Lo nuevo - Mapa del sitio - Calendario
Acuerdos Comerciales - Proceso del ALCA
Temas Comerciales
English - français - português
Búsqueda
 

ORGANIZACIÓN MUNDIAL
DEL COMERCIO

WT/DS219/AB/R
22 de julio de 2003

(03-3920)

Original: inglés

COMUNIDADES EUROPEAS - DERECHOS ANTIDUMPING SOBRE
LOS ACCESORIOS DE TUBERÍA DE FUNDICIÓN MALEABLE
PROCEDENTES DEL BRASIL 

AB-2003-2

Informe del Órgano de Apelación

 
 


ÍNDICE

  1. Introducción
     
  2. Argumentos de los participantes y de los terceros participantes 

A. Alegaciones de error formuladas por el Brasil - Apelante 

  1. Devaluación del real brasileño durante el período de investigación: Párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y artículo 1 del Acuerdo Antidumping

  2. Datos sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios: Párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping

  3. Acumulación: Párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  4. La Prueba documental CE-12: Párrafos 1 y 4 del artículo 3 y párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping
     
  5. Divulgación de información: Párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping
     
  6. Análisis implícito del factor "crecimiento": Párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  7. Relación causal: Párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

B. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado 

  1. Devaluación del real brasileño durante el período de investigación: Párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y artículo 1 del Acuerdo Antidumping
     
  2. Datos sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios: Párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping
     
  3. Acumulación: Párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  4. La Prueba documental CE-12: Párrafos 1 y 4 del artículo 3 y párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping
     
  5. Divulgación de información: Párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping
     
  6. Análisis implícito del factor "crecimiento": Párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  7. Relación causal: Párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

C. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado 

  1. Japón
     
  2. Estados Unidos
  1. Cuestiones planteadas en esta apelación 
     
  2. Devaluación del real brasileño durante el período de investigación: Párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y artículo 1 del Acuerdo Antidumping
     
  3. Datos por concepto de gastos administrativos, de venta y de carácter general y por concepto de beneficios: Párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping 
     
  4. Acumulación: Párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  5. La Prueba documental CE-12: Párrafos 1 y 4 del artículo 3 y párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping 

A. Párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping

B. Párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

  1. Divulgación de información: Párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping
     
  2. Análisis implícito del factor "crecimiento": Párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping
     
  3. Relación causal: Párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

A. "Factores de que tengan conocimiento, distintos de las importaciones objeto de dumping, que al mismo tiempo perjudiquen a la rama de producción nacional" 

B. No atribución 

  1. Objeción de procedimiento formulada por las Comunidades Europeas
     
  2. Fondo de la alegación formulada por el Brasil
  1. Constataciones y conclusiones 

ANEXO 1



 

Cuadro de los asuntos citados en el presente informe
 


Título abreviado

 

Título completo y referencia del asunto


CE - Accesorios de tubería

Comunidades Europeas - Derechos antidumping sobre los accesorios de tubería de fundición maleable procedentes del Brasil,
WT/DS219/R, 7 de marzo de 2003 ("informe del Grupo Especial").
CE - Ropa de cama Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Derechos antidumping sobre las importaciones de ropa de cama de algodón originarias de la India, WT/DS141/AB/R, adoptado el 12 de marzo de 2001.
CE - Ropa de cama (India - párrafo 5 del artículo 21) Informe del Órgano de Apelación, Comunidades Europeas - Derechos Antidumping sobre las importaciones de ropa de cama de algodón originarias de la India - Recurso de la India al párrafo 5 del artículo 21 del ESD, WT/DS141/AB/RW, adoptado el 24 de abril de 2003.
Corea - Bebidas alcohólicas Informe del Órgano de Apelación, Corea - Impuestos a las bebidas alcohólicas, WT/DS75/AB/R, WT/DS84/AB/R, adoptado el 17 de febrero de 1999, DSR.I, 3.
Egipto - Barras de refuerzo de acero Informe del Grupo Especial, Egipto - Medidas antidumping definitivas aplicadas a las barras de refuerzo de acero procedentes de Turquía, WT/DS211/R, adoptado el 1º de octubre de 2002.
Estados Unidos - Acero laminado en caliente Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medidas antidumping sobre determinados productos de acero laminado en caliente procedentes del Japón, WT/DS184/AB/R, adoptado el 23 de agosto de 2001.
Estados Unidos - Cordero Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medida de salvaguardia respecto de las importaciones de carne de cordero fresca, refrigerada o congelada procedentes de Nueva Zelandia y Australia, WT/DS177/AB/R, WT/DS178/AB/R, adoptado el 16 de mayo de 2001.
Estados Unidos - Gluten de trigo Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Medidas de salvaguardia definitivas impuestas a las importaciones de gluten de trigo procedentes de las Comunidades Europeas, WT/DS166/AB/R, adoptado el 19 de enero de 2001.
Guatemala - Cemento II Informe del Grupo Especial, Guatemala - Medida antidumping definitiva aplicada al cemento Portland gris procedente de México, WT/DS156/R, adoptado el 17 de noviembre de 2000, DSR 2000.XI, 5295.
India - Patentes (EE.UU.) Informe del Órgano de Apelación, India - Protección mediante patente de los productos farmacéuticos y los productos químicos para la agricultura, WT/DS50/AB/R, adoptado el 16 de enero de 1998, DSR 1998.I, 9.
India - Restricciones cuantitativas Informe del Órgano de Apelación, India - Restricciones cuantitativas a la importación de productos agrícolas, textiles e industriales, WT/DS90/AB/R, adoptado el 22 de septiembre de 1999, DSR 1999.IV, 1763.
Tailandia - Vigas doble T Informe del Órgano de Apelación, Tailandia - Derechos antidumping sobre los perfiles de hierro y acero sin alear y vigas doble T procedentes de Polonia, WT/DS122/AB/R, adoptado el 5 de abril de 2001.


Organización Mundial del Comercio
Órgano de Apelación

 

Comunidades Europeas - Derechos antidumping sobre los accesorios de tubería de fundición maleable procedentes del Brasil

Apelante:
Brasil
Apelado:
Comunidades Europeas

Tercero participante: Chile
Tercero participante: Estados Unidos
Tercero participante: Japón
Tercero participante México
AB-2003-2

Actuantes:

Ganesan, Presidente de la Sección
Baptista, Miembro
Sacerdoti, Miembro


I. Introducción

1. El Brasil apela contra determinadas cuestiones de derecho e interpretaciones jurídicas tratadas en el informe del Grupo Especial, Comunidades Europeas - Derechos antidumping sobre los accesorios de tubería de fundición maleable procedentes del Brasil (el "informe del Grupo Especial").1 El Grupo Especial se estableció para examinar una reclamación formulada por el Brasil acerca de la compatibilidad con el Acuerdo Relativo a la Aplicación del Artículo VI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (el "Acuerdo Antidumping") y el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (el "GATT de 1994") de la imposición de derechos antidumping por las Comunidades Europeas a las importaciones de accesorios de tubería de fundición maleable procedentes del Brasil.

