Lo nuevo - Mapa del sitio - Calendario
Acuerdos Comerciales - Proceso del ALCA
Temas Comerciales
English - français - português
Búsqueda
 

ORGANIZACIÓN MUNDIAL
DEL COMERCIO

WT/DS121/AB/R
 
14 de diciembre de 1999

(99-5419)
  Original: inglés

ARGENTINA - MEDIDAS DE SALVAGUARDIA IMPUESTAS A
LAS IMPORTACIONES DE CALZADO


 

AB-1999-7




Informe del Órgano de Apelación


  1. Introducción
     
  2. Argumentos de los participantes

  1. Alegaciones de error formuladas por la Argentina - Apelante

  1. Mandato
     
  2. Aplicación de medidas de salvaguardia por un miembro de  una unión aduanera
     
  3. Alegaciones relativas a los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado 

  1. Mandato
     
  2. Imposición de medidas de salvaguardia por un miembro de una unión aduanera 
     
  3. Alegaciones relativas a los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Alegaciones de error formuladas por las Comunidades Europeas - Apelante 
  1. Relación entre el artículo XIX del GATT de 1994 y el  Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Argumentos de la Argentina - Apelado 

  1. Relación entre el artículo XIX del GATT de 1994 y el Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Argumentos de los terceros 

  1. Indonesia 
     
  2. Estados Unidos 

  1. Cuestiones planteadas en esta apelación
     
  2. Mandato
     
  3. El artículo XIX del GATT de 1994 y la "evolución imprevista de las circunstancias"
     
  4. Aplicación de medidas de salvaguardia por un miembro de una unión aduanera
     
  5. Alegaciones relativas a los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Norma de examen

  1. Interpretación y aplicación de los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias

  1. Aumento de las importaciones
     
  2. Daño grave
     
  3. Relación de causalidad 
  1. Párrafo 7 del artículo 12 del ESD 

  1. Constataciones y conclusiones 


ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO
ÓRGANO DE APELACIÓN

Argentina - Medidas de salvaguardia impuestas a las importaciones de calzado        AB-1999-7
       Actuantes:
Apelante/Apelado: Argentina Apelante/Apelado: Comunidades Europeas        Bacchus, Presidente de la Sección
       Beeby, Miembro
       Matsushita, Miembro
Tercer participante: Indonesia  
Tercer participante: Estados Unidos  


I. Introducción

1. La Argentina y las Comunidades Europeas apelan contra ciertas cuestiones de derecho tratadas en el informe del Grupo Especial encargado de examinar el asunto Argentina - Medidas de salvaguardia impuestas a las importaciones de calzado (el informe del "Grupo Especial")1, así como contra determinadas interpretaciones formuladas en dicho informe. El Grupo Especial fue establecido para examinar una reclamación de las Comunidades Europeas en relación con la aplicación por la Argentina de determinadas medidas de salvaguardia a las importaciones de calzado.

2. El 14 de febrero de 1997, la Argentina inició una investigación en materia de salvaguardias y adoptó la Resolución 226/97, por la que se impusieron medidas provisionales en forma de derechos específicos mínimos respecto de las importaciones de determinado calzado.2 Ese mismo día, el Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Argentina revocó los derechos de importación específicos mínimos ("DIEM") aplicados por la Argentina a las importaciones de calzado desde el 31 de diciembre de 1993.3 La iniciación de la investigación en materia de salvaguardias y la aplicación de una medida de salvaguardia provisional fueron notificadas por la Argentina al Comité de Salvaguardias en una comunicación de fecha 21 de febrero de 19974, y, mediante una nueva comunicación de fecha 5 de marzo de 1997, la Argentina remitió al Comité de Salvaguardias una copia de la resolución por la que se imponían los derechos provisionales.5

