las Comunidades Europeas aducen que el Grupo Especial interpretó el término "salados" en dos tratados multilaterales (a saber, las Listas anexas al Acuerdo sobre la OMC y el Sistema Armonizado) sobre la base de la "práctica ulteriormente seguida" de sólo un Miembro, pese a que ese Miembro ya había "desautorizado" esa práctica.79

32. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial no examinó la "totalidad" del régimen jurídico de las Comunidades Europeas en su interpretación de la partida 02.10.80 Las Comunidades Europeas observan que el Órgano de Apelación ha hecho hincapié en la necesidad de examinar la legislación de aplicación en materia de clasificación aduanera así como la práctica de clasificación durante las negociaciones de la Ronda Uruguay, y afirman que una serie de actos contradictorios no permitirían constatar la existencia de una "práctica coherente".81 Por consiguiente, el Grupo Especial debería haber tenido en cuenta la jurisprudencia pertinente del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (el "TJCE") sobre el alcance de la partida 02.10 de la Nomenclatura Combinada de las Comunidades Europeas, una serie de Notas explicativas, y avisos de información arancelaria vinculante ("IAV") relacionados con la partida 02.10, todos los cuales recalcan la idea de conservación en el marco del régimen de las Comunidades Europeas para la clasificación de productos en la partida 02.10. Aunque el Grupo Especial se remitió a actas de reuniones del Comité del Código Aduanero de las Comunidades Europeas en 2002, no tuvo en cuenta las medidas legislativas que finalmente surgieron de esas reuniones.82

33. Las Comunidades Europeas aducen que el Grupo Especial no debería haber limitado su examen de la coherencia de la práctica al trato dado a los trozos de pollo salados congelados con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento. Dado que la cuestión de interpretación que debe resolverse en la presente diferencia es el sentido del término "salados" en la concesión contenida en la partida 02.10, el Grupo Especial debería haber examinado la práctica pertinente con respecto a todos los tipos de carnes saladas sujetas a esa partida.

34. Las Comunidades Europeas también impugnan lo que consideran como la omisión por parte del Grupo Especial de tener en cuenta la práctica pertinente de clasificación de las exportaciones del Brasil y Tailandia. Las Comunidades Europeas aducen que la definición que figura en el Sistema Armonizado de "nomenclatura arancelaria" no se limita a la finalidad de "la percepción de los derechos arancelarios a la importación" como sugirió el Grupo Especial, y que la utilización del Sistema Armonizado es necesaria para las estadísticas del comercio de importación y exportación.83 Según las Comunidades Europeas, ni el Brasil ni Tailandia adujeron que utilizaran un sistema de clasificación para las exportaciones distinto del Sistema Armonizado, y las estadísticas de exportación del Brasil y Tailandia, así como las de los Estados Unidos, demuestran que estos países aceptaban que esas carnes saladas estaban comprendidas en la partida 02.07.84

35. Además, las Comunidades Europeas aducen que la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia demuestra que la práctica ulteriormente seguida se establece sobre la base de los actos de representantes gubernamentales de alto nivel quienes tienen presentes "obligaciones internacionales", y no sobre la base de las actividades diarias de los funcionarios de aduanas.85 Las Comunidades Europeas consideran que el Grupo Especial "confundió" el párrafo 3 b) del artículo 31 con el concepto de responsabilidad de los Estados en virtud del cual los países pueden tener que responder por los actos de sus funcionarios.86

36. Las Comunidades Europeas también impugnan la actuación del Grupo Especial por haber basado su constatación de "coherencia" en decisiones de clasificación adoptadas por las autoridades aduaneras de las Comunidades Europeas durante un período limitado, es decir, entre 1996 y 2002. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial no examinó la "coherencia a lo largo del tiempo" y que no debería haberse basado en una práctica de clasificación aduanera que había sido rectificada y consiguientemente modificada.87 Si el Órgano de Apelación considera que la práctica de clasificación de los Miembros de la OMC es pertinente para interpretar la partida 02.10, las Comunidades Europeas llegan a la conclusión de que esa práctica avalaría su propia posición con respecto al sentido del término "salados", es decir, que requiere la salazón para conservación.88

d) Objeto y fin

37. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial distinguió incorrectamente entre el objeto y fin del tratado y el de las distintas disposiciones del tratado. Las Comunidades Europeas afirman que el Grupo Especial debería haberse cerciorado del objeto y fin del artículo II del GATT de 1994, interpretado conjuntamente con la partida 02.10 de la Lista de las CE.89

38. Las Comunidades Europeas también aducen que el Grupo Especial incurrió en error al sostener que "las concesiones hechas por los Miembros de la OMC deben interpretarse de manera que favorezcan el objetivo general de acrecentar el comercio de mercancías y reducir sustancialmente los aranceles".90 El Grupo Especial no consideró adecuadamente que el verdadero objeto y fin del artículo II del GATT de 1994 es la seguridad y previsibilidad de los acuerdos de acceso recíproco a los mercados.91 Esta meta quedaría menoscabada si los grupos especiales pudieran dar un "sesgo" hacia la reducción de los aranceles, y si las concesiones incluidas en las Listas de los Miembros tuvieran que interpretarse únicamente sobre la base de las opiniones subjetivas de algunos Miembros exportadores.92 A juicio de las Comunidades Europeas, ese "sesgo" sería incompatible con el párrafo 2 del artículo 3 del ESD.

39. Además, las Comunidades Europeas impugnan la constatación del Grupo Especial de que el concepto de "conservación a largo plazo" es "incierto" y por lo tanto incompatible con el objetivo de seguridad y previsibilidad de las concesiones arancelarias.93 Las Comunidades Europeas consideran que los términos "conservación a largo plazo" y "conservación" no son intrínsecamente inciertos, dada su utilización en otras partidas del Sistema Armonizado. Las Comunidades Europeas cuestionan que un funcionario de aduanas se enfrente a una incertidumbre al aplicar el criterio de conservación a largo plazo; en particular, para un funcionario de aduanas que tiene acceso a instrumentos de análisis, los productos "muy tradicionales" clasificables en la partida 02.10 son "reconocibles" y "perfectamente conocidos".94 Además, la constatación de incertidumbre en el concepto de "conservación a largo plazo" formulada por el Grupo Especial está viciada por no haber aplicado éste el mismo parámetro al criterio alternativo de la "preparación", propuesto por el Brasil y Tailandia.

40. Por último, las Comunidades Europeas aducen que la propia interpretación del Grupo Especial de la partida 02.10 socava el objetivo de proteger y evitar la elusión de las concesiones arancelarias negociadas y acordadas en negociaciones comerciales. El Grupo Especial hizo caso omiso del argumento de las Comunidades Europeas de que la partida 02.10 no tiene el objeto y fin de garantizar acuerdos de acceso a los mercados para la carne congelada de aves de corral, y de que las partes negociadoras sabían que un producto tendría que estar salado para asegurar su conservación a fin de poder ser clasificado en la partida 02.10.95

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena

a) Circunstancias de la celebración

41. Las Comunidades Europeas sostienen que el concepto de "circunstancias de [la] celebración [de un tratado]" en el sentido del artículo 32 de la Convención de Viena debe interpretarse restringidamente. Basándose en comentaristas académicos96, las Comunidades Europeas aducen que las circunstancias de la celebración de un tratado tienen que haber influido directamente en las intenciones comunes de todas las partes en el tratado.97 El "aspecto multilateral" de las circunstancias de la celebración de un tratado también ha sido subrayado por el Órgano de Apelación, que sugiere un umbral "estricto" para utilizar la "práctica" de los Miembros como medio complementario para la interpretación de las normas de la OMC.98 A este respecto, las Comunidades Europeas también consideran pertinentes sus argumentos relativos a la "práctica ulteriormente seguida", incluida la necesidad de respetar el procedimiento formal previsto en el párrafo 2 del artículo IX del Acuerdo sobre la OMC y la necesidad de que esa práctica demuestre un elevado grado de coherencia.99

42. Las Comunidades Europeas no discuten que la legislación y la práctica de clasificación aduanera existentes antes y durante las negociaciones de un tratado puedan ser consideradas "circunstancias de [la] celebración [de un tratado]". Sin embargo, las Comunidades Europeas afirman que el Grupo Especial contravino la orientación explícita del Órgano de Apelación en el asunto CE - Equipo informático en el sentido de que la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas no debe examinarse independientemente de su legislación aduanera; que también debe tenerse en cuenta la práctica de clasificación de otros Miembros de la OMC; que la práctica relativa a una partida arancelaria debe incluir la interpretación de esa partida "en todas las circunstancias"; y que dicha práctica "debe haber perdurado".100

43. Las Comunidades Europeas también impugnan las observaciones del Grupo Especial sobre el momento de las "circunstancias". Según las Comunidades Europeas, una "circunstancia" en la forma de una "condición relacionada con una parte negociadora" tiene que haber sido un hecho objetivo, evidente en aquel momento para todos los negociadores y debe analizarse caso por caso.101

44. Por último, las Comunidades Europeas impugnan el concepto del Grupo Especial de "conocimiento inferido", en virtud del cual se considera que todas las partes negociadoras tienen conocimiento de un determinado acto o instrumento de un Miembro de la OMC una vez que ha sido publicado.102 Las Comunidades Europeas también están en desacuerdo con el Grupo Especial en que un hecho que se considera conocido por los participantes en las negociaciones puede haber influido en los negociadores y es pertinente para la interpretación de un tratado en virtud del artículo 32. Las Comunidades Europeas aducen que el "conocimiento presunto" no puede reemplazar la necesidad de demostrar un "vínculo directo" entre una circunstancia y las intenciones comunes de las partes.103

b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas

45. Las Comunidades Europeas sostienen que el Grupo Especial caracterizó erróneamente la legislación y la práctica de las Comunidades Europeas, en particular el Reglamento (CE) Nº 535/94, y que eso equivale a una distorsión de los hechos en contra de lo establecido en el artículo 11 del ESD.104 Las Comunidades Europeas impugnan la utilización que hizo el Grupo Especial de esta legislación y práctica de clasificación basándose en que los productos en cuestión no se comercializaban en el momento de las negociaciones. El Grupo Especial debería haber examinado la "totalidad" del régimen jurídico de las Comunidades Europeas, con inclusión de las Notas de sección, las Notas de capítulo, las Notas pertinentes de subpartidas y las Notas explicativas de la Nomenclatura Combinada, así como los criterios de clasificación de las Comunidades Europeas y las sentencias del TJCE.105

46. Las Comunidades Europeas impugnan la interpretación que hizo el Grupo Especial de la sentencia del TJCE en el asunto Gausepohl106 en el sentido de que no se rige necesariamente por el principio de "conservación a largo plazo".107 Según las Comunidades Europeas, el Grupo Especial incurrió en error al constatar que el Reglamento (CE) Nº 535/94 "anuló" el criterio de conservación a largo plazo en la partida 02.10 de la Nomenclatura Combinada como se reconocía en la sentencia dictada en el asunto Gausepohl.108 Un Reglamento de la Comisión no puede prevalecer sobre una interpretación de la Nomenclatura Combinada dada por el TJCE cuando esa Nomenclatura está aplicando el Sistema Armonizado. Las Comunidades Europeas aducen que el Grupo Especial también "descartó" incorrectamente Notas explicativas pertinentes de la Nomenclatura Combinada, aunque estas Notas seguían siendo pertinentes para evaluar la práctica de clasificación incluso después de la incorporación de la Nota complementaria a la Nomenclatura Combinada mediante el Reglamento (CE) Nº 535/94.109

47. Las Comunidades Europeas sostienen que, si debe tenerse en cuenta la práctica de todas las partes en el tratado participantes cuando se examinan las "circunstancias de [la] celebración", esto debe hacerse extensivo a la práctica con respecto a todas las carnes que estén "saladas, en salmuera, secas o ahumadas".110 A este respecto, el Grupo Especial incurrió en error al rechazar una resolución en materia de clasificación aduanera de 1993 de los Estados Unidos relativa a la carne de bovino salada como prueba de que la partida 02.10 abarca la carne salada para conservación.