2. El 29 de mayo de 1999, las Comunidades Europeas anunciaron la iniciación de una investigación antidumping sobre las importaciones de accesorios de tubería de fundición maleable originarias del Brasil y de otros siete países. Un productor brasileño (Indústria de Fundição Tupy Ltda.) fue objeto de la investigación antidumping.2 Las Comunidades Europeas impusieron a las importaciones derechos antidumping provisionales el 28 de febrero de 20003 y derechos antidumping definitivos el 11 de agosto de 2000.4 El 21 de diciembre de 2000, el Brasil solicitó la celebración de consultas con las Comunidades Europeas acerca de la imposición de derechos antidumping a sus exportaciones de accesorios de tubería de fundición maleable a las Comunidades Europeas.5 Cuando las consultas no permitieron solucionar la diferencia, el Brasil solicitó el establecimiento de un grupo especial que examinara la cuestión el 7 de junio de 2001.6 Los elementos de hecho de esta diferencia se exponen con mayor detalle en el informe del Grupo Especial.7

3. Ante el Grupo Especial, el Brasil alegó que las Comunidades Europeas habían actuado en forma incompatible con el artículo VI del GATT de 1994 y con varias disposiciones del Acuerdo Antidumping, concretamente el artículo 1, los párrafos 2, 4, 4.1 y 4.2 del artículo 2, los párrafos 1, 2, 3, 4, y 5 del artículo 3, los párrafos 2, 4, 6 y 9 del artículo 6, el párrafo 3 del artículo 9, los párrafos 1 y 2 del artículo 11, los párrafos 2 y 2.2 del artículo 12 y el artículo 15.8

4. En el informe del Grupo Especial, distribuido a los Miembros de la Organización Mundial del Comercio (la "OMC") el 7 de marzo de 2003, el Grupo Especial constató que las Comunidades Europeas habían actuado de manera incompatible con las obligaciones dimanantes:

a) del párrafo 4.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping al "reducir a cero" los márgenes de dumping negativos en su determinación del dumping; y

b) de los párrafos 2 y 2.2 del artículo 12 del Acuerdo Antidumping en cuanto que del Reglamento provisional o el Reglamento definitivo no se discernía directamente que las Comunidades Europeas hubieran abordado o explicado la falta de importancia de determinados factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.9

El Grupo Especial rechazó todas las demás alegaciones formuladas por el Brasil contra la medida antidumping.

5. En consecuencia, el Grupo Especial recomendó que "el Órgano de Solución de Diferencias solicite a las Comunidades Europeas que pongan su medida en conformidad con sus obligaciones dimanantes del Acuerdo Antidumping."10

6. El 23 de abril de 2003, el Brasil notificó al Órgano de Solución de Diferencias su intención de apelar contra determinadas cuestiones de derecho tratadas en el informe del Grupo Especial y determinadas interpretaciones jurídicas formuladas por éste, de conformidad con el párrafo 4 del artículo 16 del Entendimiento relativo a las normas y procedimientos por los que se rige la solución de diferencias (el "ESD"), y presentó un anuncio de apelación de conformidad con la Regla 20 de los Procedimientos de trabajo para el examen en apelación (los "Procedimientos de trabajo").11 El 5 de mayo de 2003, el Brasil presentó su comunicación del apelante.12 Brevemente, el Brasil alegó en la apelación que el Grupo Especial había incurrido en error al constatar que la imposición de derechos antidumping por las Comunidades Europeas no era incompatible con el párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 ni con el artículo 1, el párrafo 2.2 del artículo 2, los párrafos 1, 2, 3, 4 y 5 del artículo 3 o los párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping. El Brasil alegó además que el Grupo Especial había actuado de manera incompatible con el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping en relación con la admisión de la Prueba documental CE-12 al no evaluar si la autoridad investigadora había establecido adecuadamente los hechos. El 19 de mayo de 2003, las Comunidades Europeas presentaron su comunicación del apelado, en la que solicitaron que el Órgano de Apelación rechazara todas las alegaciones formuladas por el Brasil en la apelación.13 En la misma fecha, los Estados Unidos y el Japón presentaron sus comunicaciones de terceros participantes14 y Chile y México notificaron su intención de comparecer en la audiencia y de pronunciar en ella declaraciones como terceros participantes.15

7. La audiencia de esta apelación se celebró el 10 de junio de 2003. Los participantes y el Japón, tercero participante, pronunciaron declaraciones orales. Los participantes y todos los terceros participantes respondieron también a preguntas que les formularon los miembros de la Sección que entendía en la apelación.

II. Argumentos de los participantes y de los terceros participantes

A. Alegaciones de error formuladas por el Brasil - Apelante

1. Devaluación del real brasileño durante el período de investigación:
Párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y artículo 1 del Acuerdo Antidumping

8. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que ni el párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 ni el Acuerdo Antidumping exigían o permitían a la Comisión Europea que basara su determinación de la existencia de dumping únicamente en datos relativos a los precios de exportación correspondientes al último trimestre del período de investigación, es decir, en datos posteriores a la devaluación del real brasileño ocurrida en enero de 1999.

9. El Brasil sostiene que la razón de que se utilice un período de investigación en una determinación de la existencia de dumping es adquirir un conjunto finito de datos relativos a un período histórico reciente, a partir de los cuales se pueda extrapolar para formular una "hipótesis razonable" acerca del futuro. Según el Brasil, la devaluación del 42 por ciento que experimentó el real brasileño representó un cambio fundamental y duradero de las condiciones comerciales en que tienen lugar las exportaciones brasileñas, y su magnitud fue superior al margen de dumping del 34,8 por ciento. Por lo tanto, el Brasil aduce que la devaluación eliminó totalmente el dumping y que, si se hubieran utilizado los datos posteriores a la devaluación, no se habría podido formular la "hipótesis razonable" de que habría dumping en el futuro.

10. Según el Brasil, el Grupo Especial incurrió en error al constatar que en el párrafo 4.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping se exige a las autoridades investigadoras que utilicen todos los datos correspondientes a todo el período de investigación. El Brasil explica que en la primera frase del párrafo 4.2 del artículo 2 se dispone que los márgenes de dumping deberán establecerse normalmente utilizando el promedio de los precios de todas las transacciones de exportación. Sin embargo, en la segunda frase del párrafo 4.2 del artículo 2 se reconoce expresamente que pueden surgir situaciones en las que esta metodología no sea apropiada, por ejemplo, cuando la pauta de precios de exportación sea significativamente diferente según los distintos períodos. Los datos obtenidos durante el período de investigación indican que, aunque la devaluación no afectó al valor normal de las exportaciones brasileñas, las pautas de los precios de exportación en reales brasileños fueron completamente diferentes en los períodos anterior y posterior a la devaluación. Por lo tanto, de conformidad con el párrafo 4.2 del artículo 2, las Comunidades Europeas sólo estaban facultadas para utilizar en su determinación de la existencia de dumping los datos sobre los precios de exportación correspondientes a los tres últimos meses del período de investigación, que constituyeron el período posterior a la devaluación.