3. El 25 de julio de 1997, la Argentina notificó al Comité de Salvaguardias la determinación de la existencia de daño grave formulada por sus autoridades competentes, la Comisión Nacional de Comercio Exterior (CNCE).6 Adjunta a esa notificación figuraba el Acta 338, informe de la CNCE sobre el daño grave. El Acta 338 incorpora mediante referencia el Informe Técnico, un resumen del personal de la CNCE de los datos fácticos reunidos durante la investigación en materia de salvaguardias.7 El 1º de septiembre de 1997, la Argentina notificó al Comité de Salvaguardias su intención de imponer una medida de salvaguardia definitiva.8 El 12 de septiembre de 1997, la Argentina adoptó la Resolución 987/97, por la que se imponía, con efecto a partir del 13 de septiembre de 1997, una medida de salvaguardia definitiva en forma de derechos específicos mínimos a determinadas importaciones de calzado. El 26 de septiembre de 1997, la Argentina remitió una copia de dicha Resolución al Comité de Salvaguardias9, y el Uruguay, en su calidad de representante de la Presidencia pro-tempore del Mercado Común del Sur ("MERCOSUR")10, notificó la medida de salvaguardia definitiva impuesta mediante esa Resolución.11 El 28 de abril de 1998, la Argentina publicó la Resolución 512/98, por la que se modificaba la Resolución 987/97.12 El 26 de noviembre de 1998, la Argentina publicó la Resolución 1506/98, por la que se introducían nuevas modificaciones en la Resolución 987/97, y, el 7 de diciembre de 1998, la Secretaría de Industria, Comercio y Minería de la Argentina publicó la Resolución 837/98, por la que se aplicaba la Resolución 1506/98.13 Los elementos de hecho pertinentes de esta diferencia se exponen con más detalle en los párrafos 2.1-2.6 y 8.1-8.20 del informe del Grupo Especial.

4. El Grupo Especial examinó las alegaciones de las Comunidades Europeas de que las medidas de salvaguardia impuestas por la Argentina son incompatibles con los artículos 2, 4, 5, 6 y 12 del Acuerdo sobre Salvaguardias , y con el párrafo 1 a) del artículo XIX del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (el "GATT de 1994"). El informe del Grupo Especial fue distribuido a los Miembros de la Organización Mundial del Comercio (la "OMC") el 25 de junio de 1999.

5. El Grupo Especial concluyó que "la medida de salvaguardia definitiva aplicada al calzado sobre la base de la investigación y determinación de la Argentina es incompatible con los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias " y que, por lo tanto, "existe anulación o menoscabo de las ventajas resultantes para las Comunidades Europeas del Acuerdo sobre Salvaguardias en el sentido del párrafo 8 del artículo 3 del ESD".14 El Grupo Especial constató que no existía "ningún fundamento para tratar las reclamaciones de las [Comunidades Europeas] con arreglo al artículo XIX del GATT por separado y en forma aislada de las disposiciones del Acuerdo sobre Salvaguardias.15 El Grupo Especial rechazó las alegaciones de las Comunidades Europeas relativas al artículo 12 del Acuerdo sobre Salvaguardias16 y, a la luz de su determinación de que la medida de salvaguardia definitiva es incompatible con los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias, el Grupo Especial no consideró necesario formular constataciones con respecto a las alegaciones de las Comunidades Europeas relativas a los artículos 5 y 6 de dicho Acuerdo.17

6. El 15 de septiembre de 1999, la Argentina notificó al Órgano de Solución de Diferencias (el "OSD") su intención de apelar contra ciertas cuestiones de derecho tratadas en el informe del Grupo Especial, así como contra determinadas interpretaciones jurídicas formuladas por el Grupo Especial, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 del Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (el "ESD"), y presentó un anuncio de apelación, de conformidad con la Regla 20 de los Procedimientos de trabajo para el examen en apelación (los "Procedimientos de trabajo"). El 27 de septiembre de 1999, la Argentina presentó una comunicación del apelante.18 Las Comunidades Europeas presentaron a su vez una comunicación del apelante el 30 de septiembre de 1999.19 El 11 de octubre de 1999, la Argentina20 y las Comunidades Europeas21 presentaron sendas comunicaciones del apelado. Ese mismo día, Indonesia y los Estados Unidos presentaron sendas comunicaciones en calidad de terceros participantes.22