48. Las Comunidades Europeas consideran que el Grupo Especial no determinó adecuadamente el alcance de las "circunstancias" pertinentes en el sentido del artículo 32 como aquellas circunstancias que pueden haber influido en las intenciones comunes de las partes con respecto a la partida 02.10 de la Lista de las CE.111 El Grupo Especial no consideró que el principio de conservación (reflejado en la resolución de clasificación de 1993 de los Estados Unidos y en las sentencias y Notas explicativas de las Comunidades Europeas desde principios del decenio de 1980) "prevaleció" a lo largo de todo el tiempo que duraron las negociaciones de la Ronda Uruguay en la mente de los negociadores con respecto a la partida 02.10.112 Esta práctica fue "confirmada mediante estadísticas comerciales que demostraban que sólo entraba un comercio limitado en la partida 02.10, mientras que la cuestión litigiosa era la carne [de aves] fresca, refrigerada y congelada".113

49. Las Comunidades Europeas también aducen que los resultados de las negociaciones arancelarias realizadas entre 1986 y el 15 de diciembre de 1993 no podrían ser modificados por las medidas unilaterales de un Miembro de la OMC.114 Un acto adoptado durante el denominado período de verificación previo a la adopción definitiva del Acuerdo sobre la OMC podría ser pertinente, pero se necesitarían pruebas convincentes para demostrar que los negociadores habían tomado nota de dicho acto. No existen tales pruebas con respecto al Reglamento (CE) Nº 535/94, en particular debido a su compleja relación jurídica con la jurisprudencia anterior del TJCE y las Notas explicativas de la Nomenclatura Combinada, así como a que no hubiera ningún debate sobre este Reglamento, o sobre el alcance de la partida 02.10, en ningún momento durante las negociaciones, el período de verificación, o con posterioridad.

50. Las Comunidades Europeas impugnan además la constatación del Grupo Especial de que las leyes y la práctica en materia de clasificación arancelaria que no equivalen a "práctica ulteriormente seguida" en virtud del párrafo 3 b) del artículo 31 pueden, no obstante, ser pertinentes como medios de interpretación complementarios de conformidad con el artículo 32.115 A juicio de las Comunidades Europeas, habría que demostrar un "elevado nivel de coherencia" para que esa práctica fuera también pertinente en virtud del artículo 32.116 En todo caso, ningún exportador ni Estado miembro de las Comunidades Europeas ha impugnado en el régimen jurídico de las Comunidades Europeas las medidas que "rectificaron" la "elusión temporal" de la aplicación de la partida 02.10.117 Además, ni el Brasil ni Tailandia han solicitado una resolución en materia de clasificación a la OMA.

51. Por último, las Comunidades Europeas discrepan del Grupo Especial en que las conclusiones de éste fundadas en el artículo 32 fueran una "confirmación" del sentido de la partida 02.10 que el Grupo Especial había deducido de la aplicación del artículo 31.118 Según las Comunidades Europeas, las conclusiones del Grupo Especial fundadas en el artículo 32 son formalmente diferentes y tienen un alcance distinto al de las fundadas en el artículo 31, y el Grupo Especial utilizó el artículo 32 no para confirmar sino para alterar el sentido que había deducido de la aplicación del artículo 31 de la Convención de Viena.

B. Argumentos del Brasil - Apelado

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

a) Sentido corriente

52. El Brasil aduce que el "contexto fáctico" del término "salados", identificado por el Grupo Especial, no sólo es pertinente sino que debe tenerse en cuenta al interpretar el término "salados" en la partida 02.10 de la Lista de las CE. Habida cuenta de los argumentos de las Comunidades Europeas sobre la naturaleza de los productos cárnicos "salados", el Grupo Especial tenía que determinar si los hechos que afectan a la carne salada en la presente diferencia correspondían a lo que el Grupo Especial había concluido que era el sentido corriente del término "salados". Aunque en las reglas de interpretación de los tratados codificadas en la Convención de Viena no se hace referencia explícita al "contexto fáctico", ese análisis está incluido en las funciones de los grupos especiales enunciadas en el artículo 11 del ESD. El Brasil sostiene que el intérprete de un tratado debe conocer los hechos de un caso para poder aplicar correctamente el derecho a ese caso.

53. El Brasil también rechaza las alegaciones de las Comunidades Europeas en el sentido de que el Grupo Especial infringió el artículo 11 del ESD al distorsionar las pruebas disponibles que obran en el expediente. Con respecto a la constatación del Grupo Especial de que incluso pequeñas cantidades de sal tienen un efecto conservante en la carne, el Brasil aduce que esta conclusión se basó principalmente en la bibliografía técnica presentada por el Brasil y no en las pruebas del experto de las Comunidades Europeas. Según el Brasil, las Comunidades Europeas están de hecho poniendo en duda las constataciones fácticas del Grupo Especial, en particular la apreciación por el Grupo Especial de un determinado elemento de prueba. En todo caso, el Grupo Especial no tergiversó la declaración del experto de las Comunidades Europeas.

54. Con respecto a la constatación del Grupo Especial de que determinados tipos de carne comprendidos en la partida 02.10 pueden requerir medios adicionales de conservación, el Brasil sostiene que las razones para que esas carnes requieran conservación "no tienen pertinencia para la cuestión de que se trata"119; con independencia de que el deterioro se deba a que la carne se corte en lonjas (desarrollo de mohos y levaduras), como aducen las Comunidades Europeas, o a la ranciedad, lo cierto es que se necesita una conservación ulterior para impedir ese deterioro. Por último, en contra de los argumentos de las Comunidades Europeas, el Brasil afirma que las pruebas que obran en el expediente respaldan la constatación del Grupo Especial de que un producto conservado con sal durante períodos relativamente breves no deja necesariamente de reunir las condiciones para acogerse a la partida 02.10 de la Lista de las CE. El Brasil sostiene que "parece una evaluación equitativa [del Grupo Especial] que la carne en lonjas no refrigerada se conserva con sal durante un período más breve que la carne en lonjas refrigerada".120

b) Contexto

55. El Brasil rechaza todos los argumentos de las Comunidades Europeas que impugnan las constataciones del Grupo Especial sobre el "contexto" del término "salados". El Brasil aduce que el término "en salmuera" es más amplio que "conservación", de tal manera que incluso si "conservación" puede ser "uno de los posibles sentidos atribuidos al término" "en salmuera", no es el único sentido.121 Según el Brasil, el hecho de que la partida 08.12 se refiera a la "salmuera" como "solución conservante" no respalda el argumento de las Comunidades Europeas de que el término "en salmuera" se refiere exclusivamente a la conservación. El Brasil se remite a la carta dirigida al Grupo Especial por la Secretaría de la OMA, en la que se declaraba que, al no existir una disposición expresa que establezca que el término "conservados" tiene una "determinada influencia" en la partida 02.10, ese término no tiene importancia para la clasificación de la carne salada en la partida 02.10.122

56. El Brasil aduce además que la preparación, y no la conservación, es la "característica distintiva exclusiva común a todos los términos de la partida 02.10".123 El Brasil alega que los términos que figuran en la partida 02.10 tienen sentidos corrientes distintos de la conservación y que los términos "secos" y "ahumados" en relación con los alimentos y la carne no se refieren exclusivamente a la conservación.

57. El Brasil aduce a continuación que la estructura del capítulo 2 del Sistema Armonizado respalda su interpretación de que la partida 02.10 se refiere a la preparación y no a la conservación. El Brasil discrepa de la tesis de que la refrigeración es la característica distintiva de las partidas 02.01 a 02.08. Antes bien, la partida 02.10 es una excepción que abarca todos los tipos de carne que han sido salados, puestos en salmuera, secados o ahumados. Según el Brasil, las Comunidades Europeas tampoco tienen razón al sugerir que la falta de una referencia a la refrigeración en la partida 02.10 implica que ésta no es importante para esa partida. El Brasil aduce que la razón de que la refrigeración no se mencione en la partida 02.10 es "porque lo que da al producto su carácter ... es sencillamente que [este producto] ha sido salado, puesto en salmuera, secado o ahumado".124 El Brasil también se remite a la Nota explicativa del capítulo 2 del Sistema Armonizado y aduce que la referencia que allí se hace a la carne fresca "espolvoread[a] con sal para conservarl[a] [temporalmente] durante el transporte" no apoya la posición de las Comunidades Europeas porque preparar con sal es distinto de espolvorear con sal.125 Según el Brasil, "preparar" con sal entraña un proceso que deja la carne en un estado distinto de su estado natural.