11. Además, el Brasil aduce que, con arreglo al párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994, la Comisión Europea estaba obligada a formular su determinación de la existencia de dumping de conformidad con la segunda frase del párrafo 4.2 del artículo 2. El párrafo 2 del artículo VI permite a los Miembros de la OMC que perciban derechos antidumping únicamente "[c]on el fin de contrarrestar o impedir el dumping". El Brasil aduce que, para cumplir esta condición fundamental, la Comisión Europea debía formular una "hipótesis razonable para el futuro" a partir de los datos obtenidos durante el período de investigación con objeto de "prever por anticipado el nivel del derecho antidumping que [era] estrictamente necesario para impedir el dumping en el futuro".16 Por lo tanto, la Comisión Europea debía elegir la metodología prevista en el párrafo 4.2 del artículo 2 que mejor le permitiera cumplir esta obligación, que es la metodología prescrita en la segunda frase del párrafo 4.2 del artículo 2, en particular la comparación del promedio ponderado del valor normal (basado en datos correspondientes a todo el período de investigación) con los precios de las transacciones de exportación individuales que tuvieron lugar durante el período de investigación, después de la devaluación. Según el Brasil, al no adoptar esta metodología y al imponer derechos pese a la repercusión de la devaluación, las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con el párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y, por consiguiente, con el artículo 1 del Acuerdo Antidumping.

12. El Brasil considera que no afecta a esta conclusión la declaración del Grupo Especial de que el Acuerdo Antidumping proporciona mecanismos para atender las situaciones en las que el dumping disminuye o cesa después de una determinación positiva de su existencia (mediante las devoluciones previstas en el párrafo 3 del artículo 9 y los exámenes a que se hace referencia en el artículo 11), porque la disponibilidad de mecanismos correctivos no justifica la imposición de derechos antidumping por encima de lo que es necesario para impedir el dumping. Según el Brasil, los mecanismos correctivos están destinados a tener en cuenta los cambios fundamentales que se producen después de la investigación pero, como la devaluación tuvo lugar durante el período de investigación, las autoridades estaban obligadas a tomarla en consideración en forma apropiada en el momento en que formularon la determinación inicial de la existencia de dumping.

13. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque las constataciones del Grupo Especial sobre esta cuestión y constate, en cambio, que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con sus obligaciones dimanantes del párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y el artículo 1 del Acuerdo Antidumping.

2. Datos sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios: Párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping

14. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que el encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping obliga a las autoridades investigadoras a utilizar datos reales sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios procedentes de todas las ventas en el curso de operaciones comerciales normales, incluidas aquellas que se consideren ventas de bajo volumen de conformidad con el párrafo 2 del artículo 2.

15. El Brasil sostiene que el encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping no exige expresamente que se utilicen todos los datos reales o que sólo se excluyan ciertos datos de la determinación de los gastos administrativos, de venta y de carácter general y de los beneficios. El Brasil aduce además que la interpretación que hace el Grupo Especial del párrafo 2.2 del artículo 2, que permite que las autoridades incluyan las ventas consideradas "no representativas" al reconstruir el valor normal, anula el propósito del párrafo 2 del artículo 2.17 Según el Brasil, la interpretación de una disposición de un tratado de manera que anule los efectos de otra disposición es incompatible con las normas de interpretación de los tratados dimanantes de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados.18 El párrafo 2 del artículo 2 impone a los Miembros la obligación de reconstruir el valor normal cuando el producto de que se trate se venda en el mercado interno en bajos volúmenes, que se estime que no "permit[e]n una comparación adecuada" con el precio de exportación. La finalidad de esta disposición, a juicio del Brasil, es evitar basar los valores normales en precios que pueden no representar las condiciones comerciales normales. El Brasil presenta un ejemplo con el que intenta demostrar que la interpretación del encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 hecha por el Grupo Especial socava esta finalidad. De acuerdo con este ejemplo, según el Brasil, si se incluyen en el cálculo de los gastos administrativos, de venta y de carácter general y de los beneficios de conformidad con el párrafo 2.2 del artículo 2, datos relativos a las ventas de bajo volumen, se llega al mismo resultado que si se hubiera utilizado el "valor normal" (es decir, los precios de las ventas en el mercado interno) y no era necesario "reconstruir" un valor normal. La interpretación que hace el Grupo Especial del encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 es, pues, contraria a las normas consuetudinarias de interpretación de los tratados.

16. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque la constatación del Grupo Especial de que el encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 obliga a las autoridades investigadoras a utilizar datos reales sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios procedentes de todas las ventas en el curso de operaciones comerciales normales, incluidas aquellas cuyas cantidades se consideren insuficientes de conformidad con el párrafo 2 del artículo 2 para permitir una comparación adecuada. El Brasil pide que el Órgano de Apelación constate, en cambio, que el encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 exige que se excluyan los datos reales procedentes de ventas cuyas cantidades se consideren insuficientes de conformidad con el párrafo 2 del artículo 2 para permitir una comparación adecuada y, por lo tanto, que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con esta obligación.

3. Acumulación: Párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

17. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que los análisis país por país de los volúmenes y los precios de conformidad con el párrafo 2 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping no son condición previa a la evaluación acumulativa de los efectos de las importaciones objeto de dumping prevista en el párrafo 3 del artículo 3.

18. A juicio del Brasil, el párrafo 2 del artículo 3 exige que las autoridades investigadoras tengan en cuenta, país por país, si ha habido un aumento de las importaciones objeto de dumping en términos absolutos o relativos y si los precios de esas importaciones son inferiores a los precios reales o los precios de referencia de la rama de producción nacional. Sólo cuando en estos análisis se identifican las importaciones procedentes de un determinado país como fuente probable de efectos negativos en la rama de producción nacional, se permite la acumulación de las importaciones de ese país de conformidad con el párrafo 3 del artículo 3. El Brasil sostiene que, si el párrafo 3 del artículo 3 tuviera el propósito de "hacer una excepción" a la obligación de analizar los volúmenes y los precios país por país prevista en el párrafo 2 del artículo 3, ello se habría mencionado claramente en el párrafo 3 del artículo 3.19 Además, según el Brasil, el requisito de que se realice un vago análisis de las "condiciones de competencia" previsto en el párrafo 3 del artículo 3 no puede sustituir a los análisis precisos de los precios y los volúmenes prescrito en el párrafo 2 de ese artículo.

19. El Brasil aduce que en el párrafo 2 del artículo 3 se exige un análisis de los "factores" que pueden causar daño (a saber, los volúmenes y los precios de las importaciones objeto de dumping), mientras que en el párrafo 3 del artículo 3 se permite la acumulación de los "efectos" de las importaciones objeto de dumping (y no de las propias importaciones). Estos "efectos" se descubren recurriendo al párrafo 4 del artículo 3. Así pues, según el Brasil, el orden lógico del artículo 3 exige que las autoridades investigadoras evalúen en primer lugar los factores que pueden causar daño (párrafo 2 del artículo 3), determinen a continuación si se cumplen las condiciones de la acumulación (párrafo 3 del artículo 3) y, por último, examinen la repercusión de las importaciones objeto de dumping sobre la rama de producción nacional (párrafo 4 del artículo 3). Interpretar que el párrafo 3 del artículo 3 permite la acumulación de los "factores" que causan daño implicaría la introducción en el Acuerdo Antidumping de palabras que no figuran en él, contrariamente a las normas de interpretación del derecho internacional público.