7. El 19 de octubre de 1999, el Órgano de Apelación recibió una carta del Gobierno del Paraguay en la que este país indicaba su interés "en estar presente" en la audiencia de esta apelación. El 25 de octubre de 1999, el Órgano de Apelación recibió una segunda carta del Paraguay en la que este país aclaraba que no estaba pidiendo que se le diera la oportunidad de "presentar oralmente sus argumentos o exposiciones" en la audiencia, con arreglo al párrafo 3 de la Regla 27 de los Procedimientos de trabajo. Más bien, el Paraguay sostenía que, en tanto que tercero que había notificado su interés al Órgano de Solución de Diferencias con arreglo al párrafo 2 del artículo 10 del ESD, tenía derecho a participar "en forma pasiva" en la audiencia prevista por el Órgano de Apelación en la presente diferencia. Ningún participante o tercer participante puso objeciones a la participación del Paraguay sobre una base "pasiva". El 26 de octubre de 1999, los Miembros de la Sección que entendió en esta apelación informaron al Paraguay, a los participantes y a los terceros participantes de que, habida cuenta de las disposiciones del párrafo 2 del artículo 10 y del párrafo 4 del artículo 17 del ESD, así como de las disposiciones de las Reglas 24 y 27 de los Procedimientos de trabajo, se autorizaría al Paraguay a estar presente en la audiencia en calidad de "observador pasivo".

8. La audiencia de la apelación tuvo lugar el 29 de octubre de 1999. Los participantes y terceros participantes presentaron oralmente sus argumentos y respondieron a las preguntas que les dirigieron los Miembros de la Sección que entendió en la apelación.

II. Argumentos de los participantes

A. ALEGACIONES DE ERROR FORMULADAS POR LA ARGENTINA - APELANTE

1. Mandato

9. La Argentina alega que el Grupo Especial infringió el párrafo 2 del artículo 7 del ESD y que excedió el ámbito de su competencia, porque no sólo consideró, sino que se basó23, en supuestas violaciones del artículo 3 del Acuerdo sobre Salvaguardias, a pesar de que en la solicitud de establecimiento de un grupo especial presentada por las Comunidades Europeas y en el mandato del Grupo Especial se mencionaban supuestas violaciones únicamente de los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias .

10. La Argentina hace notar que los artículos 3 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias son disposiciones separadas, cada una de las cuales establece distintas obligaciones. A juicio de la Argentina, al incluir estas disposiciones, los Miembros tenían la intención de permitir que las autoridades nacionales separaran el requisito relativo a "las constataciones y las conclusiones", establecido en el artículo 3 del requisito de un "análisis detallado", establecido en el artículo 4, como de hecho hace la Argentina. En este caso, "las constataciones y las conclusiones" a que se refiere el artículo 3 están contenidas exclusivamente en el Acta 338 (en la que se basó el Grupo Especial), pero no se formuló ante el Grupo Especial ninguna alegación de infracción del artículo 3.

11. La Argentina hace hincapié en que la norma de que la competencia de un Grupo Especial debe estar limitada por su mandato, como se reconoce en los informes del Órgano de Apelación en Brasil - Medidas que afectan al coco desecado ("Brasil - Coco desecado")24 y en India - Protección mediante patente de los productos farmacéuticos y los productos químicos para la agricultura ("India - Patentes")25, tiene su origen en preocupaciones ocupaciones relacionadas con el debido proceso. La Argentina concluye que, al omitir el artículo 3 de su solicitud de establecimiento de un grupo especial, las Comunidades Europeas en esencia notificaron a la Argentina que no tendría que defenderse por alegaciones relacionadas con dicho artículo. La Argentina añade que, dado que el artículo 3 es esencial para la adopción de decisiones por el Grupo Especial, no puede considerarse que las afirmaciones del Grupo Especial sobre el artículo 3 sean un error inocuo, "simplemente una observación descriptiva y gratuita" y no "una de las constataciones o conclusiones jurídicas".26

2. Aplicación de medidas de salvaguardia por un miembro de una unión aduanera

12. La Argentina alega que el Grupo Especial erró en su razonamiento legal y en su interpretación del Acuerdo sobre Salvaguardias en lo que respecta al derecho de la Argentina a excluir a sus interlocutores del MERCOSUR de la aplicación de las medidas de salvaguardia. A juicio de la Argentina, interpretó erróneamente la nota de pie de página 1 al párrafo 1 del artículo 2 del Acuerdo sobre Salvaguardias, e impuso la obligación de aplicar medidas de salvaguardia a los miembros de la unión aduanera cuando se toman en cuenta las importaciones procedentes de todas las fuentes a efectos de la determinación del daño, así como también un "requisito de paralelismo". La Argentina sostiene que ninguna de estas supuestas obligaciones tiene fundamento alguno en el Acuerdo sobre Salvaguardias.