58. Por último, el Brasil discrepa de los argumentos de las Comunidades Europeas acerca del fundamento histórico de la partida 02.10. El Brasil aduce que la refrigeración existía, y estaba prevista, en el Proyecto de Nomenclatura de Ginebra de 1937. El Brasil también sostiene que las Comunidades Europeas tergiversan el objeto de la partida 18 de dicho Proyecto. En contra de los argumentos de las Comunidades Europeas, la partida 18 no se refiere a la carne ligeramente salada, seca y ahumada sino más bien a la carne que ha sido "simplemente preparada". El Brasil también discrepa de la afirmación de las Comunidades Europeas de que la frase "simplemente preparada de otro modo" en la partida 18 no tiene ninguna importancia. El hecho de que las carnes cocidas se incluyeran en la partida 18 -junto con la salazón, el salmuerado, el secado y el ahumado- demuestra que todas esas carnes eran simples preparaciones y que la finalidad de la partida 18 no era la conservación. El Brasil también sostiene que el hecho de que la expresión "cocida o simplemente preparada de otro modo" fuera transferida del capítulo 2 al capítulo 16 en la Nomenclatura de Bruselas "no cambia el hecho de que las Notas [del Sistema Armonizado] relativas al capítulo 16 y las Notas explicativas [del Sistema Armonizado] relativas al capítulo 2 se refieren expresamente a los procedimientos enumerados en el capítulo 2 como 'preparados o conservados'".126

c) Práctica ulteriormente seguida

59. El Brasil está de acuerdo con la constatación del Grupo Especial de que, en el presente asunto, la práctica ulteriormente seguida pertinente es la serie concordante, común y coherente de actos de las autoridades aduaneras de las Comunidades Europeas, posteriores a la entrada en vigor de la Lista de las CE, que demuestra el acuerdo de los Miembros de la OMC acerca de la interpretación de la concesión contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE.

i) Práctica "concordante" y "común"

60. El Brasil sostiene que las Comunidades Europeas no tienen razón al sugerir que la pregunta pertinente que se plantea al Órgano de Apelación en la presente apelación es si los actos de un Miembro de la OMC ante los que no han reaccionado los demás Miembros de la OMC pueden ser considerados "práctica ulteriormente seguida". El Brasil reconoce que la práctica de clasificación de otros Miembros puede ser pertinente en la interpretación de las concesiones arancelarias de la Lista de un determinado Miembro; no obstante, dado que las Comunidades Europeas eran el único Miembro que importaba trozos de pollo salados congelados y tenía un criterio específico para la "carne salada" en la partida 02.10 de su Nomenclatura Combinada, la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas es la única práctica pertinente en el presente asunto.127 El Brasil también aduce que no se formularon objeciones a los actos pertinentes porque la proximidad temporal entre la publicación del Reglamento (CE) Nº 535/94 y la conclusión de la Ronda Uruguay dio lugar a un "conocimiento inferido".128

61. El Brasil sostiene que las Comunidades Europeas han confundido el requisito de que las partes estén de acuerdo sobre la interpretación de un tratado con la práctica ulteriormente seguida que consolida ese acuerdo. Según el Brasil, el párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena no especifica el número de partes que deben seguir la práctica pertinente sino que lo que se exige es que la práctica ulteriormente seguida debe demostrar el acuerdo de las partes, que, en el presente caso, se establece como un hecho.

62. El Brasil sostiene que la interpretación de las Comunidades Europeas del término "salados" era conocida por todos los Miembros de la OMC cuando se negociaron las concesiones arancelarias y fue aceptada por ellos cuando firmaron el Acuerdo sobre la OMC; la facultad de la Conferencia Ministerial y del Consejo General establecida en el párrafo 2 del artículo IX del Acuerdo sobre la OMC para adoptar interpretaciones de ese Acuerdo debe diferenciarse de la autoridad de los informes adoptados de grupos especiales examinada por el Órgano de Apelación en el asunto Japón ‑ Bebidas alcohólicas II.129 El Brasil encuentra en el informe del Órgano de Apelación sobre el asunto Chile - Sistema de bandas de precios apoyo para su opinión de que la Lista de un Miembro impone obligaciones al Miembro que hizo la concesión y no a todos los Miembros.130 Según el Brasil, la práctica de consignación en Listas de sólo un Miembro puede ser considerada pertinente en la interpretación de su concesión arancelaria, siempre que esa práctica equivalga a una práctica ulteriormente seguida.131

63. El Brasil también refuta el argumento de las Comunidades Europeas de que no existe diferencia entre la Lista de un Miembro de la OMC y otras obligaciones contraídas en el marco de la OMC. El Brasil se remite al informe del Órgano de Apelación en el asunto CE - Equipo informático en apoyo de la tesis de que, aunque todos los Miembros deben estar de acuerdo sobre el alcance de una concesión arancelaria realizada por un Miembro, la concesión arancelaria se aplica únicamente a ese Miembro que hizo la concesión. Las concesiones arancelarias pueden ser idénticas en algunos casos, pero la obligación contraída en virtud de una concesión es distinta de otras obligaciones contraídas en el marco de la OMC, porque es exclusiva del Miembro que la hizo.132 A juicio del Brasil, las Comunidades Europeas, mediante el Reglamento (CE) Nº 535/94 y la inclusión de la Nota complementaria 7 en la Nomenclatura Combinada, anunciaron a sus interlocutores en las negociaciones de la Ronda Uruguay la definición y el alcance de su concesión arancelaria en la partida 02.10 de su Lista.

64. Además, el Brasil no está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que el enfoque del Grupo Especial para establecer la "práctica ulteriormente seguida" sea contrario a la intención de los Miembros de la OMC de que las Listas sigan el Sistema Armonizado. Aunque las Listas deberían basarse en el Sistema Armonizado, no son idénticas a éste porque el Sistema Armonizado fue el punto de partida, pero no necesariamente el resultado final, de las negociaciones. El Brasil aduce que partes de la Lista de las CE se basan en la Nomenclatura Combinada, que, a su vez, se basa en parte en el Sistema Armonizado y en parte en las subpartidas de la Nomenclatura Combinada y otras disposiciones. Una de esas disposiciones es la Nota complementaria 7 de la Nomenclatura Combinada, que establece una definición de "carne salada" que es exclusiva de la Lista de las CE y que no existe en la Lista de ningún otro Miembro.133 Según el Brasil, esa definición "se ajusta a los términos y la estructura" del Sistema Armonizado.134 En cambio, la introducción posterior mediante las medidas impugnadas del concepto de "conservación" en la partida 02.10 modifica y limita el Sistema Armonizado. El Brasil sostiene que la previsibilidad y estabilidad de las Listas multilaterales quedarían socavadas si se constatara que el término "salados" en la partida 02.10 de la Lista de las CE se refiere exclusivamente a un procedimiento que garantiza la "conservación a largo plazo".135

ii) "Coherencia" de la práctica

65. El Brasil está de acuerdo con la evaluación realizada por el Grupo Especial de la "coherencia" de la práctica pertinente.136 En contra de lo que afirman las Comunidades Europeas, el Grupo Especial no dejó de examinar la práctica de las Comunidades Europeas en lo que respecta a productos comprendidos en la partida 02.10 distintos de los trozos de pollo congelados salados, así como la práctica del Brasil, Tailandia, China y los Estados Unidos en relación con la partida 02.10. En este sentido, el Brasil señala el examen que hizo el Grupo Especial de una IAV relativa al jamón salado y seco.137 El Brasil también afirma que las Comunidades Europeas no proporcionaron ninguna otra prueba en apoyo de su argumento de que algunas oficinas de aduanas no clasificaban los productos en cuestión en la partida 02.10.

66. El Brasil no está de acuerdo con la afirmación de las Comunidades Europeas de que la "práctica ulteriormente seguida" generalmente comporta la intervención de representantes gubernamentales de nivel superior al de los funcionarios de aduanas. El Grupo Especial consideró correctamente la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas a la luz de la constatación del Órgano de Apelación en el asunto CE - Equipo informático en el sentido de que es la práctica de clasificación aduanera del Miembro importador lo que es importante en la interpretación de las concesiones arancelarias.138

67. El Brasil sostiene además que el Grupo Especial no dejó de examinar la totalidad de la legislación y jurisprudencia de las Comunidades Europeas relacionadas con la interpretación de la partida 02.10. El Brasil aduce que los instrumentos en los que las Comunidades Europeas desearían que se hubiera basado el Grupo Especial son en gran medida anteriores a la Lista de las CE y no pueden ser considerados "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena.139 El Brasil señala además que las actas de las reuniones del Comité del Código Aduanero de las Comunidades Europeas celebradas en 2002 indican que las Comunidades Europeas deliberadamente no incluyeron una referencia a la "conservación a largo plazo" en el Reglamento (CE) Nº 535/94. En cuanto a la coherencia a lo largo del tiempo, el Brasil aduce que las Comunidades Europeas no aportaron ninguna IAV ni ningún tipo de elemento o documentación justificante para apoyar el argumento de que la clasificación realizada por sus autoridades aduaneras no era coherente. El Brasil también está de acuerdo con el Grupo Especial en que la práctica posterior a 2002 no menoscaba la constatación del Grupo Especial de que la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas entre 1996 y 2002 era coherente.140

68. El Brasil está de acuerdo con el trato dado por el Grupo Especial a la práctica de clasificación de las exportaciones e importaciones del Brasil y Tailandia.141 El Brasil afirma que la práctica de clasificación de las exportaciones es menos rigurosa que la de las importaciones porque normalmente no se perciben derechos de exportación y son los comerciantes, y no las autoridades, los que frecuentemente efectúan en los hechos la clasificación. Además, el Brasil no ha importado nunca los productos en cuestión y, aunque lo hubiera hecho, lo que es objeto de litigio es la práctica en la aplicación de la partida 02.10 de la Lista de las CE.142 El Brasil también respalda el trato dado por el Grupo Especial a la supuesta "práctica" de otros Miembros de la OMC en relación con la partida 02.10. Dado que las pruebas presentadas al Grupo Especial eran limitadas y se referían a productos que no son los mismos productos en cuestión ni idénticos a ellos, el Grupo Especial no podía inferir conclusiones de esa información.143

d) Objeto y fin

69. El Brasil sostiene que el Grupo Especial procedió incorrectamente al no distinguir entre el objeto y fin del Acuerdo sobre la OMC y del GATT de 1994, por una parte, y el objeto y fin de la partida específica en la Lista de las CE, por otra. El Brasil aduce que el objeto y fin del tratado es la indagación pertinente, y que la concesión arancelaria contenida en la partida 02.10 de la Lista de las CE es parte de los términos de esa Lista que, a su vez, es parte integrante del GATT de 1994 de conformidad con el artículo II del GATT de 1994.

70. El Brasil también sostiene que las Comunidades Europeas interpretan erróneamente la constatación del Grupo Especial al aducir que la interpretación del Grupo Especial estaba "sesgada" a favor de la reducción de los aranceles en lugar de basarse en la seguridad y previsibilidad de las concesiones arancelarias.144 El Brasil señala que los términos del razonamiento del Grupo Especial se derivan del texto que figura en los preámbulos respectivos del Acuerdo sobre la OMC y el GATT de 1994.

71. El Brasil aduce que el concepto de "conservación a largo plazo", que las Comunidades Europeas utilizan para definir la carne clasificable en la partida 02.10, introduciría "mucha" incertidumbre, especialmente si el criterio que ha de aplicarse en aduanas es que los productos sean "perfectamente conocidos" o "reconocibles inmediatamente".145 El Brasil sostiene que las Comunidades Europeas no presentaron al Grupo Especial ninguna legislación o acto vinculante con una definición clara del concepto de "conservación a largo plazo"146 y que tampoco indicaron en qué parte del Sistema Armonizado figura el concepto de "conservación a largo plazo" en relación con la carne. El Brasil también está en desacuerdo con las Comunidades Europeas en que las partes negociadoras supieran que un producto cárnico tenía que estar salado con fines de conservación para poder ser incluido en la partida 02.10; antes bien, lo que sabían las partes era que la partida 02.10 de la Lista de las CE se refería a la carne que había sido objeto de un salado impregnado en profundidad de manera homogénea y que presentaba un contenido global de sal igual o superior al 1,2 por ciento en peso.