20. El Brasil sostiene que la interpretación que hace el Grupo Especial del artículo 3 daría lugar a resultados absurdos y socavaría las prescripciones de dicho artículo. En particular, la interpretación del Grupo Especial permitiría que el daño se atribuya a fuentes que no causan realmente daño. Por ejemplo, cuando las importaciones procedentes del país X y el país Y son objeto de dumping pero los factores que causan daño son el rápido aumento de la participación en el mercado y el bajo precio de las importaciones procedentes del país Y, se impondrían derechos antidumping a ambos países, aunque las importaciones procedentes del país X no causan daño. Además, la interpretación del Grupo Especial socavaría el requisito contenido en el párrafo 1 del artículo 3 de que la determinación de la existencia de daño se base en un "examen objetivo", porque hace más probable la constatación de la existencia de daño y hace responsable a un país del pago de derechos antidumping cuando no se puede decir que sus importaciones objeto de dumping causen daño. El Brasil sostiene que tales resultados son contrarios a los "principios básicos de la equidad fundamental".20

21. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque la constatación del Grupo Especial de que los análisis específicos por países de los volúmenes y los precios previstos en el párrafo 2 del artículo 3 no son condición previa a la acumulación de conformidad con el párrafo 3 de ese artículo y constate que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con los párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.

4. La Prueba documental CE-12: Párrafos 1 y 4 del artículo 3 y párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping

22. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que era procedente que se sometiera al Grupo Especial una nota interna para el expediente de la investigación que contenía un análisis de algunos de los factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3, presentada por las Comunidades Europeas al Grupo Especial como la Prueba documental CE-12. En primer lugar, el Brasil aduce que esta constatación se basa en una interpretación jurídica errónea de los párrafos 1 y 4 del artículo 3. En segundo lugar, aduce que el Grupo Especial no cumplió las obligaciones que le impone el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping al no asegurarse de que la Prueba documental CE-12 se elaboró durante la investigación.21

23. Según el Brasil, el párrafo 4 del artículo 3 requiere que haya una "indicación contemporánea y verificable de que la Prueba documental CE-12 existía durante la investigación", y este requisito no se cumplió.22 Al no cumplirse ese requisito, aduce el Brasil, el párrafo 4 del artículo 3 quedaría privado de sentido porque la autoridad investigadora podría formular una constatación de la existencia de daño sobre la base de un análisis incompleto. Citando el párrafo 1 del artículo 3, el Brasil sostiene además que las "pruebas contenidas en la Prueba documental CE-12" no pueden considerarse "pruebas positivas" porque su carácter contemporáneo no se ha establecido y "puede ponerse en duda"23, y que la evaluación que figura en la Prueba documental CE-12 no puede considerarse "objetiv[a]" porque no se ha establecido que se elaboró realmente durante la investigación.24

24. En relación con el supuesto incumplimiento por el Grupo Especial del párrafo 6 i) del artículo 17, el Brasil aduce que el Grupo Especial ejerció indebidamente sus facultades discrecionales al basar sus constataciones "exclusivamente en una mera afirmación" de las Comunidades Europeas de que la Prueba documental CE-12 se elaboró durante la investigación y en una presunción no confirmada de buena fe, en lugar de basarla en hechos positivos.25 Según el Brasil, la obligación de las Comunidades Europeas de presentar pruebas no podía ser reemplazada por una presunción de buena fe. El principio de la buena fe mencionado en el párrafo 10 del artículo 3 del ESD no se puede considerar un principio relativo a las pruebas. Más bien se refiere al debido proceso y exige que las partes cooperen en los procedimientos de solución de diferencias, inclusive presentando pruebas pertinentes al tribunal. Por último, el Brasil aduce que el carácter confidencial de la información no puede ser un obstáculo al debido examen de los hechos que se requiere en el párrafo 6 i) del artículo 17, en particular dado que el párrafo 2 del artículo 18 del ESD prevé un mecanismo específico para proteger tal información.

25. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque la constatación del Grupo Especial de que era procedente que se le sometiera la Prueba documental CE-12 y, por consiguiente, constate que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con los párrafos 1 y 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.

5. Divulgación de información: Párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping

26. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que las Comunidades Europeas no estaban obligadas de conformidad con los párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping a comunicar a las partes interesadas, durante la investigación antidumping, la información sobre determinados factores de daño contenida en la Prueba documental CE-12 porque la Comisión Europea había determinado que los datos contenidos en dicha prueba estaban en armonía con otros datos (que se habían divulgado) y no agregaban nada a su análisis de los factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.

27. Según el Brasil, al formular una determinación de la existencia de daño, las autoridades investigadoras deben evaluar la función, la pertinencia y la importancia relativa de, por lo menos, los factores enumerados en el párrafo 4 del artículo 3. Por lo tanto las constataciones de las autoridades investigadoras sobre cada uno de estos factores son necesariamente "pertinente[s]" en el sentido del párrafo 4 del artículo 6. El Brasil sostiene que no se puede permitir que las autoridades investigadoras decidan, por sí mismas, qué información es "pertinente" de conformidad con el párrafo 4 del artículo 6 y está relacionada con la defensa de los intereses de las partes a que se hace referencia en el párrafo 2 de dicho artículo. El Brasil aduce además que el artículo 6 es una "disposición fundamental para el debido proceso", con la que se intenta garantizar que las partes interesadas puedan defender sus intereses durante el propio procedimiento de investigación, en lugar de recibir la información pertinente únicamente después de que la investigación se haya completado y de que sus resultados queden reflejados en la determinación definitiva, como se requiere en el párrafo 2 del artículo 12.26 A juicio del Brasil, las obligaciones enunciadas en el párrafo 2 del artículo 6 y en el párrafo 2 del artículo 12 son obligaciones distintas relativas a períodos diferentes de una investigación antidumping.

28. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque la constatación del Grupo Especial de que las Comunidades Europeas no estaban obligadas a divulgar la información contenida en la Prueba documental CE-12 relativa a la evaluación de determinados factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3 y constate que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con los párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping.

6. Análisis implícito del factor "crecimiento": Párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

29. El Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que, al evaluar los demás factores de daño, la Comisión Europea había abordado implícitamente el factor "crecimiento" y, por lo tanto, no actuó de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.

30. Según el Brasil, la evaluación de cada uno de los factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3 debe ser expresa y no puede deducirse simplemente de la evaluación de los demás factores o considerarse implícita en ella. A juicio del Brasil, la interpretación en contrario del Grupo Especial es incompatible con el principio de la eficacia reconocido por el Órgano de Apelación, porque anula la obligación prevista en el párrafo 4 del artículo 3 de evaluar cada uno de los factores enumerados en esa disposición. La interpretación es también incompatible con la prescripción de que es la autoridad investigadora (y no el Grupo Especial) la que debe evaluar cada factor, porque el párrafo 6 i) del artículo 17 limita la función del Grupo Especial a determinar si las autoridades han establecido adecuadamente los hechos y han realizado una evaluación imparcial y objetiva de ellos.

31. En consecuencia, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque la constatación del Grupo Especial de que las Comunidades Europeas no actuaron de manera incompatible con el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping en su tratamiento del factor del "crecimiento".