13. La Argentina sostiene que la nota de pie de página al párrafo 1 del artículo 2 trata de un modo completo las condiciones aplicables a una investigación en materia de salvaguardias cuando un Miembro forma parte de una unión aduanera. La cuarta frase de la nota de pie de página refleja el hecho de que los Miembros no pudieron llegar a un acuerdo sobre la forma de conciliar las prescripciones del párrafo 8 del artículo XXIV del GATT de 1994 con el requisito de trato de la nación más favorecida establecido en el párrafo 2 del artículo 2 del Acuerdo sobre Salvaguardias. Así pues, en la última frase de la nota de pie de página, los Miembros reconocieron específicamente que en el Acuerdo sobre Salvaguardias no se resolvía este conflicto. La Argentina hace notar que la historia de la redacción de la nota de pie de página 1 muestra que los Miembros suprimieron justamente las disposiciones que el Grupo Especial ha tratado de "ver" en el texto existente de la nota de pie de página.27

14. La Argentina sostiene asimismo que el Grupo Especial incurrió en error de derecho al imponer un "requisito de paralelismo", que no se encuentra en el Acuerdo sobre Salvaguardias, entre la determinación de la existencia de daño y la aplicación de la medida de salvaguardia. En el artículo 5, que establece los requisitos para la aplicación de medidas de salvaguardia, no se hace referencia alguna a un requisito de "paralelismo", salvo que la medida no puede exceder de lo que es necesario para remediar el daño. Análogamente, el artículo 9, que exime a los países en desarrollo de la aplicación de medidas de salvaguardia en ciertas circunstancias, no impone el requisito de que se realicen modificaciones paralelas como parte de la determinación de la existencia de daño. A juicio de la Argentina, el único "paralelismo" respecto del cual los Miembros han llegado a un acuerdo es que sólo el mercado que sufre el daño puede aplicar medidas de salvaguardia.

3. Alegaciones relativas a los artículos 2 y 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias

15. La Argentina alega que, a pesar de articular una norma de examen que requiere esencialmente que la decisión sea "razonada" y el proceso de toma de la misma sea "explicado", el Grupo Especial cometió "un error legal importante" al "[ejercer] una revisión de novo general".28 En su comunicación del apelante, la Argentina se refiere a la norma de examen aplicada por el Grupo Especial encargado de examinar el asunto Estados Unidos - Imposición de derechos antidumping a las importaciones de salmón del Atlántico, fresco y refrigerado, procedentes de Noruega ("Estados Unidos - Salmón")29, así como a ciertas normas nacionales de revisión judicial, por ejemplo, en el Tribunal de Apelaciones del Circuito Federal de los Estados Unidos. La Argentina aclaró durante la audiencia que acepta que la norma de examen apropiada figura en el artículo 11 del ESD, y que el Grupo Especial identificó correctamente esta norma de examen. La posición de la Argentina es más bien la de que, habiendo identificado la norma de examen adecuada, el Grupo Especial no la aplicó correctamente. En cambio, según alega la Argentina, el Grupo Especial incurrió en error al realizar un examen "de facto de novo " de las constataciones y conclusiones de la autoridad investigadora de la Argentina.

16. A juicio de la Argentina, el enfoque del Grupo Especial demuestra que hay confusión acerca del significado de un examen de novo.30 El Grupo Especial sustituyó repetidamente la opinión de las autoridades argentinas por la propia y expuso su propia opinión sobre el análisis correcto que se debía hacer y las conclusiones a que se debía llegar. El análisis del Grupo Especial iba mucho más allá del enfoque adoptado en los asuntos a los que se refirió dicho Grupo.31 El Grupo Especial dedujo que el Acuerdo sobre Salvaguardias incluía metodologías, cuando de ellas nada dice ese Acuerdo, y lo hizo a pesar de que los Miembros no hubieran llegado a un acuerdo sobre tales metodologías. La Argentina impugna asimismo el hecho de que el Grupo Especial considerara que el objeto y fin del Acuerdo sobre Salvaguardias se centra en limitar las restricciones al comercio, y de que haya basado su razonamiento y decisión en esta consideración. La Argentina alega que el Acuerdo sobre Salvaguardias tiene, de hecho, por finalidad tanto aumentar la transparencia y disciplina en los casos de medidas de salvaguardia como liberalizar algunas normas relativas al artículo XIX, con el fin de alentar a los Miembros a eliminar las medidas de zona gris.