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena

72. El Brasil propone que, en caso de que el Órgano de Apelación constate que la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas de los productos en cuestión en la partida 02.10 no equivale a "práctica ulteriormente seguida" de conformidad con el párrafo 3 b) del artículo 31, debería considerar esa práctica de clasificación como medio de interpretación complementario en virtud del artículo 32. El Brasil aduce que los medios de interpretación complementarios no están limitados a los "trabajos preparatorios" del tratado y a las "circunstancias de su celebración" sino que pueden incluir pruebas de práctica ulteriormente seguida.147

a) Circunstancias de la celebración

73. El Brasil no está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que, para que las "circunstancias de [la] celebración [de un tratado]" sean pertinentes, tienen que haber influido directamente en las intenciones comunes de todas las partes en el tratado. El Brasil se remite a la declaración del Órgano de Apelación en el asunto CE - Equipo informático en el sentido de que la práctica de clasificación aduanera de una de las partes puede ser pertinente y que la práctica del Miembro importador es "muy importante".148 Aun cuando el Órgano de Apelación consideró que la práctica de clasificación de los Miembros exportadores era pertinente en ese asunto, el presente asunto es distinto a ese respecto porque no había práctica de clasificación aduanera del Brasil, de Tailandia ni de las autoridades aduaneras de las Comunidades Europeas con respecto a los productos en cuestión durante la Ronda Uruguay. Además, en la diferencia CE - Equipo informático, la parte pertinente de la Nomenclatura Combinada no contenía un criterio especial para definir el producto en cuestión; en cambio, en el presente asunto, el Reglamento (CE) Nº 535/94 insertó la Nota complementaria 7 en la Nomenclatura Combinada con una definición especial para las "carnes saladas" que figuran en la partida 02.10.149 Por consiguiente, según el Brasil, en el presente asunto la práctica de clasificación del Miembro importador es la práctica más pertinente, si no la única.

74. Con respecto al concepto de "conocimiento inferido" del Grupo Especial, el Brasil aduce que no es necesario que una "circunstancia" sea evidente para todos los negociadores en el momento de la celebración y encuentra apoyo para esta tesis en la jurisprudencia del Órgano de Apelación y en la bibliografía sobre derecho internacional público.150 El Brasil sostiene que las IAV que el Órgano de Apelación constató que eran "circunstancias de [la] celebración" en el asunto CE - Equipo informático no podían haber sido evidentes para todos los negociadores.

b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas

75. El Brasil sostiene que el Órgano de Apelación no debería hacer caso omiso, como piden las Comunidades Europeas, de la legislación aduanera promulgada por las Comunidades Europeas en el momento de la conclusión de la Ronda Uruguay basándose en que en aquel momento no había comercio de trozos de pollo salados congelados. El Brasil sostiene que la legislación que define los productos en cuestión a efectos de la Nomenclatura Combinada de las Comunidades Europeas es una "circunstancia" pertinente.

76. A juicio del Brasil, el Grupo Especial interpretó correctamente las sentencias dictadas por el TJCE en los asuntos Dinter y Gausepohl.151 El Brasil aduce que la sentencia Dinter no se ocupaba específicamente del alcance de la partida 02.10 y proporciona únicamente observaciones de carácter general sobre el capítulo 2 de la Nomenclatura Combinada que no tienen pertinencia directa alguna para el presente asunto. El Brasil también sostiene que el Grupo Especial se ocupó adecuadamente de la sentencia Gausepohl. A su juicio, el TJCE no encontró apoyo alguno en el Sistema Armonizado para la conclusión de que la "salazón", a tenor de la partida 02.10, es un procedimiento para conservar la carne.152 En contraste, el Reglamento (CE) Nº 535/94 introdujo un criterio objetivo (impregnación en profundidad con un 1,2 por ciento de sal) para la carne salada, y no se refirió a la "conservación a largo plazo". En cuanto al argumento de las Comunidades Europeas de que el Reglamento (CE) Nº 535/94 no puede modificar la interpretación dada por el TJCE a una definición del Sistema Armonizado, el Brasil sostiene que dicho Tribunal no está facultado para determinar el sentido del Sistema Armonizado.153 Incluso si la Comisión Europea tuvo en cuenta en el Reglamento (CE) Nº 535/94 la sentencia del TJCE en el asunto Gausepohl, esa sentencia sugiere que la impregnación en profundidad con un 1,2 por ciento de sal satisface la interpretación del Tribunal de la expresión "conservación a largo plazo".154

77. El Brasil no está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que el Reglamento (CE) Nº 535/94 no es pertinente como "circunstancia" de la celebración porque las negociaciones sobre la Lista de las CE concluyeron antes del período de verificación de las Listas.155 Según el Brasil, las Comunidades Europeas reconocen que no todos los negociadores tienen que conocer realmente un acto. El Brasil sostiene que la aceptación de la definición de "carne salada" en el Reglamento (CE) Nº 535/94 durante el proceso de verificación de las Listas se puede deducir de la falta de objeciones.156

78. Por último, el Brasil no está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que el Grupo Especial utilizara el artículo 32 para modificar la conclusión sobre el sentido del término "salados" a la que había llegado al aplicar el artículo 31. Según el Brasil, en virtud del artículo 31, el Grupo Especial llegó a la conclusión de que el término "salados" en la partida 02.10 es un término amplio que no está limitado a la idea de "conservación a largo plazo"; en virtud del artículo 32, el Grupo Especial confirmó que el Reglamento (CE) Nº 535/94 no establecía que la salazón tuviera que ser para "conservación a largo plazo".

C. Argumentos de Tailandia - Apelado

1. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

a) Sentido corriente

79. Tailandia sostiene que el Grupo Especial examinó debidamente el contexto fáctico para la consideración del sentido corriente del término "salados". Tailandia hace referencia al principio que figura en el párrafo 1) del artículo 31 de la Convención de Viena, según el cual "[u]n tratado deberá interpretarse de buena fe", y alega que, conforme al "contexto fáctico", el Grupo Especial tuvo en cuenta consecuencias que resultan "normalmente" y "razonablemente" del texto.157 A juicio de Tailandia, si el análisis del "sentido corriente" hecho por el Grupo Especial hubiera omitido el "contexto fáctico" y sólo hubiese incluido definiciones de diccionario, el resultado habría sido demasiado restrictivo y también incompatible con el rechazo a una utilización mecánica de los diccionarios expresado por el Órgano de Apelación en ocasiones anteriores.158

80. Tailandia también impugna la alegación de las Comunidades Europeas de que el Grupo Especial no realizó una evaluación objetiva de los hechos en conformidad con el artículo 11 del ESD. Tailandia alega que el apelante tiene que superar el difícil obstáculo de demostrar que un grupo especial ha cometido un "error flagrante" al apreciar las pruebas, sobre todo cuando se trata de pruebas científicas.159 Contrariamente a lo que alegan las Comunidades Europeas, las conclusiones del Grupo Especial acerca del sentido corriente de "salados" no estaban basadas en la apreciación hecha por el Grupo Especial de los dictámenes de los expertos de las Comunidades Europeas. Tailandia sostiene, además, que las Comunidades Europeas no han demostrado que el Grupo Especial no realizó una evaluación objetiva de los testimonios científicos. Con respecto a la constatación del Grupo Especial de que un contenido de sal del 3 por ciento puede prevenir la putrefacción de la carne, Tailandia alega que el Grupo Especial no se refirió a un producto con un contenido de sal del 3 por ciento que no estuviera refrigerado; lo que el Grupo Especial estaba analizando era un producto cárnico "crudo y refrigerado".

81. Con respecto a la alegación de las Comunidades Europeas de que es el corte en lonjas de los productos conservados, y no el contenido de sal, como el Grupo Especial constató, lo que hace necesario el uso de medios adicionales de conservación en la partida 02.10, Tailandia sostiene que el fundamento de esta alegación de error "no está claro".160 Ello se debe a que las Comunidades Europeas, ante el Grupo Especial, no cuestionan el hecho de que carnes como el jamón de Parma, el prosciutto y el jamón serrano requieren medios adicionales de conservación. Tailandia alega, además, que el Grupo Especial, al formular su constatación de que "un producto conservado con sal durante períodos relativamente breves no queda necesariamente excluido de la partida 02.10", no se basó solamente en el testimonio del experto de las Comunidades Europeas, sino que también se apoyó en las declaraciones de las Comunidades Europeas que reconocían ese hecho.161 Por último, Tailandia plantea que, aun cuando el Órgano de Apelación constatara que el Grupo Especial no llevó a cabo una evaluación objetiva de los hechos cuestionados por las Comunidades Europeas, ello no afectaría a la conclusión general del Grupo Especial respecto del sentido corriente del término "salados".

b) Contexto

82. Tailandia alega que las Comunidades Europeas no han acreditado que la expresión "en salmuera" se refiera exclusivamente a la conservación. El argumento de las Comunidades Europeas de que la expresión "en salmuera" se refiere a la conservación está basado exclusivamente en su definición del verbo inglés "to salt" ("salar") y, por lo tanto, el argumento no atañe al sentido corriente de la expresión "en salmuera". Además, a juicio de Tailandia, la partida 08.12, en que se menciona el agua salada como "sustancia para dicha conservación", pone de manifiesto que todos los procesos enumerados en esa partida "tienen por objeto conservar los productos provisionalmente".162

83. Tailandia sostiene también que el Grupo Especial no omitió tener en cuenta las características distintivas de las expresiones "salados o en salmuera, secos o ahumados" de la partida 02.10. Las definiciones de estas expresiones que figuran en los diccionarios incluyen el concepto de conservación, pero no se limitan a él. El sentido corriente de estas expresiones para los productos cárnicos, en "el contexto actual", está relacionado con el sabor y características singulares de los productos y no con el tiempo por el cual los productos quedan conservados.163 Tailandia también rechaza el argumento de que la naturaleza especial de las carnes incluidas en la partida 02.10 encuentra respaldo en la naturaleza de las carnes comprendidas en el capítulo 16; por el contrario, la Nota de capítulo correspondiente al capítulo 16 deja claro que los procesos especificados en el capítulo 2 tienen por objeto la preparación o la conservación.164

84. Tailandia está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que, con respecto a la partida 02.10, la cuestión de la refrigeración tiene poca o ninguna importancia, pero sostiene que ello se debe a que la conservación no es un elemento determinante para la clasificación de los productos en esa partida. Según Tailandia, la estructura de las partidas indica, en cambio, que los productos pueden dividirse en frescos o conservados mediante un proceso (refrigerados o congelados) o preparados (salados, en salmuera, etc.); el elemento determinante de la partida 02.10, a juicio de Tailandia, es la preparación. La partida 02.10 abarca todos los tipos de carnes y despojos, siempre que se trate de carnes o despojos salados o en salmuera, secos o ahumados. Todas esas carnes se clasifican en la partida 02.10 con independencia del estado en que se presenten -por ejemplo frescas, refrigeradas o congeladas-. Tailandia también rechaza el argumento de las Comunidades Europeas que se basa en las palabras "temporary preservative" (conservante temporal) de la Nota explicativa del capítulo 2; según Tailandia, las Comunidades Europeas no presentan ninguna prueba que apoye su aseveración de que el envasado de carnes frescas con sal afecta inevitablemente a las características del producto.

c) Práctica ulteriormente seguida

85. Tailandia sostiene que el Grupo Especial consideró adecuadamente que la práctica de las Comunidades Europeas en materia de clasificación de 1996 a 2002 constituía una "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena.

i) Práctica "común" y "concordante"

86. Tailandia considera que la posición de las Comunidades Europeas respecto del carácter "común" y "concordante" de la práctica ulteriormente seguida contradice el criterio del Órgano de Apelación en CE - Equipo informático y CE - Subvenciones a la exportación de azúcar, asuntos en los que el Órgano de Apelación atribuyó importancia a la práctica de las Comunidades Europeas al interpretar la Lista de las CE.165 Según Tailandia, de todos modos el peso que atribuyó el Grupo Especial a la práctica ulteriormente seguida no fue determinante para sus constataciones de que los productos en cuestión estaban abarcados por la concesión de la partida 02.10.