7. Relación causal: Párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

32. El Brasil alega que el Grupo Especial incurrió en error al llegar a la conclusión de que las Comunidades Europeas no actuaron de manera incompatible con el párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping al realizar su análisis de la relación causal. En primer lugar, el Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que un factor "de que [tenía] conocimiento" la Comisión Europea en el contexto de sus análisis del dumping y el daño no era un factor "de que [tuviera] conocimiento" en el contexto de su análisis de la relación causal. En segundo lugar, el Brasil apela contra la constatación del Grupo Especial de que la Comisión Europea no atribuyó indebidamente a las importaciones objeto de dumping el daño causado a la rama de producción nacional por otros factores, aunque sólo analizó los efectos de esos otros factores individualmente y no colectivamente.

33. En relación con los otros factores "de que tengan conocimiento" a que se hace referencia en el párrafo 5 del artículo 3, el Brasil aduce que el costo de producción de la rama de producción comunitaria, que era relativamente elevado en comparación con el de la rama de producción brasileña, era un factor causal "de que [tenía] conocimiento" la Comisión Europea al realizar su análisis de la relación causal.27 Según el Brasil, esta diferencia entre los costos de producción se refleja en el "análisis del margen", es decir, en el hecho de que el margen de dumping constatado en el caso del exportador brasileño era del 34,8 por ciento mientras que el margen de subvaloración representaba el 82,06 por ciento del precio de exportación. El Brasil aduce que la autoridad investigadora conocía esta desventaja en cuanto al costo porque la propia Comisión Europea había calculado los márgenes de dumping y de subvaloración y poseía información completa sobre los costos de producción de los distintos productores. Además, el exportador brasileño había planteado esta cuestión en el contexto de las determinaciones de la existencia de dumping y de daño. Como la eliminación del dumping por el productor brasileño no habría dado lugar a una mejora importante de la situación de la rama de producción de las Comunidades Europeas, el Brasil sostiene que una parte significativa del daño, si no todo él, podía haber sido causada por el elevado costo de producción de la rama de producción nacional. Por lo tanto, la Comisión Europea tenía la obligación de realizar un análisis de no atribución respecto de este factor.

34. El Brasil sostiene que la Comisión Europea estaba obligada a examinar este factor aunque el productor brasileño no lo planteó expresamente como un factor causal. A juicio del Brasil, la interpretación del texto del párrafo 5 del artículo 3 indica que la autoridad investigadora no puede limitarse a evaluar únicamente los factores que se plantearon específicamente en el contexto del análisis de la relación causal. En el párrafo 5 del artículo 3 se exige que las autoridades investigadoras examinen "todas las pruebas pertinentes de que dispongan las autoridades" y "examin[en] también cualesquiera otros factores de que tengan conocimiento, distintos de las importaciones objeto de dumping". Por último, el Brasil aduce que en el texto español del párrafo 5 del artículo 3 se exige que las autoridades examinen "cualesquiera otros factores de que tengan conocimiento", con lo que queda claro que las autoridades deben examinar cualquier factor de que tengan conocimiento, independientemente de que lo haya planteado una parte interesada.

35. En relación con el análisis colectivo de otros factores de que tengan conocimiento de conformidad con el párrafo 5 del artículo 3, el Brasil aduce que la metodología utilizada por la Comisión Europea en el presente asunto implicó la evaluación de los factores causales individualmente pero no implicó la evaluación de su repercusión colectiva. El Brasil impugna la aplicación de esta metodología al presente asunto sobre la base de que priva al párrafo 5 del artículo 3 de su propósito de asegurar que los demás factores causales no sean ellos mismos la causa del daño constatado. Aunque cada uno de los factores individuales puede tener un efecto insignificante en el daño, múltiples factores insignificantes pueden contribuir conjuntamente al daño en forma significativa. Una metodología que sólo se ocupa individualmente de los demás factores de daño no aborda la posibilidad de que esos factores puedan colectivamente "eliminar el nexo causal entre el dumping y el daño".28 Según el Brasil, al examinar sólo individualmente cada factor de que tenga conocimiento, una autoridad investigadora atribuye en forma automática a las importaciones objeto de dumping los efectos perjudiciales de todos los demás factores de que tiene conocimiento. Así, la Comisión Europea, en la presente investigación, no identificó, aisló y analizó los efectos de tales factores, como lo prescriben el párrafo 5 del artículo 3 y la decisión del Órgano de Apelación en el asunto Estados Unidos - Acero laminado en caliente.29 Por último, el Brasil alega que el análisis individual de los factores realizado en el presente asunto puede llevar al resultado absurdo de que, cuanto mayor sea el número de factores causales, menos probable será que se constate que esos factores constituyen una causa significativa de daño, independientemente de sus efectos colectivos.

36. Por lo tanto, el Brasil pide que el Órgano de Apelación revoque las constataciones del Grupo Especial de que a) la diferencia entre los costos de producción de la rama de producción de las Comunidades Europeas y el exportador brasileño no era un factor "de que [tuviera] conocimiento", distinto de las importaciones objeto de dumping, que la Comisión Europea estuviera obligada a examinar; y b) la obligación de no atribución prevista en el párrafo 5 del artículo 3 no exigía en el presente asunto un examen de los efectos colectivos de otros factores causales. Por consiguiente, el Brasil pide que el Órgano de Apelación constate que las Comunidades Europeas actuaron de manera incompatible con sus obligaciones dimanantes del párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping.

B. Argumentos de las Comunidades Europeas - Apelado

1. Devaluación del real brasileño durante el período de investigación:
Párrafo 2 del artículo VI del GATT de 1994 y artículo 1 del Acuerdo Antidumping

37. Las Comunidades Europeas están de acuerdo con el Grupo Especial en que los métodos a que se hace referencia en la primera frase del párrafo 4.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping "parecerían exigir, en general, que se tengan en cuenta de manera coherente, y necesariamente, los datos de todo el período de investigación".30 Según las Comunidades Europeas, los criterios de objetividad e imparcialidad de las medidas adoptadas para determinar la existencia de dumping y el margen de dumping están implícitos en las normas específicas del artículo 2 del Acuerdo Antidumping porque, si esos criterios no existieran, las normas quedarían privadas de su eficacia. Las Comunidades Europeas sostienen que su sistema garantiza la objetividad al utilizar, para la determinación de la existencia de dumping perjudicial y la determinación de margen de dumping definitivo, todos los datos correspondientes a un período suficientemente prolongado, que se utiliza sistemáticamente en las investigaciones antidumping.

38. En cambio, según las Comunidades Europeas, el concepto brasileño de una "hipótesis razonable para el futuro" es intrínsecamente impreciso e introduce en el Acuerdo Antidumping un elemento de subjetividad por parte de la autoridad investigadora. Las Comunidades Europeas afirman, además, que no había ninguna garantía de que el productor brasileño mantendría la misma política de precios en las condiciones existentes inmediatamente después de la devaluación. Señalan también que el Acuerdo Antidumping contiene una disposición destinada a abordar los movimientos de los tipos de cambio (párrafo 4.1 del artículo 2), lo cual parece indicar que la respuesta adecuada a una devaluación monetaria no es la exclusión de determinados datos del período de investigación.