17. En lo concerniente al análisis por el Grupo Especial de la determinación de la Argentina de que las importaciones habían aumentado, la Argentina sostiene que el Grupo Especial vinculó el requisito de "aumento de las importaciones" con otros requisitos del artículo 2, y lo trató erróneamente como requisito cualitativo y no cuantitativo. En opinión de la Argentina, en su sentido corriente, el aumento de las importaciones significa que las importaciones han pasado a ser mayores, y, contrariamente a la posición adoptada por las Comunidades Europeas, no hay en el Acuerdo sobre Salvaguardias ninguna base fáctica o contextual para ningún requisito adicional.

18. La Argentina hace hincapié en que el Grupo Especial adoptó un punto de vista muy específico sobre cómo debía calcularse y compararse el "aumento" de las importaciones. Aunque el Grupo Especial reconoció que el período de base de cinco años seleccionado no era inadecuado y que, sobre la base de ese período de examen, las importaciones habían aumentado, continuó sin embargo su investigación e impuso varios obstáculos metodológicos que debían ser superados antes de que pudiera justificarse una constatación de "aumento de las importaciones". El Grupo Especial confundió el significado del término "ritmo" (tasa) en el artículo 4 incorporándole la noción de "dirección", y constató que sólo podía haber "aumento de las importaciones" en este caso si: i) al cambiar el año base 1991 por 1992 seguía observándose un aumento; ii) los análisis punta a punta y de los períodos intermedios se respaldaban mutuamente; y iii) se constataba que el descenso de las importaciones en 1994 y 1995 había sido.

19. La Argentina alega que, al tratar de llegar al resultado "correcto", el Grupo Especial pasó por alto lo siguiente: i) el año 1991 era un punto de partida adecuado para medir cualquier aumento, porque 1991 fue el año en que se llevaron a cabo las reformas de mercado en la Argentina; ii) el requisito de "respaldo mutuo" significa que prácticamente cualquier descenso de las importaciones durante un período de examen podría imposibilitar la constatación de un aumento de las importaciones; iii) la decisión de la Argentina en el Acta 338 expresamente señala que la declinación de las importaciones era debida a los derechos específicos impuestos a las importaciones de calzado.

20. La Argentina sostiene que, de hecho, el Grupo Especial no puso objeciones al análisis realizado por las autoridades argentinas, sino a su conclusión de que las importaciones aumentaron efectivamente. El Grupo Especial incurrió en error porque este enfoque tuvo como resultado una nueva determinación del peso que se debía dar a cada hecho. Este enfoque no se ajusta al requisito del artículo 11 del ESD de que se haga una evaluación objetiva. El Grupo Especial también infringió el artículo 11 del ESD al referirse a la determinación preliminar en lugar de la determinación final de las autoridades argentinas para apoyar sus constataciones. Además, el Grupo Especial infringió el párrafo 2 del artículo 3 del ESD al imponer a la Argentina obligaciones no contempladas en el Acuerdo sobre Salvaguardias.

21. La Argentina sostiene asimismo que el Grupo Especial incurrió en error al analizar la determinación por la Argentina de la existencia de "daño grave". A juicio de la Argentina, el párrafo 2 c) del artículo 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias sólo requiere una demostración de la pertinencia de los factores examinados, y no que se examine si todos los factores son pertinentes. El Grupo Especial constató erróneamente que la Argentina no había considerado debidamente los factores de utilización de la capacidad y de productividad, a pesar del hecho de que la productividad se menciona expresamente en el Acta 338 y de que las autoridades argentinas disponían de los datos necesarios para calcular la utilización de la capacidad.

22. La Argentina alega asimismo que el Grupo Especial interpretó erróneamente la prueba de la existencia de "daño grave", y constató luego que ésta era legalmente deficiente. El Grupo Especial "exigió" indebidamente a la Argentina que considerara los datos correspondientes a 1996 como parte de su determinación de la existencia de daño, y actuó erróneamente al desechar el argumento de la Argentina de que no podía haberse basado en los datos de 1996, porque el expediente mostraba claramente que esos datos estaban incompletos. La Argentina sostiene que corresponde y es razonable usar un único período de examen para el cual estén disponibles todos los datos, como base para considerar todos los factores de daño.