87. Tailandia sostiene que las constataciones del Grupo Especial no son incompatibles con el comentario de la CDI acerca de la práctica ulteriormente seguida.166 Según la CDI, no es necesario que todos los signatarios de un tratado hayan seguido una determinada práctica para que ésta pueda constituir una práctica ulteriormente seguida; basta que las partes hayan aceptado la práctica. Por lo tanto, Tailandia sostiene que incluso la práctica de un solo Miembro puede constituir una "práctica ulteriormente seguida". Sobre esta base, era razonable que el Grupo Especial llegase a la conclusión de que la práctica de las Comunidades Europeas en materia de clasificación respecto de los productos en cuestión podía considerarse por sí sola una práctica ulteriormente seguida. Además, Tailandia afirma que en derecho internacional público la aceptación puede deducirse de la reacción o la falta de reacción de una de las partes ante la práctica de que se trata.167

88. Tailandia rechaza el argumento de las Comunidades Europeas de que la "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31 requiere "actos manifiestos" que hayan sido "adoptados" expresamente por "una gran mayoría" de los Miembros de la OMC.168 A juicio de Tailandia, las Comunidades Europeas interpretan mal la distinción que se traza en la Convención de Viena entre un "acuerdo ulterior", a tenor del apartado a) del párrafo 3 del artículo 31, y la "práctica ulteriormente seguida", a que se refiere el apartado b) del mismo párrafo. Tailandia también se remite a situaciones en que el Órgano de Apelación y los grupos especiales constataron que determinados actos y prácticas no constituían una "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31, y sostiene que esos casos pueden distinguirse del presente asunto por los hechos respectivos.169

89. Tailandia está de acuerdo con el Grupo Especial en que "tiene sentido en la práctica, especialmente en el contexto de las listas del GATT, que son propias de cada Miembro de la OMC", asignar "importancia ... [a] la práctica en materia de clasificación del Miembro importador cuya lista se interpreta".170 Según Tailandia, el informe del Órgano de Apelación en CE - Equipo informático abona la opinión de que la Lista de un Miembro no es igual a una disposición de aplicación general de un tratado como el GATT de 1994 u otros Acuerdos de la OMC.171 A este respecto, Tailandia señala la constatación fáctica del Grupo Especial conforme a la cual "las Comunidades Europeas son aparentemente el único Miembro de la OMC importador que sigue una práctica para la clasificación de los productos en cuestión".172 Tailandia también objeta que las Comunidades Europeas se apoyen en el Sistema Armonizado, y sostiene que no existe ningún fundamento jurídico para equiparar la interpretación de la Lista de las CE con una interpretación del Sistema Armonizado. El análisis de la Lista de las CE hecho por el Grupo Especial no pretende dar una interpretación definitiva del Sistema Armonizado, ni va en desmedro de la función de interpretación que corresponde desempeñar al Comité y el Consejo del Sistema Armonizado.173

ii) "Coherencia" de la práctica

90. Tailandia alega que el Grupo Especial aplicó acertadamente el concepto de "coherencia" al constatar que la práctica de las Comunidades Europeas en materia de clasificación equivalía a una "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31. Tailandia afirma que el presente caso puede distinguirse del asunto CE - Equipo informático en que la práctica de clasificación de las Comunidades Europeas fue coherente durante un período de seis años en el presente caso; esto es diferente de la "práctica de clasificación claramente incoherente entre los Estados miembros de las CE" en el caso anterior.174 Tailandia recuerda además la observación del Grupo Especial de que las Comunidades Europeas no presentaron ninguna prueba que demostrase que los productos en cuestión hubiera sido clasificado en la partida 02.07 de la Lista de las CE. Según Tailandia, el Grupo Especial no estaba obligado a examinar la práctica en materia de clasificación respecto de todos los tipos de carnes saladas comprendidos en la partida 02.10; sólo son pertinentes los trozos de pollo salados, pero, de todos modos, el Grupo Especial analizó una variedad más amplia de productos comprendidos en dicha partida.

91. Tailandia sostiene que el Grupo Especial no "excluyó deliberadamente" la práctica de Tailandia y el Brasil en materia de clasificación de las exportaciones, como sugirieron las Comunidades Europeas.175 Es más: el Grupo Especial efectivamente consideró en su análisis las prácticas de clasificación del Brasil, Tailandia, los Estados Unidos y China, y formuló la conclusión fáctica de que las pruebas relativas a esas prácticas eran demasiado limitadas. Tailandia afirma que las Comunidades Europeas, a este respecto, piden al Órgano de Apelación que vaya más allá del examen de cuestiones jurídicas. Además, como Tailandia no tiene concesiones arancelarias sobre los trozos de pollo deshuesados congelados destinados a la exportación, y no impone derechos de exportación a ese producto, el Grupo Especial llegó acertadamente a la conclusión de que la práctica de Tailandia en materia de clasificación de las exportaciones no era pertinente a los efectos de la interpretación de la partida 02.10.176

92. A juicio de Tailandia, el Grupo Especial no omitió examinar la "totalidad" de la legislación y la práctica pertinentes de las Comunidades Europeas.177 Por lo tanto, la consideración por el Grupo Especial de los materiales pertinentes del régimen legislativo de las Comunidades Europeas, incluidas la Nota explicativa de la Nomenclatura Combinada de diciembre de 1994 y una IAV relativa al jamón salado procedente de España, no puede alterarse.178 Según Tailandia, el Grupo Especial, en su labor de interpretación, consideró explícitamente las sentencias del TJCE en los asuntos Dinter y Gausepohl en el marco del artículo 32 de la Convención de Viena, y no en el marco del párrafo 2 b) del artículo 31, como dispuso el Órgano de Apelación en CE - Equipo informático.179

93. Tailandia discrepa de las Comunidades Europeas en cuanto a que la práctica de funcionarios de aduanas de baja jerarquía no pueda constituir una "práctica ulteriormente seguida". Tailandia se remite al informe del Órgano de Apelación en CE - Equipo informático, así como a publicaciones de derecho internacional, que dan a entender que no existe tal limitación de los tipos de práctica que pueden ser pertinentes a los efectos del párrafo 3 b) del artículo 31.180 Lo que puede constituir una práctica ulteriormente seguida depende del tipo y la naturaleza de las disposiciones del tratado respectivo, que, en este caso, son aplicadas por funcionarios de aduanas.181

94. Según Tailandia, la afirmación de las Comunidades Europeas según la cual el Grupo Especial omitió tomar en consideración determinadas pruebas en su labor de interpretación es "inexacta en cuanto a los hechos".182 Según Tailandia, "no queda claro" si las Comunidades Europeas alegan que el Grupo Especial omitió hacer una evaluación objetiva de las pruebas que tenía ante sí; si las Comunidades Europeas plantean tal alegación, no han demostrado suficientemente por qué el Grupo Especial actuó en forma incompatible con el artículo 11 del ESD.183

d) Objeto y fin

95. Tailandia sostiene que el párrafo 1 del artículo 31 no se refiere al "objeto y fin" de una determinada disposición (en este caso, el artículo II del GATT de 1994, leído junto con la partida arancelaria específica de la Lista de las CE de que aquí se trata), sino, más bien, al objeto y fin del tratado.184 El intérprete de un tratado debe determinar el sentido corriente de sus términos (es decir, la concesión que figura en la partida 02.10) teniendo presentes el objeto y fin del tratado (es decir, el GATT de 1994).

96. Tailandia discrepa de las Comunidades Europeas en cuanto a que la interpretación del objeto y fin hecha por el Grupo Especial se haya basado en un "sesgo" favorable a la expansión del comercio.185 El Grupo Especial "estaba simplemente parafraseando" el informe del Órgano de Apelación en CE - Equipo informático cuando mencionó la seguridad y previsibilidad de los acuerdos recíprocos "encaminados a la reducción sustancial de los aranceles aduaneros y de los demás obstáculos al comercio".186

97. Tailandia está de acuerdo con el Grupo Especial en que el criterio de "conservación a largo plazo" no es "previsible".187 A los efectos de la clasificación aduanera, la "consideración primordial" son las características físicas objetivas del producto, y no alguna finalidad subyacente de esas características.188 Ante la objeción manifestada por las Comunidades Europeas de que el Grupo Especial no tuvo en cuenta el carácter incierto del criterio alternativo de "preparación", Tailandia sostiene que recaía en las Comunidades Europeas la carga de probar que el término "salados", en la partida 02.10 de la Lista de las CE, tenía por objeto limitarse al concepto de "conservación"; dado que las CE no cumplieron esa carga, no correspondía al Grupo Especial evaluar criterios "alternativos".189

98. Según Tailandia, carece de fundamento jurídico la afirmación de que la partida 02.10 "no tenía el objeto y fin general de obtener disposiciones mutuamente ventajosas de acceso a los mercados para la carne de aves congelada".190 Según Tailandia, este argumento parte del supuesto de que el Grupo Especial debió haber tenido en cuenta las consideraciones unilaterales de política comercial de los negociadores de las Comunidades Europeas; las Comunidades Europeas no pueden utilizar su clasificación arancelaria para responder a los cambios producidos en las pautas del comercio.191

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 32 de la Convención de Viena

99. Tailandia sostiene que el Grupo Especial actuó correctamente al recurrir a medios de interpretación complementarios con arreglo al artículo 32 de la Convención de Viena para confirmar los resultados de la interpretación obtenida por la aplicación del artículo 31. Sostiene que el artículo 32 presenta una lista no exhaustiva de medios de interpretación complementarios, y que si el Órgano de Apelación constata que la práctica de las Comunidades Europeas en materia de clasificación no constituye una "práctica ulteriormente seguida" en el sentido del párrafo 3 b) del artículo 31, esa práctica debe considerarse con arreglo al artículo 32.