39. Citando el informe del Órgano de Apelación en el asunto CE - Ropa de cama,31 las Comunidades Europeas aducen que en el párrafo 4.2 del artículo 2 no hay nada que indique que la autoridad investigadora puede efectuar una selección entre las transacciones de exportación que tengan lugar dentro del período de investigación. A juicio de las Comunidades Europeas, la segunda frase del párrafo 4.2 del artículo 2 se refiere específicamente al "dumping selectivo", lo cual quiere decir al dumping concentrado en las ventas a determinadas regiones o clientes o que tengan lugar en determinados períodos. Por lo tanto, las Comunidades Europeas sostienen que esta frase no permite que la autoridad investigadora seleccione transacciones dentro del período de investigación sobre la base de una "hipótesis razonable para el futuro". Además, el párrafo 4.2 del artículo 2 no exige a las autoridades investigadoras que adopten una metodología determinada. En cambio, a juicio de las Comunidades Europeas, las autoridades investigadoras deben utilizar en principio uno de los dos métodos mencionados en la primera frase. Pueden recurrir a la metodología a que se hace referencia en la segunda frase únicamente cuando se dan determinadas circunstancias mencionadas en ella, lo cual no fue el caso en esta investigación antidumping.

40. En respuesta al argumento del Brasil de que los mecanismos de devolución y examen previstos en el Acuerdo Antidumping sólo actúan en relación con los acontecimientos que ocurren después del período de investigación, las Comunidades Europeas sostienen que los mecanismos correctivos funcionarían también en relación con los cambios de carácter "duradero" que tengan lugar durante el período de investigación.

2. Datos sobre los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios: Párrafo 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping

41. Las Comunidades Europeas aducen que la interpretación que hace el Brasil de los párrafos 2 y 2.2 del artículo 2 del Acuerdo Antidumping es incorrecta. En el texto del párrafo 2 del artículo 2 se identifican por separado las ventas de "bajo volumen" y las ventas no realizadas "en el curso de operaciones comerciales normales", distinguiendo así ambos tipos de ventas. Sin embargo, el encabezamiento del párrafo 2.2 del artículo 2 excluye expresamente los datos relativos a las ventas no realizadas "en el curso de operaciones comerciales normales", pero no menciona los datos relativos a las ventas de bajo volumen, lo cual indica que no limita la inclusión de esas ventas. Análogamente, las Comunidades Europeas declaran que los apartados i) y ii) del párrafo 2.2 del artículo 2, que tratan de la reconstrucción del valor normal, no mencionan la exclusión de los datos relativos a las ventas de bajo volumen.

42. Las Comunidades Europeas aducen que hay una explicación racional de la exclusión de las ventas no representativas del valor normal basado en los precios de venta pero al mismo tiempo se las incluya en el valor normal reconstruido. Habitualmente, el margen de dumping de un producto se calcula determinando un promedio ponderado de los márgenes de dumping correspondientes a las distintas variantes del producto similar sobre la base del volumen y el precio de las ventas de exportación. Si el volumen de las ventas internas de una determinada variante es reducido, habrá un mayor riesgo de que influyan en el cálculo los precios atípicos porque los precios correspondientes a esas ventas de bajo volumen se ponderarán según las ventas de exportación del producto más que según las ventas internas. En contraste, el volumen relativo de las ventas internas (en el país exportador) de las distintas variantes de un producto similar se tiene en cuenta en la reconstrucción del valor normal porque el promedio de los datos relativos a los gastos administrativos, de venta y de carácter general y los beneficios correspondientes a todas las variantes del producto similar se pondera sobre la base de las ventas internas. Así pues, el hecho de que un pequeño volumen de una variante del producto se venda a precios atípicos tendrá un efecto correspondientemente reducido en el margen de beneficio utilizado para reconstruir el valor normal. Las Comunidades Europeas aducen que el presente asunto, en el que el efecto de la inclusión de los datos de que se trata sería modificar el margen de beneficio, y por lo tanto el margen de dumping, únicamente en la centésima parte del 1 por ciento, ilustra la razón de ser del distinto tratamiento de las ventas de bajo volumen en los párrafos 2 y 2.2 del artículo 2.

43. Las Comunidades Europeas admiten que, en las circunstancias determinadas que caracterizan el ejemplo del Brasil (en el que se trata de un único tipo del producto, que se vende casi totalmente para la exportación y del que sólo se vende un bajo volumen, en forma rentable, en el mercado interno), sobre la base de la interpretación del Grupo Especial, el precio resultante de un valor normal reconstruido sería el mismo que se habría obtenido de las ventas internas rechazadas en un principio por no permitir una "comparación adecuada". No obstante, las Comunidades Europeas sostienen que este ejemplo no demuestra que la interpretación del Grupo Especial prive de eficacia al párrafo 2 del artículo 2. Según las Comunidades Europeas, las circunstancias postuladas por el Brasil son relativamente poco comunes. Las Comunidades Europeas declaran que, en la mayor parte de los casos (como en el presente asunto), no se plantearía el problema de que se llegue al mismo precio mediante el valor reconstruido y mediante la utilización de los precios correspondientes a las ventas internas de bajo volumen.

44. Por último, las Comunidades Europeas ponen de relieve que la inclusión de datos reales relativos a las ventas de bajo volumen no implica un sesgo intrínseco a favor o en contra del exportador. En realidad, según las Comunidades Europeas, la interpretación del Brasil parece dar a entender que la autoridad investigadora podría elegir a su arbitrio entre los datos reunidos, lo cual introduciría en el procedimiento antidumping un elemento subjetivo contrario a la objetividad que se desea lograr en el marco del Acuerdo Antidumping.

3. Acumulación: Párrafos 2 y 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

45. Las Comunidades Europeas aducen que el sentido corriente de los términos del párrafo 3 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping en su contexto indica que los volúmenes y los precios a que se hace referencia en el párrafo 2 del artículo 3 pueden evaluarse acumulativamente. El requisito previsto en el párrafo 3 del artículo 3 de que se calcule el volumen de las importaciones procedentes de cada país para establecer que "no es insignificante" indica, a juicio de las Comunidades Europeas, que no se exige que las autoridades investigadoras examinen si han aumentado las importaciones procedentes de cada país antes de realizar una evaluación acumulativa. Las Comunidades Europeas sostienen que la obligación de tener en cuenta los precios y el volumen de conformidad con el párrafo 2 del artículo 3 sigue existiendo, aunque el párrafo 3 del artículo 3 modifica esta norma para permitir que se los tenga en cuenta en forma acumulada y no país por país.