23. A pesar de algunas afirmaciones del Grupo Especial, la Argentina sostiene que el expediente es claro en lo que concierne a los datos utilizados en relación con cada factor de daño. Así pues, el Grupo Especial incurrió en error: i) al constatar que la Argentina infringió el Acuerdo sobre Salvaguardias porque los resultados del cuestionario no coincidían con los datos públicos de toda la industria; ii) al criticar el tratamiento dado por las autoridades de la Argentina a los datos de la parte interesada que diferían de los resultados del cuestionario; iii) al criticar la inconsistencia de los datos de la rentabilidad global de las firmas y el análisis del umbral de rentabilidad; y iv) al constatar que la Argentina no explicó de qué manera el cambio a una producción de mayor valor era señal de daño.

24. La Argentina alega que el Grupo Especial también incurrió en error en sus constataciones en lo que respecta a la relación de causalidad. Las autoridades argentinas llegaron a la conclusión de que las importaciones absorbieron una parte del mercado que tenía la rama de producción nacional, y que esto provocó la caída de la producción, la que a su vez originó una declinación de todos los indicadores financieros y económicos de las firmas investigadas. El Grupo Especial criticó este análisis y estableció tres "normas" propias. En primer lugar, el Grupo Especial exigió que la tendencia ascendente de las importaciones coincidiera con una tendencia descendente de los factores de daño. La Argentina hace notar que el párrafo 2 c) del artículo 4 del Acuerdo sobre Salvaguardias se refiere a "cambios", y no a "tendencias descendentes", de modo que no existe ningún requisito de que haya una tendencia descendente en cada uno de los años del período de examen. Además, el requisito de "coincidencia" en el tiempo no está implícito en el término "causa". En segundo lugar, el Grupo Especial utilizó la expresión "en condiciones tales" para establecer el requisito de que las "condiciones de competencia" entre el calzado argentino y el calzado importado en el mercado argentino del calzado demostraran la existencia de una "relación de causalidad" entre el aumento de las importaciones y el daño. La Argentina sostiene que en el Acuerdo sobre Salvaguardias no hay ninguna base para este requisito. En tercer lugar, el Grupo Especial exigió a las autoridades argentinas que demostraran que se habían analizado otros factores pertinentes y que el daño causado por factores distintos de las importaciones no había sido atribuido a éstas. La Argentina sostiene que este requisito va mucho más allá de los contemplados efectivamente en el Acuerdo sobre Salvaguardias y que no reconoce que el enfoque de las autoridades argentinas aseguraba que los factores macroeconómicos generales no se atribuían a las importaciones.

25. Por último, la Argentina considera que el Grupo Especial infringió el párrafo 7 del artículo 12 del ESD, que exige que el informe del Grupo Especial incluya "las razones en que se basen" sus conclusiones y recomendaciones. Por ejemplo, el Acta 338 expresamente señala que la declinación de las importaciones era debida a los derechos específicos impuestos a las importaciones de calzado en 1993. La Argentina sostiene que el Grupo Especial hizo caso omiso de ello al insistir que el Acuerdo sobre Salvaguardias requiere un análisis de las tendencias intermedias, y al criticar a la Argentina por no haber tenido en cuenta esas tendencias. La Argentina sostiene asimismo que el Grupo Especial interpretó erróneamente la prueba de la existencia de "daño grave", y constató luego que esa prueba era legalmente deficiente. Por lo tanto, en opinión de la Argentina, las conclusiones del Grupo Especial "no son racionales y no se derivan lógicamente de las pruebas".32




1 WT/DS121/R, 25 de junio de 1999.

2 Informe del Grupo Especial, párrafo 2.1. La Resolución entró en vigor el 25 de febrero de 1997.

3 Ibid., párrafo 8.2.

4 G/SG/N/6/ARG/1, G/SG/N/7/ARG/1, 25 de febrero de 1997.

5 G/SG/N/ARG/1/Suppl.1, G/SG/N/7/ARG/1/Suppl.1, 18 de marzo de 1997.

6 G/SG/N/8/ARG/1, 21 de agosto de 1997.

7 Informe del Grupo Especial, párrafos 5.250-5.251 y 8.127-8.128.

8 G/SG/N/10/ARG/1, G/SG/N/11/ARG/1, 15 de septiembre de 1997; corrigendum de 18 de septiembre de 1997.

9 G/SG/N/10/ARG/1/Suppl.1, G/SG/N/11/ARG/1/Suppl.1, 10 de octubre de 1997.

10 El MERCOSUR fue establecido el 26 de marzo de 1991, fecha en que la Argentina, el Brasil, el Paraguay y el Uruguay firmaron el Tratado de Asunción, que prevé la creación de un mercado común entre los cuatro Estados Parte.