a) Circunstancias de la celebración

100. Tailandia no está de acuerdo con las Comunidades Europeas en que las constataciones anteriores del Órgano de Apelación y las publicaciones de derecho internacional público indiquen que los hechos, actos e instrumentos que han de tenerse en cuenta como parte de las circunstancias de la celebración de un tratado "deben haber influido directamente en la intención común de las partes".192 Tailandia sostiene que el Órgano de Apelación no ha indicado que los documentos que un grupo especial considera como "circunstancias de [la] celebración" deben haber influido en las partes en la redacción del texto del tratado. Con respecto al rechazo por las Comunidades Europeas del concepto de "conocimiento inferido", que utilizó el Grupo Especial, Tailandia señala la afirmación del Órgano de Apelación, en CE - Equipo informático, de que el Grupo Especial, en ese asunto, debió haber considerado las IAV pertinentes como medio de interpretación complementario; a juicio de Tailandia, es poco probable que en la Ronda Uruguay todas las partes negociadoras tuvieran conocimiento de tales IAV.

b) Caracterización de la legislación pertinente de las Comunidades Europeas

101. Tailandia sostiene que el Grupo Especial consideró debidamente la legislación y la práctica pertinentes de las Comunidades Europeas durante las negociaciones de la Ronda Uruguay, de conformidad con la orientación impartida por el Órgano de Apelación en CE - Equipo informático. Tailandia discrepa de la afirmación de las Comunidades Europeas según la cual antes de la conclusión de la Ronda Uruguay no había ninguna práctica pertinente en materia de clasificación aduanera, y señala las sentencias del TJCE en los asuntos Dinter y Gausepohl. Tailandia alega que el criterio establecido para la partida 02.10 por el Reglamento (CE) Nº 535/94 aplicó y aclaró el criterio de conservación a largo plazo que el TJCE reconoció en la sentencia dictada en el asunto Gausepohl.193

102. Tailandia sostiene además que la Nota adicional 7 de la Nomenclatura Combinada, introducida en virtud del Reglamento (CE) Nº 535/94, no alteró el alcance de la partida 02.10 de la Nomenclatura Combinada, sino que simplemente especificó los criterios que debían tenerse en cuenta para clasificar determinadas mercancías en esa partida. Tailandia rechaza también el argumento de las Comunidades Europeas de que la fijación de criterios distintos de la conservación a largo plazo para el término "salados", en la partida 02.10, alteraría el alcance de esa partida. A juicio de Tailandia, ese argumento está refutado por la respuesta de la OMA a las preguntas del Grupo Especial, conforme a la cual el término "salados", en la partida 02.10, no se limita a la "conservación" y debe definirse sobre la base de las características objetivas del producto.

103. Tailandia está de acuerdo con el Grupo Especial en que las Notas explicativas de la Nomenclatura Combinada no son pertinentes porque se refieren a la carne de animales de la especie porcina y no a la carne de aves, y no pueden aplicarse a ésta por analogía en ausencia de una referencia explícita. Por último, Tailandia afirma que el Grupo Especial se abstuvo con acierto de considerar pertinente la práctica de otros Miembros, incluidas sendas decisiones aduaneras de los Estados Unidos de 1993, sobre la carne de bovino fresca o congelada salpicada con sal, y de 1996, sobre el tocino congelado salado.194

III. Otras apelaciones del Brasil y Tailandia

A. Alegaciones de error formuladas por el Brasil - Otro apelante

1. Mandato

a) Medidas comprendidas en el mandato

104. El Brasil apela contra la conclusión del Grupo Especial según la cual los Reglamentos (CE) Nº 1871/2003 y (CE) Nº 2344/2003 (las "medidas ulteriores") se encuentran fuera del mandato del Grupo Especial. El Brasil recuerda que en la solicitud de establecimiento de un grupo especial es obligatorio identificar "las medidas concretas en litigio"; la identificación de medidas concretas "no se produce por la mera referencia al rótulo o número asignados a un instrumento jurídico", sino "mediante la descripción de actos u omisiones atribuibles a un Miembro de la OMC".195 Las medidas identificadas por el Brasil en su solicitud de establecimiento de un grupo especial estaban "identificadas claramente como [medidas] que modificaban la clasificación y el régimen arancelario de los trozos de pollo congelados y salados".196 La infracción alegada era el trato menos favorable que el concedido al producto en la partida 02.10 de la Lista de las CE. Según el Brasil, las medidas ulteriores que el Grupo Especial consideró no comprendidas en su mandato son "en esencia las mismas" que las dos medidas consideradas comprendidas en el mandato del Grupo Especial; esas medidas ulteriores también producen la misma infracción identificada en la solicitud de establecimiento de un grupo especial presentada por el Brasil, es decir, un trato menos favorable que el previsto en la Lista de las CE.197

105. El Brasil alega que el Grupo Especial debió haber examinado su solicitud de establecimiento en su conjunto. En la solicitud del Brasil, su "descripción" de las dos medidas mencionadas explícitamente "como medidas por las que se reclasifica y modifica el régimen arancelario de los trozos de pollo congelados y salados es suficientemente amplia para incluir los instrumentos jurídicos ulteriores [a esas dos medidas] que también reclasifican y modifican el régimen arancelario de los trozos de pollo congelados y salados".198 El Brasil reconoce que este caso es "un tanto diferente" de la diferencia Chile - Sistema de bandas de precios, porque "técnicamente no se refiere a una modificación de una medida"199; empero, el Brasil sostiene que los principios generales y el razonamiento que se aplicaron en ese caso también deberían aplicarse en éste. Las dos medidas ulteriores "equivalen a modificaciones" de las dos medidas mencionadas explícitamente en la solicitud de establecimiento de un grupo especial presentada por el Brasil, en cuanto confirman y aclaran la reclasificación y el cambio arancelario determinados por las dos medidas anteriores. Las dos medidas ulteriores "también producen el mismo efecto": la violación de las obligaciones de las Comunidades Europeas "resultantes de la partida 02.10 de la Lista de las CE".200 La reclasificación y la modificación arancelaria de los trozos de pollo congelados y salados por las Comunidades Europeas "siguieron siendo esencialmente las mismas" después de dictadas las dos medidas ulteriores.201

106. El Brasil también expresa la preocupación de que si no se incluyeran las medidas ulteriores en el mandato del grupo especial no se obtendría una solución rápida y positiva de la diferencia. El Brasil sostiene además que, contrariamente al razonamiento del Grupo Especial, no debería haber tenido que formular su solicitud de establecimiento de un grupo especial con "un texto amplio, genérico y/o inclusivo destinado a abarcar instrumentos jurídicos concretos que no podía razonablemente esperar ni prever" en el momento en que la presentó.202 Tal razonamiento provocaría "una proliferación de solicitudes de establecimiento de grupos especiales formuladas en términos imprecisos", en contra de lo dispuesto en el párrafo 2 del artículo 6 del ESD, que exige que las medidas se identifiquen concretamente.203 Además, el Grupo Especial no dio ninguna explicación de cómo y por qué se habría comprometido el objetivo del debido proceso si se hubieran incluido en su mandato las medidas ulteriores. A juicio del Brasil, las medidas concretamente identificadas daban un aviso adecuado del alcance y de la alegación de infracción que hacía valer el Brasil en su solicitud de establecimiento de un grupo especial, y el contenido y la pertinencia del Reglamento (CE) Nº 1871/2003 para esta diferencia se pusieron en conocimiento de las Comunidades Europeas "muchas veces a lo largo de las actuaciones del Grupo Especial".204

b) Productos comprendidos en el mandato

107. El Brasil apela contra la conclusión del Grupo Especial según la cual los productos en cuestión son "los trozos de pollo deshuesados congelados que han sido impregnados de sal, con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento" y no "los trozos de pollo deshuesados congelados que han sido impregnados de sal, con un contenido de sal igual o superior al 1,2 por ciento". Según el Brasil, el Grupo Especial no representó correctamente los productos abarcados por el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 y la Decisión Nº 2003/97/CE, lo que dio lugar al "entendimiento errado" de que los productos abarcados por esos instrumentos se determinan por su contenido de sal y no por el concepto de conservación a largo plazo.205 Si bien los porcentajes de sal establecidos en esas medidas -del 1,2 al 1,9 por ciento y del 1,9 al 3 por ciento, respectivamente- parecen describir los productos afectados por ellas, la "razón de ser" expresada en cada uno de esos instrumentos jurídicos para la clasificación en la partida 02.07 es la de la conservación a largo plazo.206 Esto se manifiesta también en la Decisión 2003/97/CE de las CE, conforme a la cual los trozos de carne de pollo con un contenido de sal comprendido entre el 1,9 y el 3 por ciento son similares a los trozos de pollo deshuesados con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 1,9 por ciento. Según el Brasil, esto da a entender que no es el contenido de sal lo que define los productos comprendidos en esa medida.

108. El Brasil alega también que los productos comprendido en el mandato del Grupo Especial son los que el Brasil describió en su solicitud de establecimiento de un grupo especial. El Brasil pone en entredicho la afirmación del Grupo Especial de que los productos en cuestión se determinan por las medidas que se consideran comprendidas en su mandato. Aunque el párrafo 2 del artículo 6 del ESD no exige expresamente que los productos en cuestión se identifiquen en la solicitud de establecimiento de un grupo especial, el Órgano de Apelación se ha basado, hasta ahora, en la descripción incluida en esa solicitud para determinar el alcance de la medida en litigio. Además, si el producto en cuestión está efectivamente descrito en la solicitud de establecimiento de un grupo especial, es ese producto el comprendido en el mandato del grupo especial, porque, con arreglo al artículo 7 del ESD, el mandato de los grupos especiales se rige por la solicitud de establecimiento. El Brasil también hace referencia a la constatación del Órgano de Apelación en CE - Equipo informático conforme a la cual "en lo concerniente a ciertas obligaciones en el marco de la OMC, para identificar 'las medidas concretas en litigio', tal vez sea necesario también identificar los productos sujetos a esas medidas".207 El Brasil sostiene que, respecto de ciertas obligaciones en el marco de la OMC, como las concesiones arancelarias, la identidad del producto indicado en la solicitud de establecimiento de un grupo especial "resulta esencial" para el cumplimiento de las prescripciones del párrafo 2 del artículo 6.208

2. Interpretación de la Lista de las CE a la luz del artículo 31 de la Convención de Viena

109. El Brasil apela contra la conclusión del Grupo Especial de que la evolución del capítulo 2 del Sistema Armonizado no indica categóricamente que el texto que precedió a la partida 02.10 del Sistema Armonizado se caracterizara por el concepto de "preparación". Según el Brasil, los términos de las partidas 13 y 18 del proyecto de Nomenclatura de Ginebra, así como sus respectivas Notas explicativas, indican que los procesos comprendidos en la partida 18 excluyen el concepto de "conservación", porque, en la estructura del capítulo 2 del proyecto de Nomenclatura de Ginebra, las categorías de conservación se pusieron deliberadamente como subdivisiones de las partidas.

110. A continuación, el Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial según la cual las Notas explicativas de la partida 02.10 de la Lista de las CE y del capítulo 2 del Sistema Armonizado no ayudan a determinar el sentido de la concesión arancelaria de la partida 02.10. El Brasil cuestiona, en particular, la constatación del Grupo Especial de que los conceptos de "preparación" y "conservación" pueden no ser mutuamente excluyentes en el contexto de la partida 02.10. Contrariamente a la conclusión del Grupo Especial, la Nota explicativa de la partida 02.10 no se limita a "sugerir", sino que en realidad "afirma" que los procesos a que se refiere la partida 02.10 son procesos de preparación.209 El Brasil alega también que el Grupo Especial asignó "una significación injustificada" a la superposición de las definiciones de los términos "preparación" y "conservación".210 Alega que la "preparación" determina la clasificación en la partida 02.10, aun cuando los procesos de preparación, en algunos casos y en alguna medida, también puedan conservar las carnes.

111. El Brasil alega, además, que el Grupo Especial incurrió en un error jurídico al llegar a la conclusión de que la Regla 3 de las Reglas generales para la interpretación del Sistema Armonizado ("Regla general 3") no era aplicable al caso que se le había sometido. Sostiene que el hecho de que el Grupo Especial tomara como base y aceptara la supuesta posición de las partes de que los productos en cuestión no estaba comprendido en dos o más partidas, por lo que no se cumplía la condición necesaria para la aplicabilidad de la Regla general 3, fue "un grave error jurídico".211 Las partes sostuvieron interpretaciones "separadas y distintas" que conducían a conclusiones diferentes212; esto debió haber indicado al Grupo Especial que los productos en cuestión "pudiera[n] clasificarse, en principio", en dos partidas.213 Además, el Grupo Especial partió del supuesto de que los productos en cuestión no "pudiera[n] clasificarse, en principio", en dos o más partidas a pesar de que no había decidido, después de efectuar un análisis del texto y el contexto, si esos productos estaban comprendidos en la partida 02.10. Por último, el Grupo Especial "desconoció totalmente" la objeción del Brasil a su decisión de no aplicar la Regla general 3, expresada en las observaciones del Brasil sobre el informe provisional del Grupo Especial.214

112. En el caso de que el Órgano de Apelación constate que el Grupo Especial incurrió en error al no aplicar la Regla general 3, el Brasil pide que el Órgano de Apelación complete el análisis jurídico del Grupo Especial y constate que la Regla general 3 da lugar a la clasificación de los productos en cuestión en la partida 02.10. El Brasil aduce que las constataciones fácticas del Grupo Especial implican que, con arreglo a la Regla general 3, los productos en cuestión son diferentes de los productos no salados y que esas diferencias hacen que los productos en cuestión sean "más específicos".215 El término "salados", de la partida 02.10, describe los productos en cuestión más específicamente que el término "aves", de la partida 02.07. Esto se debe a que la partida 02.10 no comprende "otras" carnes no incluidas específicamente en otras partidas, sino todos los tipos de carnes "siempre que hayan sido preparadas mediante salazón, secado o ahumado".216 El Brasil también hace referencia a la carta de la OMA al Grupo Especial en respaldo de su argumento de que la "salazón" es más específica que la "congelación". Según el Brasil, aunque la partida 02.10 no fuera "más específica" en el sentido del apartado a) de la Regla general 3, sería aplicable el apartado c) de esa Regla, lo que daría lugar a la clasificación de los productos en cuestión en la partida 02.10.


 
Continuación: B. Alegaciones de error formuladas por Tailandia - Otro apelante


* El presente documento, con signatura WT/DS269/AB/R - WT/DS286/AB/R, anula y sustituye al documento WT/DS269/AB/R - WT/DS286/AB/R, dsitribuído erroneamente por razones técnicas, en espanñol solamente, el 12 de setiembre de 2005.

1 Reclamación del Brasil, WT/DS269/R, 30 de mayo de 2005; Reclamación de Tailandia, WT/DS286/R, 30 de mayo de 2005. A petición de las Comunidades Europeas, de conformidad con el párrafo 2 del artículo 9 del ESD, el Grupo Especial emitió dos informes separados. La parte expositiva y las constataciones de estos dos informes son las mismas; la única "diferencia importante" entre estos informes separados se encuentra en la portada y las conclusiones. (Informes del Grupo Especial, párrafo 6.21)

2 Informes del Grupo Especial, párrafo 2.1.

3 Ibid., párrafos 2.1 y 7.60.

4 Ibid., párrafo 7.3.

5 WT/DS269/3 (Brasil), 22 de septiembre de 2003; WT/DS286/5 (Tailandia), 28 de octubre de 2003.

6 Informes del Grupo Especial, párrafos 7.21 y 7.22.

7 En el Reglamento (CE) Nº 1223/2002 y en la Decisión 2003/97/CE se hace referencia a trozos de pollo deshuesados, congelados e impregnados de sal, con un contenido de sal comprendido entre el 1,2 y el 3 por ciento.

8 Informes del Grupo Especial, párrafo 7.32.

9 Ibid., párrafo 7.36.

10 Ibid., párrafo 7.75.

11 Ibid., párrafo 7.81.

12 Ibid., párrafo 7.86. (no se reproduce la nota de pie de página)

13 Hecha en Viena el 23 de mayo de 1969, documento de las Naciones Unidas A/CONF.39/27, 1155 United Nations Treaty Series, página 331.

14 Informes del Grupo Especial, párrafo 7.331.

15 Ibid., párrafo 7.151.

16 Ibid., párrafo 7.331.

17 Ibid., párrafo 7.151.

18 Ibid., párrafo 7.331.

19 Ibid., párrafo 7.303.

20 Ibid., párrafo 7.331.

21 Ibid.

22 Ibid., párrafo 7.423.

23 Ibid.

24 Informes del Grupo Especial, párrafo 8.1.

25 Ibid., párrafo 8.2.

26 WT/DS269/6, WT/DS286/8 (adjunto como anexo I del presente informe).

27 WT/AB/WP/5, 4 de enero de 2005.

28 De conformidad con el párrafo 1 de la Regla 21 de los Procedimientos de Trabajo.

29 WT/DS269/7 (Brasil) (adjunto como anexo II del presente informe); WT/DS286/9 (Tailandia) (adjunto como anexo III del presente informe).

30 De conformidad con el párrafo 3 de la Regla 23 de los Procedimientos de Trabajo.

31 De conformidad con la Regla 22 y el párrafo 4 de la Regla 23 de los Procedimientos de Trabajo.

32 De conformidad con el párrafo 1 de la Regla 24 de los Procedimientos de Trabajo.

33 En una carta de fecha 18 de julio de 2005, el Brasil pidió al Órgano de Apelación que "no considerara" el escrito amicus curiae de avec. En una carta de fecha 21 de julio de 2005, y en la audiencia, Tailandia pidió al Órgano de Apelación que "no tuviera en cuenta" este escrito. En su declaración final en la audiencia, el Brasil cuestionó los argumentos formulados por avec.

34 El capítulo 2 del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías se adjunta como anexo IV del presente informe.

35 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 62 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafos 7.117-7.149).

36 Ibid., párrafo 62 (donde se hace referencia a la referencia del Grupo Especial a Sir Ian Sinclair, The Vienna Convention on the Law of Treaties, 2ª ed. (Manchester University Press, 1984), página 121, que se cita en los informes del Grupo Especial, nota 153 al párrafo 7.105).

37 Ibid., párrafo 62.

38 Ibid., párrafo 63 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.146).

39 Ibid., párrafo 63.

40 Ibid., párrafos 63 y 64 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, nota 249 al párrafo 7.146).

41 Ibid., párrafos 66 y 67.

42 Ibid., párrafo 69 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.149).

43 Ibid., párrafo 70.

44 Ibid., párrafo 77.

45 Ibid.

46 Ibid., párrafo 79.

47 Ibid., párrafo 81 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.162).

48 Ibid., párrafo 82 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.161).

49 Ibid., párrafo 83.

50 Ibid., título de la sección III.C.4.

51 Ibid., párrafo 89.

52 En su comunicación del apelante las Comunidades Europeas se refirieron a esta Nota como "Nota de capítulo". (Ibid., párrafo 92) Posteriormente las Comunidades Europeas aclararon que la caracterización correcta de esta Nota es "Nota explicativa del capítulo". (Comunicación del apelado presentada por las Comunidades Europeas, nota 50 al párrafo 71)

53 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 93.

54 Ibid., párrafo 96.

55 Ibid., párrafo 98.

56 Ibid., epígrafe III.C.5.

57 Ibid., párrafo 100.

58 Proyecto de nomenclatura (aduanera) de la Sociedad de Naciones, de 1937.

59 Convenio de Bruselas sobre Nomenclatura para la Clasificación de las Mercancías en los Aranceles de Aduanas, de 1959.

60 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 101 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.198).

61 Ibid., párrafo 103.

62 Ibid., párrafo 106.

63 Notificación de la apelación de las Comunidades Europeas (adjunta como anexo I del presente informe), párrafo 2 c). (no se reproduce la nota de pie de página)

64 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 111 y 112 (donde se cita el informe del Órgano de Apelación, Japón - Bebidas alcohólicas II, página 16; el informe del Órgano de Apelación, Chile - Sistema de bandas de precios, párrafo 214; y el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafos 191 y 192).

65 Ibid., párrafo 116.

66 Ibid., párrafo 118 (donde se hace referencia a la cita del comentario de la CDI que figura en los informes del Grupo Especial, párrafo 7.252).

67 Ibid., párrafo 118.

68 Ibid., párrafo 120 (donde se cita el párrafo 3 b) del artículo 31 de la Convención de Viena).

69 Ibid., párrafo 119 (donde se cita el Anuario de la Comisión de Derecho Internacional (1966), volumen II, página 243, párrafo 15).

70 Ibid., nota 68 al párrafo 119 (donde se cita a M. Yasseen, "L'interprétation des Traités d'après la Convention de Vienne sur le Droit des Traités", en Recueil des Cours de l'Académie de Droit International (1976), volumen III, página 48, párrafo 16).

71 Ibid., párrafos 118-128 (donde se cita el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafo 192).

72 Ibid., párrafo 123 (donde se cita el informe del Órgano de Apelación, Japón - Bebidas alcohólicas II, página 18).

73 Ibid., párrafo 124.

74 Ibid., párrafos 125 y 126 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, Japón - Bebidas alcohólicas II, páginas 15-18; a la Decisión del Árbitro, Estados Unidos - Ley de compensación (Enmienda Byrd) (CE) (párrafo 6 del artículo 22), nota 57 al párrafo 3.42; al informe del Grupo Especial, Estados Unidos - EVE, párrafo 7.75; al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafos 192-194; al informe del Órgano de Apelación, Chile - Sistema de bandas de precios, párrafo 232; y al informe del Grupo Especial, Canadá - Patentes para productos farmacéuticos, párrafo 5.5 y nota 48 al párrafo 6.89).

75 Ibid., párrafo 136 (donde se hace referencia a los artículos 7 y 8 del Convenio del Sistema Armonizado).

76 Ibid., párrafo 131 (donde se cita el informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 109).

77 Ibid., párrafo 143.

78 Ibid., párrafo 148.

79 Ibid., párrafo 170.

80 Ibid., párrafo 273.

81 Ibid., párrafo 159 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 94).

82 Ibid., párrafo 146 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafos 7.269 y 7.270). Véase también la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 164.

83 Apartado c) del artículo 1 del Convenio del Sistema Armonizado; comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 154 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.284).

84 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 157.

85 Ibid., párrafo 165 y la nota 94 a dicho párrafo.

86 Ibid., párrafo 167.

87 Ibid., párrafos 168-170.

88 Ibid., párrafos 171-174. Véase también el párrafo 219.

89 Ibid., párrafos 180 y 181. En apoyo de su argumento las Comunidades Europeas se basan en el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Tubos, párrafo 81 (sobre el objeto y fin del artículo XIX del GATT de 1994); el informe del Órgano de Apelación, Chile - Sistema de bandas de precios, párrafo 234 (sobre el objeto y fin del Anexo 4 del Acuerdo sobre la Agricultura); y en el informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 84 (en el que se afirma que las concesiones previstas en una Lista del GATT son, en virtud del párrafo 7 del artículo II del GATT de 1994, parte de los términos del tratado).

90 Informes del Grupo Especial, párrafo 7.320 (citados en la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 183).

91 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 184-188 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 82; y al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafo 189).

92 Ibid., párrafo 189.

93 Ibid., párrafo 190 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.323).

94 Ibid., párrafo 207.

95 Ibid., párrafos 212-218.

96 Yasseen, supra, nota 70, página 93.

97 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 228-230.

98 Ibid., párrafo 233 (donde se hace referencia, entre otros, al informe del Órgano de Apelación, CE ‑ Equipo informático, párrafo 93).

99 Ibid., párrafos 234 y 235.

100 Ibid., párrafo 240.

101 Ibid., párrafos 245-253. Las Comunidades Europeas se basan en el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, nota 244 al párrafo 196; el informe del Grupo Especial, México ‑ Telecomunicaciones, párrafo 7.44; el informe del Órgano de Apelación, Canadá - Productos lácteos, párrafo 139; el informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 92; y en Yasseen, supra, nota 70, página 90.

102 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 254 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.346).

103 Ibid., párrafo 262.

104 Ibid., párrafo 288.

105 Ibid., párrafo 273.

106 Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, Sentencia, Gausepohl-Fleisch GmbH contra Oberfinanzdirektion Hamburg, Asunto, C-33/92, Recopilación de Jurisprudencia [1993] página I-3047.

107 Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 275 y 276 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafos 7.398-7.400).

108 Ibid., párrafo 278 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.402).

109 Ibid., párrafo 286.

110 Ibid., párrafo 294.

111 Ibid., párrafo 295.

112 Ibid., párrafo 306.

113 Ibid., párrafo 307.

114 Ibid., párrafo 304.

115 Ibid., párrafos 312-314 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.422).

116 Ibid., párrafo 313.

117 Ibid., párrafo 314.

118 Ibid., párrafos 315-318 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafos 7.332 y 7.423).

119 Comunicación del apelado presentada por el Brasil, párrafo 70.

120 Ibid., párrafo 75.

121 Ibid., párrafo 83.

122 Ibid., párrafo 86; informes del Grupo Especial, página C-161, párrafo 12.

123 Ibid., epígrafe II.B.2.

124 Ibid., párrafo 100.

125 Ibid., párrafo 102 (donde se hace referencia a la Nota explicativa del capítulo 2 del Sistema Armonizado).

126 Ibid., párrafo 116.

127 Ibid., párrafo 123.

128 Ibid., párrafo 125 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.361).

129 Ibid., párrafo 130.

130 Ibid., párrafos 133 y 134 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, Chile - Sistema de bandas de precios, párrafo 272).

131 Ibid., párrafo 135.

132 Ibid., párrafo 141.

133 Ibid., párrafo 147.

134 Ibid., párrafo 149.

135 Ibid., párrafo 150.

136 Ibid., párrafos 151-169.

137 Ibid., párrafo 153 (donde se hace referencia a la respuesta de las Comunidades Europeas a la pregunta 53 formulada por el Grupo Especial, informes del Grupo Especial, página C-107.

138 Ibid., párrafos 165 y 166 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafos 93, 95 y 96).

139 Ibid., párrafos 160 y 162-164 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 159-162; y a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.393). Entre estos instrumentos figuran las sentencias del TJCE sobre los asuntos Dinter y Gausepohl y las Notas explicativas de la Nomenclatura Combinada.

140 Ibid., párrafo 169 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.256).

141 Ibid., párrafo 155 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.284).

142 Ibid., párrafo 155.

143 Ibid., párrafos 157 y 158 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafo 7.288).

144 Ibid., párrafo 179 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 189).

145 Ibid., párrafo 202 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 207).

146 Ibid., párrafo 194.

147 Ibid., párrafos 207-209 (donde se hace referencia a Sinclair, supra, nota 36, página 138).

148 Ibid., párrafo 216 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 93).

149 Ibid., párrafo 223.

150 Ibid., párrafos 224-227 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 252; al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, nota 244 al párrafo 196; al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafos 92 y 94; y al informe del Grupo Especial, México - Telecomunicaciones, párrafo 7.68).

151 Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, Sentencia, Dinter contra Hauptzollamt Köln‑Deutz, Asunto 175/82, Recopilación de Jurisprudencia [1983] página 969: TJCE, Sentencia, Gausepohl, supra, nota 106.

152 Comunicación del apelado presentada por el Brasil, párrafo 250.

153 Ibid., párrafo 257.

154 Ibid., párrafo 258.

155 Ibid., párrafos 263-276 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 301).

156 Ibid., párrafo 276.

157 Comunicación del apelado presentada por Tailandia, párrafos 13 y 14 (donde se cita Sinclair, supra, nota 36, página 121). (las cursivas son de Tailandia)

158 Ibid., párrafos 16 y 17 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafo 166; y al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Ley de compensación (Enmienda Byrd), párrafo 248).

159 Ibid., párrafos 21-23 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Salvaguardias sobre el acero, párrafo 499; y al informe del Órgano de Apelación, CE - Hormonas, párrafos 133 y 138).

160 Ibid., párrafo 27.

161 Ibid., párrafo 28 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.149).

162 Ibid., párrafo 36.

163 Ibid., párrafo 39.

164 Ibid., párrafo 41.

165 Ibid., párrafos 60-62 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 93, y el informe del Órgano de Apelación, CE - Subvenciones a la exportación de azúcar, párrafo 187).

166 Ibid., párrafos 65-70 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 117).

167 Ibid., párrafo 69 (donde se hace referencia a Yasseen, supra, nota 70, página 49, párrafo 18; y A. Aust, Modern Treaty Law and Practice (Cambridge University Press, 2000), páginas 191-193).

168 Ibid., párrafo 71 (donde se hace referencia al argumento de las Comunidades Europeas según el cual esos actos son "interpretaciones correspondientes al párrafo 2 del artículo IX del Acuerdo sobre la OMC, decisiones del Comité o el Consejo [del Sistema Armonizado], relativas a la interpretación de la nomenclatura [del Sistema Armonizado], o actos que resultan de un procedimiento igualmente riguroso". (Comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 144))

169 Ibid., párrafos 72-74 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, Japón - Bebidas alcohólicas II, páginas 14 y 15; al informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Juegos de azar, párrafo 193; al informe del Grupo Especial, Estados Unidos - EVE, párrafo 7.75; y al informe del Grupo Especial, Canadá - Período de protección mediante patente, nota 48 al párrafo 6.89).

170 Informes del Grupo Especial, párrafos 7.253 y 7254; y comunicación del apelado presentada por Tailandia, párrafo 76 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 129).

171 Comunicación del apelado presentada por Tailandia, párrafo 76 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 131; y al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 109).

172 Ibid., párrafo 84 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.289).

173 Ibid., párrafo 90.

174 Ibid., párrafo 95 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 95).

175 Ibid., párrafo 98 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 151).

176 Ibid., párrafo 104.

177 Ibid., párrafo 160.

178 Ibid., párrafo 105 (donde se hace referencia a los informes del Grupo Especial, párrafos 7.302 y 7.270).

179 Ibid., párrafo 106.

180 Tailandia se remite también a I. Brownlie, Principles of Public International Law, 6ª ed. (2003), página 6.

181 Comunicación del apelado presentada por Tailandia, párrafo 112.

182 Ibid., párrafo 107.

183 Ibid., párrafo 109 (donde se hace referencia a la norma aplicable a tal alegación, establecida en el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Salvaguardias sobre el acero, párrafos 498 y 499).

184 Ibid., párrafo 121 (donde se hace referencia al informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafos 13 y 85).

185 Ibid., párrafo 126 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 189).

186 Ibid., párrafo 125 (donde se citan los informes del Grupo Especial, párrafo 7.320).

187 Ibid., título de la sección II.D.2.

188 Ibid., párrafo 129.

189 Ibid., párrafo 132.

190 Ibid., párrafo 134 (donde se cita la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 212).

191 Ibid., párrafo 139.

192 Ibid., párrafo 144 (donde se hace referencia a la comunicación del apelante presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 229, y se cita el informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 86; y Sinclair, supra, nota 36, página 141).

193 Ibid., párrafo 161.

194 Ibid., párrafos 172-176.

195 Comunicación presentada por el Brasil en calidad de otro apelante, párrafo 17.

196 Ibid., párrafo 21.

197 Ibid.

198 Comunicación presentada por el Brasil en calidad de otro apelante, párrafo 27.

199 Ibid., párrafo 28. (las cursivas figuran en el original)

200 Ibid., párrafo 27.

201 Ibid., párrafo 31. (sin cursivas en el original)

202 Ibid., párrafo 36.

203 Ibid., párrafo 37.

204 Ibid., párrafo 42.

205 Ibid., párrafo 45.

206 Ibid., párrafo 49.

207 Ibid., párrafo 63 (donde se cita el informe del Órgano de Apelación, CE - Equipo informático, párrafo 67).

208 Ibid., párrafo 64.

209 Ibid., párrafo 80. (no se reproducen las cursivas que figuran en el original)

210 Ibid., párrafo 81.

211 Ibid., párrafo 93.

212 Ibid., párrafo 94.

213 Regla 3 de las Reglas generales para la interpretación del Sistema Armonizado.

214 Comunicación presentada por el Brasil en calidad de otro apelante, párrafo 101.

215 Ibid., párrafo 104.

216 Ibid..