46. Las Comunidades Europeas aducen que un examen correcto del objeto y fin del párrafo 3 del artículo 3 demuestra que debe disponer la evaluación acumulativa del volumen y los precios porque precisamente los productores nacionales se enfrentan en el mercado interno con los efectos acumulados del volumen y los precios. Si una autoridad investigadora tuviera que establecer que las importaciones procedentes de cada país causan daño, la acumulación prevista en el párrafo 3 del artículo 3 sería redundante.32 En respuesta al ejemplo del Brasil que demuestra que, si no se tuvieran en cuenta país por país los factores a que se hace referencia en el párrafo 2 del artículo 3, ello daría lugar a una atribución inapropiada del daño, las Comunidades Europeas aducen que un país (por ejemplo el país X en el ejemplo del Brasil) puede ser a un tiempo "víctima" y "causa" del daño.33

47. Las Comunidades Europeas impugnan la idea del Brasil de que los términos "efectos" y "factores" se utilizan en el artículo 3 del Acuerdo Antidumping como "términos técnicos", es decir, términos que tienen sentidos precisos y diferentes.34 Las Comunidades Europeas señalan que en la última frase del párrafo 4 del artículo 3 se hace referencia a los "efectos" también como "factores" y que en los párrafos 1 y 4 del artículo 3 se hace referencia colectivamente a estos efectos como "repercusión". En los párrafos 1 y 2 del artículo 3 se identifica también el "efecto" de las importaciones objeto de dumping en los precios como la segunda de las cuestiones que las autoridades investigadoras deben tener en cuenta. Las Comunidades Europeas reconocen que la primera de estas cuestiones se describe como el "volumen de las importaciones objeto de dumping", sin que se mencionen expresamente los efectos. No obstante, las Comunidades Europeas aducen que, dado que el párrafo 5 del artículo 3 hace referencia a "los efectos del dumping que se mencionan en los párrafos 2 y 4", entender que esto se refiere únicamente a los efectos sobre los precios mencionados en el párrafo 2 del artículo 3 constituiría una "interpretación forzada" del párrafo 5 del artículo 3.35

4. La Prueba documental CE-12: Párrafos 1 y 4 del artículo 3 y párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping

48. Las Comunidades Europeas sostienen que no existe en la OMC una norma en materia de prueba que impida a los grupos especiales aceptar como prueba un documento producido durante una investigación antidumping a menos que vaya acompañado de una "indicación escrita contemporánea y verificable" de que realmente existía durante la investigación. Según las Comunidades Europeas, el requisito de las "pruebas positivas" que figura en el párrafo 1 del artículo 3 "no es una norma que reglamente las pruebas que los grupos especiales pueden tomar en consideración".36

49. Las Comunidades Europeas sostienen que no hay ninguna norma jurídica que limite el recurso de un grupo especial a una presunción de buena fe, y que la medida en que un grupo especial se basa en tal presunción queda a la discreción de éste. No obstante, las Comunidades Europeas impugnan la sugerencia del Brasil de que la única justificación que adujo el Grupo Especial para aceptar la autenticidad de la Prueba documental CE-12 fue que las Comunidades Europeas habían afirmado que era auténtica. Las Comunidades Europeas señalan que proporcionaron respuestas a las preguntas formuladas por el Grupo Especial acerca de las fuentes de la información y de la metodología en que se basaba la Prueba documental CE-12. La autenticidad del documento quedó demostrada por la compatibilidad entre los datos brutos que se habían reunido y el examen de esos datos en la Prueba documental CE-12, así como por la compatibilidad análoga entre las conclusiones descritas en la Prueba documental CE-12 y las enunciadas en el Reglamento definitivo.

5. Divulgación de información: Párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping

50. Las Comunidades Europeas aducen que, aunque el Grupo Especial actuó correctamente al rechazar la alegación formulada por el Brasil al amparo de los párrafos 2 y 4 del artículo 6 del Acuerdo Antidumping, su razonamiento no fue apropiado porque dio por supuesto implícitamente que esas disposiciones exigían que la Comisión Europea informara al productor brasileño de las conclusiones (en contraposición con la información) a que había llegado sobre la base de los datos obtenidos durante la investigación.37

51. Las Comunidades Europeas sostienen que el término "información" utilizado en el párrafo 4 del artículo 6 no comprende las conclusiones a que llegan las autoridades investigadoras a partir de los datos obtenidos en el curso de sus investigaciones, ni el razonamiento que aplican a esos datos. Según las Comunidades Europeas, esta opinión se apoya en el sentido corriente del texto del párrafo 4 del artículo 6 en su contexto. Las Comunidades Europeas sostienen que cuando el Acuerdo Antidumping hace referencia a "información" con la intención de imponer la obligación de notificar el razonamiento de las autoridades, lo hace expresamente (por ejemplo, en el párrafo 2.2 del artículo 12). Las Comunidades Europeas alegan que el examen del objeto y fin del párrafo 4 del artículo 6 respalda esta interpretación porque las prescripciones en materia de divulgación tienen el propósito de dar a las partes la oportunidad de influir en las conclusiones de las autoridades investigadoras. Según las Comunidades Europeas, no tenían la obligación de divulgar la Prueba documental CE-12 porque ésta contiene las conclusiones de su autoridad investigadora acerca de algunos de los factores de daño enumerados en el párrafo 4 del artículo 3; cualesquiera datos contenidos en la Prueba documental CE-12 se habían comunicado previamente a las partes interesadas en la medida en que ello era compatible con las prescripciones en materia de confidencialidad.

52. Citando el informe del Grupo Especial que se ocupó del asunto Guatemala - Cemento II, las Comunidades Europeas aducen también que el carácter general del párrafo 2 del artículo 6 no permite imponer a la Comisión Europea la obligación concreta de informar al exportador brasileño, en el curso de la investigación, acerca de cuestiones que están específicamente obligadas a comunicar al final de la investigación de conformidad con el párrafo 2 del artículo 12.38

6. Análisis implícito del factor "crecimiento": Párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

53. Las Comunidades Europeas aducen que la obligación prevista en el párrafo 4 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping de tener en cuenta cada uno de los factores enumerados en esa disposición es distinta de otras obligaciones dimanantes del Acuerdo Antidumping de divulgar o hacer pública información acerca de la manera en que una autoridad investigadora ha tenido en cuenta un determinado factor. En el presente asunto, el Grupo Especial constató que el examen del "crecimiento" era "implícit[o]" en el sentido de que se había realizado en el curso del examen de otros factores, examen que era claramente evidente en el expediente (inclusive en el Reglamento provisional). A juicio de las Comunidades Europeas, permitir el examen implícito de un factor evita que se adopte un enfoque formalista del párrafo 4 del artículo 3 sin hacer ineficaz el requisito sustantivo de que se examine cada factor. Además, según las Comunidades Europeas, ni en el párrafo 6 i) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping ni en ningún otro lugar de los acuerdos abarcados hay una norma que impida a los grupos especiales determinar si un factor se evaluó adecuadamente basándose en la evaluación de los demás factores. Las Comunidades Europeas sostienen que, por lo tanto, esa determinación queda a la discreción del Grupo Especial.

7. Relación causal: Párrafo 5 del artículo 3 del Acuerdo Antidumping

54. Las Comunidades Europeas aducen que el elevado costo de producción de la rama de producción comunitaria en comparación con el de la rama de producción brasileña no se planteó como factor causal ante las autoridades investigadoras y que, por lo tanto, éstas no tenían "conocimiento" de él en este contexto. Las Comunidades Europeas señalan que los factores que el Grupo Especial describió como conocidos por las autoridades investigadoras en el contexto de los análisis del dumping y del daño fueron las diferencias alegadas en el costo de producción y la percepción por el mercado de las variantes de "núcleo blanco" y "núcleo negro" del producto objeto de investigación. Como informó el Grupo Especial, la Comisión Europea había determinado durante la investigación que la diferencia entre los costos de producción era mínima y, por lo tanto, no podía haber sido un factor causal. Las Comunidades Europeas sostienen que esta determinación de la Comisión Europea es una cuestión de hecho y, por consiguiente, no es de la competencia del Órgano de Apelación. Por último, las Comunidades Europeas aducen que, incluso si la Comisión Europea hubiera tenido conocimiento de la diferencia entre los costos de producción descrita por el Brasil, las autoridades investigadoras no habrían estado obligadas a examinarla en una determinación de la relación causal de conformidad con el párrafo 5 del artículo 3 porque unaa diferencia en los costos de producción del producto examinado no es un factor "distinto[…] de las importaciones objeto de dumping".

55. Las Comunidades Europeas afirman que no es procedente que se presenten al Órgano de Apelación los argumentos del Brasil acerca del método aplicado por las Comunidades Europeas, consistente en analizar sólo individualmente cada factor causal, porque el Brasil no adujo ante el Grupo Especial que la Comisión Europea no hubiera tenido en cuenta el efecto colectivo de los "otros factores". Por lo tanto, las Comunidades Europeas sostienen que, en la medida en que la constatación del Grupo Especial implicaba una interpretación jurídica de las obligaciones de las autoridades investigadoras en relación con el efecto colectivo de los "otros factores", el Órgano de Apelación debería declarar que no surte efecto porque no se trataba de una cuestión en litigio. Análogamente, las Comunidades Europeas aducen que el Órgano de Apelación debería declarar también que cualquier constatación fáctica del Grupo Especial sobre esta cuestión no es pertinente a la determinación.

56. Pese a su objeción en cuanto a la admisibilidad de la alegación formulada por el Brasil acerca de esta cuestión, las Comunidades Europeas están de acuerdo con la constatación del Grupo Especial de que el examen que realizó la Comisión Europea de todos los posibles factores causales cumplió las prescripciones del párrafo 5 del artículo 3. Según las Comunidades Europeas, el Brasil no reconoce que un daño puede tener dos causas, cada una de las cuales podría haber sido suficiente para causar el daño. Por lo tanto, las Comunidades Europeas alegan que el requisito de un examen colectivo no sería de mayor ayuda para garantizar la existencia de una relación causal suficiente entre las importaciones objeto de dumping y el daño. Las Comunidades Europeas señalan además que en el párrafo 5 del artículo 3 no se prevé una metodología para el análisis de la relación causal por la autoridad investigadora, como lo reconoció el Órgano de Apelación en Estados Unidos - Acero laminado en caliente.39 Al requerir un examen de la repercusión colectiva de los otros factores, el Brasil amplía los requisitos jurídicos del párrafo 5 del artículo 3 más allá de los límites establecidos por el Órgano de Apelación y, en la práctica, prescribe los métodos y enfoques determinados que deben adoptar las autoridades investigadoras.



1WT/DS219/R, de 7 de marzo de 2003.

2Informe del Grupo Especial, párrafo 2.2.

3Reglamento (CE) Nº 449/2000 de la Comisión, de 28 de febrero de 2000, por el que se establece un derecho antidumping provisional sobre las importaciones de accesorios de tubería de fundición maleable originarias de Brasil, la República Checa, Japón, la República Popular de China, la República de Corea y Tailandia y por el que se acepta el compromiso ofrecido por un productor exportador en la República Checa, publicado en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas de 29 de febrero de 2000, serie L, Nº 55 ("Reglamento provisional").

4Reglamento (CE) Nº 1784/2000 del Consejo, de 11 de agosto de 2000, por el que se establece un derecho antidumping definitivo y se percibe definitivamente el derecho provisional establecido sobre las importaciones de accesorios de tubería de fundición maleable originarias de Brasil, la República Checa, Japón, la República Popular de China, la República de Corea y Tailandia, publicado en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas de 18 de agosto de 2000, serie L, Nº 208 ("Reglamento definitivo").

5WT/DS219/1, de 9 de enero de 2001.

6WT/DS219/2, de 8 de junio de 2001.

7Informe del Grupo Especial, párrafos 2.1 a 2.7.

8Informe del Grupo Especial, párrafo 3.1 y nota 15 a ese párrafo.

9Informe del Grupo Especial, párrafo 8.1 a).

10Informe del Grupo Especial, párrafo 8.8.

11Las cuestiones contra las que apeló el Brasil se exponen en su anuncio de apelación, WT/DS219/7, de 23 de abril de 2003, que figura en el anexo 1 al presente informe.

12De conformidad con la Regla 21 1) de los Procedimientos de trabajo.

13De conformidad con la Regla 22 1) de los Procedimientos de trabajo.

14De conformidad con la Regla 24 1)de los Procedimientos de trabajo.

15De conformidad con la Regla 24 2) de los Procedimientos de trabajo.

16Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 58. (las cursivas figuran en el original)

17Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 83.

18Hecha en Viena el 23 de mayo de 1969, documento de las Naciones Unidas A/CONF.39/27; United Nations Treaty Series, volumen 1.155, página 331; 8 International Legal Materials 679.

19Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 105.

20Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 113.

21En su anuncio de apelación, el Brasil alegó también que el Grupo Especial había infringido sus obligaciones dimanantes del artículo 11 del ESD al basarse en la presunción de buena fe (Anuncio de apelación, página 3, que figura en el anexo 1 al presente informe). No obstante, durante la audiencia, el Brasil aclaró que no persistía en su alegación al amparo del artículo 11. (Respuesta del Brasil a preguntas formuladas en la audiencia). El Brasil afirma también que, en la medida en que el Grupo Especial no examinó adecuadamente la naturaleza contemporánea de la Prueba documental CE-12, no examinó la cuestión sobre la base de "los hechos comunicados de conformidad con los procedimientos internos apropiados a las autoridades del Miembro importador", con arreglo al párrafo 5 ii) del artículo 17 del Acuerdo Antidumping.

22Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 124. Véase también ibid. párrafo 125, en el que se cita el informe del Grupo Especial, Egipto - Barras de refuerzo de acero, párrafo 7.49.

23Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 130.

24Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafos 129 y 130, en los que se cita el informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Acero laminado en caliente, párrafos 192 y 193.

25Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafo 146.

26Declaración pronunciada por el Brasil en la audiencia.

27Respuesta del Brasil a preguntas formuladas en la audiencia. En la comunicación del apelante presentada por el Brasil se describía el "factor" pertinente de diversas maneras, como el "análisis del margen", la "ventaja comparativa" del exportador brasileño y la "eficacia en función del costo" del exportador brasileño. (Comunicación del apelante presentada por el Brasil, párrafos 181, 184, 198, 199 y 204.)

28Declaración pronunciada por el Brasil en la audiencia.

29Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Acero laminado en caliente, párrafo 228.

30Informe del Grupo Especial, párrafo 7.104. (las cursivas figuran en el original)

31Informe del Órgano de Apelación, CE - Ropa de cama, párrafo 55.

32Respuesta de las Comunidades Europeas a preguntas formuladas en la audiencia.

33Comunicación del apelado presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 90.

34Comunicación del apelado presentada por las Comunidades Europeas, párrafos 81 y 83.

35Comunicación del apelado presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 85.

36Comunicación del apelado presentada por las Comunidades Europeas, párrafo 116.

37Aunque las Comunidades Europeas no están de acuerdo con el razonamiento en que se basó el Grupo Especial, no presentaron una apelación cruzada sobre este punto.

38Informe del Grupo Especial, Guatemala - Cemento II, párrafo 8.238.

39Informe del Órgano de Apelación, Estados Unidos - Acero laminado en caliente, párrafo 224.