11 G/SG/N/10/ARG/1/Suppl.2, G/SG/N/11/ARG/1/Suppl.2, G/SG/14/Suppl.1 y G/L/195/Suppl.1, 22 de octubre de 1997.

12 Informe del Grupo Especial, párrafo 2.5.

13 Ibid., párrafo 2.6.

14 Informe del Grupo Especial, párrafo 9.1. Las conclusiones del Grupo Especial se aplicaban a "la medida de salvaguardia definitiva en su forma jurídica inicial (es decir, la Resolución 987/97), así como en su forma posteriormente modificada (es decir, las Resoluciones 512/98, 1506/98 y 837/98)". (Informe del Grupo Especial, párrafo 8.305.) No se ha apelado contra esta constatación, por lo que se mantiene.

15 Informe del Grupo Especial, párrafo 8.69.

16 Ibid., párrafos 8.301 y 8.304.

17 Ibid., párrafos 8.289 y 8.292.

18 De conformidad con el párrafo 1 de la Regla 21 de los Procedimientos de trabajo.

19 De conformidad con el párrafo 1 de la Regla 23 de los Procedimientos de trabajo.

20 De conformidad con el párrafo 3 de la Regla 23 de los Procedimientos de trabajo.

21 De conformidad con la Regla 22 de los Procedimientos de trabajo.

22 De conformidad con la Regla 24 de los Procedimientos de trabajo.

23 En los párrafos 8.126, 8.127, 8.205, 8.207, 8.218 y 8.238 del informe del Grupo Especial.

24 Informe del Órgano de Apelación, WT/DS22/AB/R, adoptado el 20 de marzo de 1997, página 25.

25 Informe del Órgano de Apelación, WT/DS50/AB/R, adoptado el 16 de enero de 1998, párrafo 92.

26 Informe del Órgano de Apelación, Australia - Medidas que afectan a la importación de salmón (Australia - Salmón"), WT/DS18/AB/R, adoptado el 6 de noviembre de 1998, párrafo 110.

27 La Argentina cita un texto presentado el 31 de octubre de 1990 por el Presidente del Grupo de Negociación sobre las Salvaguardias (MTN.GNG/NG9/W/25/Rev.3), que incluía la siguiente propuesta para la última frase de la nota de pie de página:

Queda entendido que, cuando una unión aduanera aplique una medida de salvaguardia en nombre de un Estado miembro, [no se atribuirá al aumento de las importaciones ningún perjuicio imputable a la competencia de productores establecidos en otros Estados miembros de la unión aduanera, de conformidad con las disposiciones del apartado b) del párrafo 7] [dicha medida será aplicable a las importaciones procedentes de otros Estados miembros de la unión aduanera.] (Subrayado añadido por la Argentina.)

28 Comunicación del apelante presentada por la Argentina, página 26.

29 Informe del Grupo Especial, ADP/87, adoptado el 27 de abril de 1994, IBDD 41S/248, párrafo 406.

30 La Argentina hace notar que el examen " de novo " se ha definido como "trying the matter anew - as if it had not been heard before" (tratar el asunto nuevamente - como si no se lo hubiera tratado antes). Black's Law Dictionary (West Publishing Co., 5ª edición, 1979), página 392.

31 Informe del Grupo Especial encargado de examinar el asunto Estados Unidos - Restricciones aplicadas a las importaciones de ropa interior de algodón y fibras sintéticas o artificiales ("Estados Unidos - Ropa interior"), WT/DS24/R, adoptado el 25 de febrero de 1997, modificado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS24/AB/R; informe del Grupo Especial encargado de examinar el asunto Estados Unidos - Medida que afecta a las importaciones de camisas y blusas de tejidos de lana procedentes de la India ("Estados Unidos - Camisas y blusas"), WT/DS33/R, adoptado el 23 de mayo de 1997, confirmado por el informe del Órgano de Apelación, WT/DS33/AB/R.

32 Comunicación del apelante presentada por la Argentina, página 60.


Continuación: B. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado